De las muchas leyendas urbanas que existen, una relativamente reciente ha sido la del Vampiro de Richmond. Además de esto, esta leyenda se asocia con otra leyenda urbana que trata de un túnel encantando llamado el túnel de Church Hill. Tanto el túnel como el vampiro nos llegan de Richmond, el cual se encuentra en Virginia, Estados Unidos. Ya hemos hablado de otras historias de supuestos vampiros, pero en este caso el Vampiro de Richmond es especialmente espeluznante.

El origen del Vampiro de Richmond

Esta leyenda urbana empieza precisamente en el túnel de Church Hill, el cual fue construido en 1873 para el paso del ferrocarril. En el año 1902 el túnel fue cerrado ya que no era demasiado usado y los costes de mantenimiento eran altos. Sin embargo, en los años veinte la ciudad creció tanto en población como en economía y se decidió abrir el túnel de nuevo. La compañía de ferrocarril pensó que podían sacar provecho a este paso del tren de más de un kilómetro de largo. Sin embargo, debido a que había estado abandonado tantos años se necesitaban limpiarlo y reforzar la estructura.

En Octubre de 1925 unos doscientos obreros estaban en el túnel trabajando en su reconstrucción antes de su apertura. Estaban trabajando en el techo del túnel en la entrada oeste. Por desgracia el techo se derrumbó y varias personas quedaron atrapadas dentro de la trampa mortal. Unas cuantos obreros pudieran salir arrastrándose de los escombros pero algunos murieron a causa de las heridas. Los servicios de rescate empezaron a quitar escombros y cascotes y encontraron algunos trabajadores muertos ocho días después. Otros cuerpos simplemente no pudieron ser rescatados debido a la naturaleza del derrumbe. La renovación del túnel se paró y se dejó todo como estaba.

La leyenda del túnel maldito de Church Hill

Después de esta desgracia empezaron a ocurrir cosas extrañas. Algunos testigos reportaron que al pasar cerca del túnel podían escuchar voces suplicando que les sacaran del túnel. Algunos también dijeron que podían escuchar ruidos de gente excavando dentro de las ruinas del túnel. Todo esto llevó a que el túnel se hiciera oficialmente un lugar encantado con los fantasmas de los obreros que no habían podido ser rescatados. Esto por si solo ya es una leyenda urbana que hizo de este lugar uno de los túneles más populares entre la comunidad de lo paranormal y lo oculto. ¿Qué tiene que ver el Vampiro de Richmond con el túnel de Church Hill?

La relación del Vampiro de Richmond con el túnel maldito

La creencia de un vampiro en Richmond ya existía antes del derrumbamiento del túnel de Church Hill. Era una leyenda urbana que era muy conocida localmente, aunque era algo desconocido fuera de Richmond. A raíz del derrumbamiento del túnel algunos testigos dijeron que habían visto a un hombre con enormes colmillos alimentándose de los obreros muertos en la entrada del túnel. En uno de los casos el testigo se ocultó sin que el supuesto vampiro le viera. Tuvo la sangre fría de seguirlo después hasta su cripta en el cementerio de Richmond.

Las autoridades del momento hicieron caso a este testigo y fueron a la cripta que les había indicado. Decidieron sacar y quemar todos los cuerpos que había en esa cripta y luego tapiaron la entrada. Lo cierto es que desde entonces hasta ahora no ha habido ni un solo caso del avistamiento del Vampiro de Richmond. Parece que consiguieron acabar con el quemando los cuerpos o no dejándole entre de nuevo en su tumba. Sea como sea, tanto el túnel de Church Hill como el Vampiro de Richmond se recuerdan a la perfección y mucha gente sigue sintiendo temor cuando pasan de noche por el túnel o el cementerio con la cripta tapiada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here