Hace muy poco un video en Facebook se ha hecho viral, y es el de un hombre intentando abrazar a un gigantesco oso de 680 kilos. La respuesta a esto ha sido que once millones de personas han visto el video. Los encuentros entre osos gigantes y personas no siempre salen bien, y puede que sea este el motivo por el que tanta gente ha querido ver el video. En este caso, el resultado no fue el que mucha gente esperaba. También es cierto que la persona de video llamado Jim Kowalczik crió a este animal cuando era un pobre osezno herido con un futuro incierto. El oso se llama Jimbo y tiene una altura de 2,74 metros.

En el video se puede ver como Kowalczik le da un abrazo a este oso Kodiak mientras este a su vez le lame la cara. Este video y otros muchos han sido publicados por el centro Orphaned Wildlife Center, el cual es un lugar de rehabilitación para animales huérfanos. Jim Kowalczik es un oficial retirado que junto a su mujer Susana empezaron a trabajar en este centro para animales desvalidos.

Este oso en particular es uno de los 11 que hay en el centro, el cual está ubicado a solo dos horas de la ciudad de Nueva York. Tanto Jimbo como los otros osos fueron traídos cuando eran pequeños. Sufrían heridas que les impedía sobrevivir en la naturaleza, y por eso se les cuidó desde su infancia. Aparte de osos, el centro tiene caballos, ciervos y ardillas. Sin embargo, no es un zoológico ya que la meta principal es que los animales se recuperen y no se reciben visitas del público. La idea es liberarlos una vez que se encuentran bien.

Según cuenta la directora del centro Kerry Clair, los otros osos son tan amigables como el del video, ya que han sido criados por humanos. El problema es que una vez que tienen esta conexión con las personas, no pueden volver a la naturaleza.

La dificultad de criar osos en cautividad

jimbo el osoEn muchas maneras, este centro para animales huérfanos va contra la naturaleza. Para empezar, es un método de convivencia fuera de lo normal, ya que los osos suelen viajar solos. Por otro lado, se han juntado en un mismo recinto varios tipos de osos, como son osos negros y osos pardos. Los permisos para poder criar a estos osos tampoco es algo fácil de conseguir. Esto es porque para cada tipo de oso hay un permiso diferente. También hay al menos tres inspecciones sorpresa al año para chequear el estado de los animales.

En el centro, los osos no tienen que cazar. Durante sus meses más activos pueden llegar a comer hasta 13 kilos de comida al día. Para poder mantener a un oso hay que saber muy bien sus preferencias alimenticias y su comportamiento para comer. Algunos prefieren comidas vegetarianas mientras otros prefieren carne. Algunos osos incluso apartan cosas de su comida con una garra si no les apetece. En lo que coinciden todos es con los cacahuetes, los cuales parece que los enloquecen.

No todos los osos son iguales

Según nos cuente Clair, las personalidades de los osos varían mucho entre ellos. Algunos son más inteligentes que otros, lo mismo que pasa con la gente. También ha comentado que las interacciones entre los osos y las personas suelen tener resultados desastrosos. Por este motivo los métodos que tienen para tratar con estos animales es siempre usando el sentido común. Hay que recordar siempre que los osos son animales salvajes y con una fuerza tremenda.

El cuidador de Jimmy Jim Kowalczik dijo que los osos fueron tratados como “niños”. El amor que recibe de estos animales lo compensa todo, incluso los riesgos de tratar con seres tan grandes e impactantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here