La La Bomba Atómica en Hiroshima y Nagasaki

El 6 de Agosto de 1945, los Estados Unidos usaron una nueva arma que nadie había conocido hasta entonces, y que fue lanzada en la ciudad japonesa de Hiroshima. Era una bomba atómica y su potencial era igual a veinte mil toneladas de dinamita. La ciudad quedo arrasada y murieron en un instante cientos de miles de personas. Mientras que las autoridades japonesas todavía estaban intentando comprender lo que había pasado y como había podido ocurrir esta destrucción, se lanzó otra bomba similar, pero esta vez en la ciudad de Nagasaki. La Bomba Atómica en Hiroshima y luego en Nagasaki fueron un antes y después.

¿Cómo fue exactamente este proceso? El lunes de madrugada un bombardero del tipo B-29 llamado Enola Gay partió de una isla ubicada en el pacífico norte, a unos 2500 kilómetros del sur de Japón. Había doce miembros de la tripulación trabajando para que todo saliera según lo previsto en esta operación considerada de alto secreto. El nombre del avión fue elegido en honor a la madre del piloto, y fue pintado en un lado del avión justo antes de despegar.

bomba-hiroshima

Un impresionante avión para llevar las bombas

Este tipo de bombardero es una verdadera fortaleza volante y puede llevar grandes cantidades de carga en su interior. Sin embargo, para poder llevar algo tan pesado como la bomba atómica, el avión tuvo que ser modificado con motores más potentes, nuevos propulsores de hélice y unas puertas de apertura en la panza que fueran más rápidas al abrir. Solo quince de este tipo de aviones fueron modificados de esta manera.

Incluso con todas estas modificaciones, el bombardero tenía que usar una pista más larga para poder coger la velocidad necesaria y poder despegar. Por este motivo, no despegó hasta que estaba prácticamente en el borde de donde empezaba el agua (la base para despegar estaba en la misma costa). El avión fue escoltado por otros dos bombarderos que llevaban cámaras y varios dispositivos de medida. Otros tres aviones había despegado algún tiempo antes para comprobar las condiciones meteorológicas.

En un gancho puesto en el techo del avión, está la bomba que iba a ser lanzada sobre Hiroshima. Solo quince minutos antes de llegar a la cuidad japonesa, se empezó a armar el dispositivo. Este procedimiento llevaba precisamente ese cuarto de hora, por lo que fue prácticamente una cosa detrás de la otra.

Resultados inciertos en “Little Boy”

enola-gayA esta bomba atómica le fue dado de nombre Little Boy” y estaba compuesta principalmente de un extracto de uranio. Cabe destacar que este tipo de uranio específico no se había probado, ni tampoco se habían hecho pruebas de bombas atómicas siendo lanzadas de aviones. Algunos científicos y políticos decidieron que no se avisara de este lanzamiento a los japoneses para no quedar mal en caso de que la bomba no funcionara como se esperaba.

Se habían elegido cuatro ciudades como posibles objetivos. El motivo por el que se eligieron era porque no habían sido prácticamente tocadas durante la guerra. Se quería que la bomba causara una gran impresión a nivel mundial, y unas ciudades que se consideraban “seguras” era la mejor manera de demostrar en qué consistía esta terrible arma. Por tanto, es la madrugada del 6 de Agosto las compuertas del B-29 se abrieron y “Little Boy” cayó hacía la ciudad. Estalló a unos 550 metros de la superficie.

Los testimonios que vieron las explosiones

Lo que describen los testigos que iban en los aviones lo explican como una impresionante seta gigante de color púrpura gris con una núcleo rojo en el interior, donde todo se quemaba dentro. Lo comparaban con la lava que surge de un volcán, pero en este caso estaba cubriendo toda la ciudad. Se calcula que esta nube en forma de seta alcanzó los 1200 metros de altura.

hiroshimaEl copiloto del Enola Gay recuerda que unos minutos antes habían visto una ciudad perfectamente visible, pero después no se podía ver absolutamente nada. Solo se podían ver incendios en las paredes de las montañas colindantes a la ciudad. Dos terceras partes de Hiroshima fueron destruidas y la mayoría de los edificios fueron destruidos. Tal fue el calor generado, que la piedra y los metales se fundieron juntos. En las paredes se podían ver sombras de personas que literalmente se desintegraron.

A diferencia de otros ejemplos similares donde se probaron armas y estrategias nuevas, en lugar de instalaciones militares o puntos estratégicos, se atacó a una ciudad entera. La bomba atómica de Hiroshima mató a civiles donde había mujeres, niños, ancianos y hombres sin que simplemente trabajaban para poder subsistir (aparte también de soldados). Se estima que murieron 70 mil personas al instante y otras muchas miles lo hicieron como consecuencia de la radiación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here