La Estación Espacial Internacional todavía tendrá que estar orbitando durante mucho tiempo. Por este motivo la NASA siempre está buscando nuevas maneras de sacar el mayor provecho de sus misiones a esta estación. Una de los nuevos proyectos que tiene en marcha es añadir una extensión de unos 4 metros a la estructura. Cuando la nave de suministros vuelva a visitar la Estación Espacial Internacional el próximo Abril, llevará un módulo expandible llamado BEAM. Es básicamente una nueva habitación que se conectará a la parte trasera de la estación. Se hará con un brazo robótico para que los astronautas puedan inflar el módulo, lo cual llevará más o menos tres cuartos de hora.

Una vez el módulo esté completamente inflado, los tripulantes de la estación tendrán una nueva sala adicional. Sin embargo, este espacio no se usará de recreo. Solo les estará permitido hacer cuatro visitas a este módulo inflable, donde harán pruebas de temperatura, protección contra la radiación y otros procedimientos que les dará mucha información. Se mantendrá este módulo unos dos años, y luego se soltará de la estación dejando que se pierda en el espacio. Para ver como se hará todo esto, te dejamos una simulación en video más abajo.

Mientras que esta tecnología es todavía muy nueva, en el futuro podría tener muchas aplicaciones para crear zonas habitables en la Luna o incluso en Marte. Se ha pensado incluso la posibilidad de crear estos módulos mientras se está en una misión espacial. Se tendrían que transportar impresoras 3D y usarlas para crear las partes de estos módulos. De esta manera, la nave espacial podría ampliarse sin tener que enviar nuevos módulos. De todos modos, todavía queda mucho para poder hacer esto, aunque la estación espacial ya tiene una impresora 3D para hacer ciertas cosas. Mientras tanto, echa un vistazo al video para hacerte una idea de lo que se hará en Abril.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here