¿Has oído hablar de las escaleras de la muerte de Machu Picchu? Si vas de vacaciones o por cualquier otro motivo a Perú, una visita a Machu Picchu es casi imprescindible. El Machu Picchu se conoce también como la Ciudad Perdida y perteneció a los Incas. Es uno de los lugares de Perú más espectaculares por sus vistas y las antiguas ruinas que se conservan bastante bien. En la parte superior de las ruinas se encuentra la ciudadela de Huayna Picchu, donde se dice que vivió el sumo sacerdote de los Incas. Se dice que este sumo sacerdote subía a lo más alto del Machu Picchu junto a un grupo de personas para recibir el sol de la mañana. De esta manera celebraban el principio de un nuevo día.

Hay que decir que subir al Machu Picchu no es para todo el mundo. Hace falta tener aguante, no tener problemas respiratorios y sobre todo no tener vértigo. La elevación de la montaña donde se encuentra el Machu Picchu es de 2700 metros, por lo que no es un paseo por el campo. Esto es especialmente verdad si tenemos en cuenta que nos encontraremos con las escaleras de la muerte de Machu Picchu. Solo el nombre ya da miedo.

Las peligrosas escaleras de la muerte de Machu Picchu

El Machu Picchu es un lugar de visita turística muy importante. Los visitantes también deben saber que tiene un riesgo. No hay restricciones de por donde pueden ir los turistas. Pueden llegar a lo más alto del Machu Picchu si quieren. La subida es dura y hay partes donde las escaleras de piedra no lo ponen fácil. Por ejemplo, tenemos las llamadas escaleras flotantes, que son simples piedras que sobresalen de una pared con una caída al vacío interminable. Las rústicas escaleras de la muerte de Machu Picchu son más peligrosas en época de lluvias. Suele ser entre los meses de noviembre y abril.

Un paso en falso puede suponer caer a un precipicio que es mortal en algunos puntos. Por algo tienen el nombre que tienen. Ha habido varios accidentes de personas que se han caído al vació. Aunque oficialmente solo hay dos muertes registradas, puede que haya más que no han quedado oficialmente apuntadas. Una de las últimas fue por un turista alemán que se quiso hacer un selfie y se cayó. De todos modos, hay varios caminos más seguros que tienen un cordón de seguridad para aquellos que no les gusta las alturas. Te dejamos con un video para que te hagas una idea de lo que te encontrarás.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here