No hay nada como la familia para ayudarte y apoyarte en tus proyectos creativos. En el caso de Joshua Hoffine sus hijos han ayudado mucho, aunque el resultado es bastante inquietante. La base de las fotografías que podemos ver a continuación son que los niños siempre tienen miedo de cosas que acechan en la oscuridad de la noche. La visión de siniestros payaso, monstruos debajo de la cama, seres escondidos en el armario y otras cosas, no dejan de inquietarnos ni aun cuando somos adultos. Muchos de nosotros seguimos teniendo ese miedo infantil cuando bajamos a un sótano oscuro o cuando nos acostamos y vemos que la puerta del armario está entreabierta. Los miedos que tenemos de niños no se van del todo, y esto es lo que quiere mostrar Hoffine.

Con la ayuda de sus propios hijos, este fotógrafo de Kansas expone sus propios demonios internos con imágenes que no dejan indiferente. Explorando la idea de que los miedos se van disipando con los años, queda claro que pueden ser igual de terroríficos ahora que como lo fueron siendo niños.

Sus hijos quedaron encantados ayudando a realizar estas fotografías. Se lo tomaron como una fiesta de disfraces de Halloween. Sabían que las fotografías iban ser de miedo y les encantaba la idea de asustar a la gente de este modo. Si te gustan las fotografías de este artista, puedes visitar su sitio Web para ver más cosas de su obra: Web de Joshua Hoffine.

foto-1

foto-2

foto-3

foto-4

foto-5

foto-6

foto-7

foto-8

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here