Hay cosas que no cuentan en el colegio sobre la historia, y lo cierto es que muchas veces es por vergüenza. Una de las cosas que mucha gente no sabe es lo algunas cosas que pasaron en la revolución de octubre en 1917. El reinado de los zares acabó debido al levantamiento de los bolcheviques. Esta revolución pasó por varias fases. Pero una de las más decisivas fue el asalto al palacio de invierno del zar en San Petersburgo.

La captura de este palacio marcó el éxito de la rebelión contra los zares, y era un buen motivo de celebración. Precisamente este fue el principio de algo que los líderes bolcheviques no habían calculado. El palacio fue tomado con relativa facilidad porque solo había cadetes y unos pocos soldados.

Lenin relató la historia de la toma del palacio de invierno del zar como algo heroico. Fue el éxito total de los bolcheviques contra el imperio de los zares. Sin embargo, no contó algunos detalles de lo que pasó en la toma del palacio.

La borrachera masiva de los bolcheviques

Como se ha dicho, la victoria de los bolcheviques fue absoluta, y tenían que celebrarlo. Lo que ocurrió es que una vez el palacio estaba en su poder, encontraron la bodega del zar. Eras una de las bodegas más grandes y notorias del mundo, donde había toda clase de vinos, coñac, whiskeys y vodkas de gran prestigio.

Se calcula que la bodega podía tener en ese momento bebidas alcohólicas por valor de casi cien millones de dólares de ahora. Esto provocó la histeria de todos los rebeldes que se entregaron a beber y festejar como nunca lo habían hecho.

La fiesta duró semanas y los testimonios documentados hablan de miles de personas completamente borrachas en toda la ciudad. Muchos bolcheviques viendo como la situación se estaba volviendo totalmente descontrolada, intentaron contener a la horda. Sin embargo, todo lo que hicieron no sirvió de nada.

La fiesta incontrolada que provocó varios muertos

 Para intentar controlar la situación, se pusieron barricadas en la bodega del zar. Fue un vano intento de que la gente dejara de sacar alcohol a las calles y siguiera la tremenda fiesta que se había montado. Sin embargo, los eufóricos rebeldes simplemente tiraron la barricada para acceder a la bodega.

Otro intento fue empezar a vaciar los grandes barriles por el desagüe. Dejaron de hacerlo para no enfrentarse de la furia de los bolcheviques ebrios de toda clase de bebidas de alta graduación. Otro intento fue tirar los barriles al río Neva. Esto fue un grave error que provocó un buen número de muertes.

Era octubre y las aguas del río Neva estaban heladas. Muchos de los rebeldes intentaron recuperar los barriles de vino del río, y murieron en el intento. Muchos bolcheviques muy borrachos se lanzaban al agua sin tener en cuenta el frío que hacía. Muchos no volvieron a salir del río.

La fiesta solo acabó cuando se acabó todo el alcohol

Las facciones más sobrias de la revolución habían intentado parar la locura alcohólica de sus compañeros sin éxito. Lo único que pudieron hacer fue dejar que todo siguiera su curso. Toda la ciudad se había convertido en una especie de gigantesca taberna donde miles de personas rondaban borrachas y sin rumbo.

La gran celebración solo terminó cuando ya no quedaba alcohol en ningún sitio. La bodega del zar quedó completamente seca y solo quedaba la enorme resaca de los bolcheviques. Así nació la poderosa Unión Soviética tras una de las borracheras más grandes y conjuntas que se recuerdan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here