El tiburón blanco en una de las criaturas más fascinantes que existen sobre la Tierra. Es uno de los depredadores marinos de los que todavía no sabemos muchas cosas. Es también uno de los animales que no han podido ser doblegados por el hombre, aunque han estado al borde de la extinción debido precisamente a su caza indiscriminada. Por suerte, se hicieron leyes para protegerlos y su población ha ido aumentando poco a poco en los últimos años. Aunque la mayoría de la gente lo ve como una especie de monstruo devora hombres, lo cierto es que no estamos en su menú. Ni siquiera parece gustarle el sabor que tienen los seres humanos.

Los grandes tiburones blancos tienen como dieta principal focas y leones marinos, los cuales tienen mucha más grasa y valor alimenticio para ellos. Por decirlo de otra manera, para estos tiburones no valemos ni como aperitivo. Los ataques que se producen sobre las personas suelen ser al confundirnos con focas y otros animales marinos (sobre todo si vamos con aletas o sobre una tabla de surf). También suelen mostrar su curiosidad mordiendo objetos, y así saber de qué se trata. Hay que recordar que los tiburones no tienen manos para palpar las cosas. De hecho, la mayoría de los ataques a humanos acaban solo con el mordisco inicial, y no vuelven a atacar. Por desgracia, su mordisco es masivo y puede ser mortal.

Verlos cazar nos da una buena idea de lo poderosos que son y como han desarrollado sus habilidades para cazar. En el video se puede ver una de sus técnicas de ataque a cámara lenta grabados desde un barco de investigación de la universidad de biología marina de Plymouth. Como se puede ver, si realmente quisieran hacernos daño, lo tendrían más que fácil. Sin embargo y como se ha dicho, no tienen demasiado interés en nosotros los humano, lo cual es de agradecer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here