Hubo un tiempo en que la magia era muy importante entre la población y se usaba para diferentes remedios. Hace miles de años la mayoría aceptaba los poderes de la magia como algo real. Los hechizos mágicos eran realizados por sacerdotes en sus templos o gente normal en sus propias casas. Aunque posiblemente la mayoría no funcionaran, eso no era un problema para seguir usándolos. De todos los hechizos que existían, hay documentados algunos de los más usados en otros tiempos. Te damos una lista de ellos que eran habituales y muy populares.

1 – Invocar a los mensajeros de los dioses

Para contestar a preguntas que no podían ser contestadas por seres humanos, lo habitual era convocar a los mensajeros de los dioses. Era tan simple como usar una mesa de madera de olivo y cubrirlo con una túnica. Luego poner un bloque de arcilla con incienso y hacer un ritual para que los dioses dieran respuestas. Estos rituales variaron dependiendo de la región y las culturas que lo hacían. Normalmente la idea era que arcángel de los dioses apareciera para contestar todas las preguntas expuestas en la sesión. Por supuesto, solía ser el sacerdote el que podía transcribir lo que le decía el arcángel para luego contárselo a los demás. Esto nos hace pensar que los sacerdotes se aprovechaban de la superstición de la gente.

2 – Muñecos vudú del amor

Si piensas que los muñecos vudú solo se pueden encontrar en Haití, te equivocas. Los antiguos griegos y romanos también usaban muñecos mágicos para conseguir ciertas cosas. No solo los usaban para producir daño sino para hacer hechizos amorosos. Según se creía, para hacer que una mujer se enamorara de un hombre se tenían que hacer dos muñecos de arcilla representando a un hombre y una mujer. La figura masculina sería Apolo y la mujer debía estar de rodillas. La figura masculina debía estar en posición de cortar la cabeza a la figura femenina. Lo siguiente era coger unas agujas de bronce y clavarlas en diferentes partes de las figuras.

El siguiente paso del ritual era escribir un mensaje al dios Pluto pidiendo que la mujer accediera a sus deseos amorosos. Para terminar había que coger las dos figuras de arcilla y ponerlas en la tumba de alguien que había sido asesinado. Con este hechizo mágico la mujer acabaría rendida a los pies del pretendiente. ¿Funcionaba de verdad? Creemos que no pero muchos pensaban que era un método infalible.

3 – Los hechizos mágicos de la invisibilidad

En muchas culturas el poder conseguir la invisibilidad era algo muy perseguido. Por este motivo han existido multitud de hechizos mágicos que han intentado conseguir hacerse invisible por muchos motivos. Incluso hoy en día existen rituales en ciertos países que aseguran que puede hacer invisibles a personas. El modo de hacerlo en la antigüedad normalmente consistía en recitar encantamientos mientras se untaba en el cuerpo varias sustancias y ungüentos. Lo que es incomprensible era que la gente realmente creía que funcionaba. ¿No se daban cuenta que la gente les seguía viendo? Sea como sea, muchas culturas han dicho que consiguieron este poder con sus hechizos mágicos.

4 – Pociones del amor

Quizá dentro del mundo de los hechizos mágicos las pociones amorosas sean las más usadas de la historia. Han existido miles de pociones del amor en la antigüedad. La mayoría consistía en que la persona que tenía que caer enamorada se bebiera esta poción. Se han utilizado en diferentes culturas a través de los tiempos y los modos de preparación han sido variados. Uno de los más populares en la antigua Grecia era meter un escarabajo en leche durante cuatro días y luego cortarlo por la mitad. Después había que orinar en la mezcla y agitarlo bien. Luego solo había que echar unas gotas de esta poción en una copa de vino y hacerla beber a la persona.

Aunque coincidimos que esta poción es realmente asquerosa, según los griegos era muy efectiva. Solo había un detalle más para que la persona quedara totalmente enamorada para siempre, y era hacer el amor con ella. Para que el efecto de la poción durara para siempre, había que acostarse con el o la pretendiente cuanto antes para que los efectos no se disiparan.

5 – Hechizos mágicos para provocar muertes

Por supuesto, había hechizos mortales para quitarse de encima a enemigos. Esto es otra cosa que siempre ha existido. Cuando era complicado hacerlo personalmente se solía recurrir a la magia. El modo en que supuestamente los hechizados morían era variado, pero en la antigüedad solía ser atacando la saludo del individuo o privándoles de sueño. También había hechizos que no mataban a la víctima pero les provocaba ataques. Se solían usar como castigo por alguna afrenta pero sin querer buscar la muerte.

6 – La magia contra las mordeduras de perro

En el antiguo Egipto tenían una forma peculiar contra las mordeduras de perro, y era usando magia. Pensaban que los perros tenían “veneno” en la boca que provocaba la muerte. Posiblemente esto fuera por las bacterias que se encuentran en la boca de estos animales y enfermedades como la rabia. El uso de la magia intentaba prevenir los efectos de estas mordeduras. El ritual consistía en llenarse la boca con sangre de un perro negro y escupirlo para luego decir un conjuro. Aparte de esto, se aplicaba ajo en la mordedura. Pensamos que los efectos antibióticos del ajo eran más efectivos que el hechizo.

7 – La magia entre los antiguos persas

Los antiguos persas tenían muy presente la magia y se lo tomaban muy en serio. Los que se dedicaban a la magia tenía que pasar por una fase muy peculiar para desarrollar sus poderes. Tenía que pasar tres meses en la habitación de un templo sin apenas contacto con nadie. Las mujeres no podían entrar en la habitación en ningún sentido. En esos meses apenas comían para mantenerse vivos y estaban en continua meditación. Después de este periodo de aislamiento y hambre se les permitía andar alrededor del templo mientras intentaban contactar con el mundo de los espíritus.

8 – Ganar carreras de carruajes

¿Te acuerdas de la película Ben-Hur y la carrera de carruajes? La competitividad que había en estas carreras era grande y se hacía todo lo posible para ganar. En las olimpiadas griegas estas competiciones esto se llevó a extremos de usar la magia para ganar las carreras. Básicamente se pedía a los dioses que mataran a los miembros del equipo competidor. No es muy deportivo pero ganar era lo más importante. Dada la brutalidad de estas carreras, solía haber muertos durante la competición. No es de extrañar que muchos pensaran que los hechizos habían funcionado para derrotar a los otros competidores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here