Hace unas pocas semanas ha fallecido Judy Clericuzio de Cañones y Mantequilla. Muchos no sabrán quién es o el nombre del grupo, pero si eres de España y en especial de Madrid, seguro que te suena Cañones y Mantequilla. Judy Clericuzio junto a su pareja Jack Jamison crearon el grupo country blues más famoso de España, donde nos regalaron décadas de música y buen rollo.

Tanto Judy Clericuzio como Jack Jamison eran americanos de origen, pero como tantos otros, se enamoraron de España y decidieron quedarse. Aunque se lo hubieran dicho, posiblemente no se creyeran que serían una parte importante de una música que en España apenas se escuchaba. Les pilló por medio la llamada Movida Madrileña y comenzaron a actuar en todos los locales que ofrecían música en directo. La aceptación que tuvieron fue increíble y ya no pararon.

Los orígenes de Cañones y Mantequilla

Judy Clericuzio nació en Washington y llegó a España en 1969 como muchos otros turistas americanos haciendo turismo. En su caso llegó con un grupo de chicas católicas haciendo un viaje muy peculiar, y era visitando todos los lugares se España donde se habían producido supuestos milagros. Se quedó enganchada con lo que vio y decidió quedarse por un tiempo en España.

El lugar que en el que decidió asentarse fue Benidorm, donde se puso a trabajar en una hamburguesería para ganarse la vida. Fue donde conoció a la que sería su pareja Jack Jamison. En 1971 Jamison estaba buscando trabajo en Benidorm y al preguntar por un empleo en la hamburguesería conoció a Judy. En su caso llevaba desde 1965 viviendo en Madrid.

Como curiosidad y tal como lo cuenta el video que ponemos al final del artículo, Jack Jamison se vio obligado a quedarse en Europa si no quería que le mandaran a Vietnam. El caso es que ambos tenían algo en común, y era su amor por la música. Ella tenía una buena voz y cantaba, y el por su parte cantaba, tocaba la guitarra, la armónica e incluso el banjo. Se unieron como pareja sentimental y también artística. Habían nacido los Cañones y Mantequilla.

Durante los años setenta combinaron los trabajos en bares y restaurantes con la música, y poco a poco se fueron volviendo conocidos. En el caso de Judy Clericuzio, también sacaba tiempo para hacer coros para otros artistas, como Miguel Ríos e incluso fue a Eurovisión para hacer los coros a Micky. Aun así, su verdadera pasión era el grupo que ella y Jamison habían formado.

De Benidorm a Madrid

Durante un tiempo actuaron en varios locales de Benidorm y en otras zonas de la costa levantina, pero no era suficiente. El centro musical del país estaba en Madrid y en 1973 decidieron hacer el movimiento de Benidorm a la capital.

En Madrid no pararon de tocar en locales, clubes o en cualquier sitio donde hubiera música en vivo. A eso se dedicaron en los años setenta y empezaron a forman una sólida reputación tocando su música country. Como se ha dicho, este tipo de música no era muy común en España y se convirtieron en máximo exponente de este estilo musical. Sus inicios fueron sobre todo tocar en el club Candelario del barrio de Salamanca, donde actuaban todas las semanas.

Gracias a la embajada americana en Madrid, también recibieron ayuda para hacer algunas giras por España. Ya se estaban haciendo un nombre en Madrid y en otras partes del país, y al final captaron la atención de la compañía discográfica CBS. Esto les llevó a grabar su primer disco «Don´t Pull My Leg» (“No me tomes el pelo”).

Grabaron varios discos más y no paraban de hacer conciertos, sobre todo en Madrid, la ciudad que sería su hogar para el resto de sus vidas. Eso no significa que no llevaran su música a otros países, ya que tocaron en Francia, Alemania y Portugal, e incluso representaron a España en el Festival Country de Wembley en 1991.

Judy Clericuzio, Jack Jamison y la movida madrileña

La llamada Movida Madrileña fue un movimiento ocurrido en Madrid en los años ochenta, y fue una explosión cultura y musical que no se había conocido hasta el momento. Cientos de grupos musicales empezaron a aparecer por todas partes y los locales se llenaron de conciertos y gente que quería más música. Cañones y Mantequilla ya llevaban tiempo en el escenario, pero los años ochenta les dio una mayor exposición al público en general.

Era habitual verles en locales de copas por toda la capital tocando su música y colaborando con otros grandes músicos, tanto españoles como americanos. Yo tuve la suerte de verles varias veces en un local llamado el COMIX en Aluche, y fueron increíbles en cada uno de sus conciertos.

Judy Clericuzio y Jack Jamison trajeron a España una música que no era tan popular en ese momento, e hicieron que la gente saboreara una versión real de cultura americana. Junto a músicos como David Gwynn a la guitarra, hicieron que muchas noches fueran inolvidables con su música.

Los siguientes años de Cañones y Mantequilla

Judy y James nunca pararon de tocar con su grupo Cañones y Mantequilla, y se les podía ver en el sitio menos esperado. Seguían afincados en Madrid pero constantemente eran invitados a festivales y eventos en todo el país. También hacían salidas a festivales en otros países para que compartieran su música. Aunque no eran mainstream como otros grupos que aparecen en los medios, tenían una legión de seguidores tanto en España como en otros países.

Por desgracia, Judy Clericuzio falleció el 21 de octubre de 2019 en Madrid tras una larga enfermedad. Llego en 1969 para estar solo una temporada y pasó el resto de su vida en España compartiendo con nosotros su gran talento. Te dejamos con este video de Judy y James hablando de su trayectoria musical con Cañones y Mantequilla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here