La segunda guerra mundial se luchó en muchos puntos del planeta, pero lo que no sabe mucha gente es que también se luchó en tierras Estadounidenses. Entre 1942 y 1943 se produjo la invasión japonesa de Alaska, que fue técnicamente como invadir Estados Unidos.

Los japoneses invadieron solo dos islas, que fueron las de Attu y Kiska, pero causó un gran revuelo en América. Esta ocupación asustó mucho a los estadounidenses y fue un periodo de la guerra que mucha gente ni siquiera sabe. Veremos algunas cosas de la invasión japonesa de Alaska que seguro que te sorprenden.

Fue el único territorio invadido de los Estados Unidos durante la guerra

zero japones derribado en alaska

El centro neurálgico de la segunda guerra mundial fue en Europa, aunque hubo grandes batallas en otras partes del mundo. El 6 de junio de 1942 la isla volcánica de Kiska fue invadida por los japoneses frente a las costas de Alaska. Al día siguiente también fue invadida la isla de Attu.

Habían pasado seis meses desde el ataque de Pearl Harbor y de nuevo la gente sintió miedo en los Estados Unidos. Fue la primera y única invasión oficial de territorio americano en la segunda guerra mundial. Se tomó muy en serio en su momento, aunque hoy en día apenas se recuerda.

Fue tal la repercusión cuando Japón invadió Alaska que el gobierno de Canadá decidió intervenir. Tropas canadienses se unieron a las tropas americanas enviadas a las islas Aleutianas. Sin embargo, la mayoría de los canadienses no tuvieron que entrar en combate.

La batalla de las Islas Aleutianas

islas aleutianas

Uno de los mayores enfrentamientos que tuvieron los japoneses con los americanos durante la invasión japonesa de Alaska, fue en Attu. Lo que no sabe mucha gente es que en la batalla de Attu ocurrió una de las cargas japonesas cuerpo a cuerpo  más grandes de la historia. Es lo que se conoce como un ataque banzai, palabra que conoce todo el mundo pero no sabe exactamente lo que significa.

Los ataques banzai fueron usados por el ejército imperial japonés durante la segunda guerra mundial en situaciones de inferioridad. Solía ocurrir cuando el enemigo era superior y solo había dos opciones, que eran rendirse o realizar un contraataque masivo. Se basaba en realizar un ataque a la carrera usando sus fusiles con bayonetas. Había que inflingir el mayor daño posible al enemigo, aun a costa de tener muchas bajas propias.

Hacer estos ataques banzai no funcionaban muy bien contra un enemigo grande. Sin embargo, la idea era causar el máximo terror posible en las tropas enemigas. Era algo parecido a o que hacían con sus ataques con kamikazes. Todas estas estrategias confundían a los americanos por su salvajismo fuera de toda lógica. También les afectaba ver como los japoneses no tenían miedo a morir en combate, y lo hacían causando estragos en sus ataques.

El 29 de mayo de 1943 la balanza era favorable a los americanos y por eso se ordenó el mayor ataque banzai que se conoce. Se enviaron al ataque a todas las tropas japonesas que quedaban en la isla de de Attu. Los americanos no se esperaban un ataque semejante y los japoneses obtuvieron una primera victoria en esta batalla. Sin embargo, duró poco ya que las tropas americanas se organizaron de nuevo y contraatacaron.

De los 2300 soldados japoneses que quedaban en Attu y realizaron el ataque banzai, solo quedaron unos treinta soldados.

La batalla de Attu fue dura por otras cosas también

Cuando Japón invadió Alaska

La batalla de Attu que acabamos de comentar fue terrible por muchos motivos. No solo fue el enfrentamiento entre japoneses y americanos lo que causó tantas víctimas, sino las inclemencias meteorológicas. De hecho, se esperaba que la recuperación de la isla de Attu se pudiera hacer en unos pocos días. Fue un grave error de los americanos ya que llevaron a la isla poco equipamiento.

El tiempo en esa parte de Alaska era durísimo y los americanos no fueron preparados para ello. Tampoco los japoneses fueron preparados para el mal tiempo que había en las islas. Ambos bandos sufrieron el terrible frío y muchos soldados sufrieron congelaciones y miembros engangrenados. Por si fuera poco, se quedaron sin suministros y la comida escaseaba en unas condiciones terribles.

El primero caso masivo de suicidio por el ritual Gyokusai

invasión de Alaska

El ritual Gyokusai es una forma de suicidio masivo que realizaron varias veces los soldados japoneses en la segunda guerra mundial. Lo hacían en nombre del emperador Hirohito y era la forma de no ser capturado por el enemigo, lo cual era un deshonor. En la batalla de Attu las cosas estaban ya perdidas para los japoneses y estaba claro que los americanos reconquistarían la isla en poco tiempo.

A pesar del enorme ataque banzai que habían realizado, los japoneses sabían que iban a perder la isla. Por este motivo unos 500 soldados decidieron morir con honor mediante el ritual Gyokusai. Lo que hicieron fue poner granadas de mano cerca de su estómago y detonarlas.

Fue uno de los primeros casos de suicidio masivo por este ritual que se conocen. Sin embargo, no fue el último. Hay otros casos documentados en la segunda guerra mundial donde se realizaron estos suicidios masivos. Según avanzaba la guerra y Japón iba perdiendo territorios, muchos decidirían acabar con sus vidas para evitar el deshonor.

Fue la última batalla realizada en suelo americano

japoneses invadiendo alaska

Muchos piensan que las últimas batallas ocurridas en suelo americano fueron las de la guerra civil en el siglo 19. Sin embargo, no es cierto ya que técnicamente la última fue la batalla de las Islas Aleutianas. Fue además la batalla que llevó la segunda guerra mundial a las costas de los Estados Unidos.

De hecho, no todo el conflicto se hizo en tierra sino que hubo batallas marítimas, como es el caso de las islas Komandorski, donde los japoneses querían llevar suministros a las islas Attu y Kiska. Los americanos lo impidieron y lograron debilitar aun más la invasión japonesa de Alaska. Estados Unidos utilizó submarinos para hundir los barcos japoneses llevando los suministros.

¿Por qué invadió Japón las dos islas en Alaska?

Batalla de las Islas Aleutianas

La mayor parte de la guerra en las islas Aleutianas fue en la isla de Attu. De hecho, en Kiska no hizo falta combatir. Cuando la isla de Attu cayó ante los Estados Unidos, los soldados en Kiska decidieron rendirse. Pudieron ver de primera mano la matanza que se había producir en Attu con miles de muertos, y se rindieron.

Muchos se preguntan ¿Por qué invadió Japón las islas de Attu y Kiska? Lo cierto es que todavía no queda demasiado claro. Hubo muchas investigaciones por parte de los americanos, pero no tenía una lógica militar clara. La mayoría piensa que el plan de los japoneses fue desviar la atención de los americanos de lo que pasaba en el Pacífico.

También existe la teoría de que invadiendo las islas Aleutianas, se evitaría una invasión americana a Japón por esta vía. De hecho, algunos piensan que fue un primero paso para invadir el resto de Alaska.  Sin embargo, no era un camino estratégico para los americanos como se pudo ver después.

Lo cierto es que no se sabe muy bien qué querían conseguir los japoneses invadiendo estas islas. Lo curioso también es que sea un episodio que se haya olvidado por completo en una guerra mundial que fue documentada al milímetro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here