Espiar a los vecinos está mal, y esto es algo que el gran Alfred Hitchcock nos dejó claro en la película “La Ventana Indiscreta”. Por si alguien no se acuerda del argumento, trata sobre un periodista que tiene que quedarse en casa debido a una pierna rota. Por casualidad ve lo que parece ser un crimen a través de la ventana de su habitación. Desde este punto tiene que intentar demostrar a todos que ha presenciado un asesinato. No será fácil ya que todos piensan que es fruto de su imaginación. El actor que interpreta al maltrecho periodista es el formidable James Stewart junto a una siempre guapa Grace Kelly. Hay hablamos un poco de esta estupenda película que es todo un clásico en el cine de suspense.

En la historia original no están todos los personajes

foto-1

“La Ventana Indiscreta”  está basada en una historia corta llamada “Tiene que ser un asesinato” del novelista Cornell Woolrich. En el relato corto el protagonista no tiene una novia o una enfermera, aunque si tiene un ayudante que se acerca de vez en cuando para ver como está. El detalle de su pierna rota no se menciona hasta el final de la historia.

Hitchcock no solo se inspiró por la novela

foto-2

Muchas películas buscan su inspiración en casos reales, y este fue el caso de Hitchcock con “La Ventana Indiscreta”. Fueron dos crímenes que pudo leer en la antigua  prensa británica de unos años anteriores. Cogió elementos de estos dos crímenes y los puso en la película. Por ejemplo, el primero fue el caso del doctor Hawley Crippen, el cual mató a su mujer y dijo que se había ido de viaje. Finalmente se descubrió la verdad y fue arrestado. El segundo caso fue el de Patrick Mohan, el cual mató y descuartizó a su novia. Tiró las partes del cuerpo por la ventanilla de un tren, pero no sabía muy bien qué hacer con la cabeza. Este pequeño detalle inspiró a Hitchcock.

Grace Kelly cambió “La Ley del Silencio” por actuar en la película de Elia Kazán

foto-3

La actriz Grace Kelly tuvo en un corto espacio de tiempo dos ofertas. Una fue hacer “La Ley del Silencio” de Elia Kazán y la otra “La ventana indiscreta”. La actriz ya había trabajado con Hitchcock y quería hacerlo de nuevo. Sin embargo, si elegía “La Ley del Silencio” podría quedarse en Nueva York, lo cual era algo que prefería. Estuvo pensándolo durante bastante tiempo, pero al final se inclinó por Hitchcock y su película.

Los celos de la mujer de James Stewart

foto-4

La actriz Grace Kelly tenía fama de tener aventuras con muchos hombres, sobre todo si eran sus compañeros de reparto. Se sabe que algunas de estas aventuras las tuvo con hombres casados, y acabó con algunos matrimonios. La mujer de Stewart estaba horrorizada de que su marido hiciera una película con Kelly. Fue tal la su preocupación, que estaba constantemente en el rodaje para vigilar que no pasara nada.

Finalmente no pasó nada entre la actriz y Stewart. Algunos de los miembros del rodaje si reconocieron que a Grace Kelly le gustaba flirtear. Stewart por su parte parecía no importarle los flirteos de Kelly. Otra anécdota es que fue la única película en la que Grace Kelly fuma en pantalla. Siempre rechazó fumar frente a las cámaras, aunque hizo una excepción en “La ventana indiscreta”. Lo cierto es que técnicamente tampoco fumó. En la escena se puede ver a Kelly con un cigarro apagado, y en la siguiente está encendido para lo apaga rápidamente. No llega a ponerse el cigarro en la boca.

El vecino pianista era un reconocido compositor

foto-5

En los créditos finales de la película se hace referencia al vecino pianista de Stewart como “El compositor de canciones”. Lo cierto es que era el músico Ross Bagdasarian, que algunas veces se dedicaba a la actuación. Tuvo bastante éxito con su propia banda, pero quiso hacer este cameo en la película de Hitchcock.

El set de rodaje salió algo caro

foto-6

El conjunto de apartamentos donde se rodó la película fue construido desde cero por los estudios Paramount. Al final les salió más caro de lo esperado. La cantidad fue finalmente de 80,000 dólares de la época, lo que ahora serían más de 700 mil dólares. El set de rodaje quedó con siete apartamentos en un lado de la calle y otros tres en el otro. Había otros tantos apartamentos, aunque solo unos pocos se amueblaron y se usaron.

Hitchcock vacilaba con sus actores

foto-7

Las bromas de Hitchcock con el reparto de sus películas son bien conocidas. Solía dar instrucciones diferentes a los actores para que entraran en conflicto y así crear situaciones divertidas. “La ventana indiscreta no fue una excepción”. En este caso dio la misma instrucción a la pareja que duerme en un colchón fue de su casa. En una escena se pone a llover, y  les dijo por separado que tiraran del colchón en esa escena para entrar en casa. Lo que pasó es que ellos no sabían que el otro iba a tirar también del colchón. Al final hubo una lucha por dar estos tirones, hasta que uno de ellos se cae. La escena se dejó de esta manera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here