Algunos misteriosos hallazgos arqueológicos que te sorprenderán

La arqueología nos ha mostrado grandes descubrimientos que nos han hecho entender algo más nuestra historia. Muchas cosas del pasado se encuentran bajo nuestros pies enterrados bajo el suelo. Precisamente el trabajo de los arqueólogos es encontrar estas partes de nuestra historia e investigar lo que encuentran. Como podrás suponer, la mayoría de cosas que encuentran son objetos y muchos huesos. Gracias a ellos sabemos lo que son los dinosaurios, lo cual es algo que hasta hace poco la gente desconocía. También se encuentran huesos humanos, y precisamente de esto vamos a hablar hoy. Hay ciertos hallazgos arqueológicos que han dado lugar cosas terribles del pasado.

Te contamos algunos de los hallazgos arqueológicos que en su momento dejaron a los científicos confusos. Algunas veces la historia no es tan lógica como podemos suponer.

1 – El Frankenstein de Escocia

Hace unos años los arqueólogos encontraron una tumba en Escocia que calcularon que tenía tres mil años. En su interior estaban los restos de un hombre y una mujer. Se comprobó que antes del entierro habían pasado por un proceso de momificación, bastante usado en el pasado en esa región. Usaban varios tipos de plantas para preservar los cuerpos antes del enterramiento. Sin embargo, notaron algo extraño en los dos cuerpos. Ciertas partes de los cuerpos no coincidían.

Pudieron ver que la mandíbula de la mujer era demasiado grande comparado con la cabeza. En el cuerpo del hombre las extremidades tampoco coincidían en tamaño. Se iniciaron varias pruebas incluyendo un análisis de ADN y descubrieron algo bastante siniestro: No eran los cuerpos de dos personas sin que había restos de al menos seis personas. Habían fusionado las partes de otras cuatro personas a los dos cuerpos de la tumba. Se pudo ver que la mujer tenía partes de personas que habían muerto por la misma época que ella. Sin embargo, el hombre tenía partes de personas que habían muertos mucho antes.

Parecía como si hubieran intentado hacer un experimento al más puro estilo de Frankenstein. En el caso del hombre vieron que habían añadido las partes de los otros cuerpos encima de su propia carne para hacer la momificación. Hasta hoy en día se sigue sin saber porque hacían esto. ¿Algún tipo de rito pagano? Solo hay suposiciones para explicarlo.

2 – La tumba de los brazos amputados

Un equipo de arqueólogos hizo un macabro descubrimiento en Francia hace unos años. Encontraron enterrados siete brazos que habían sido amputados y tirados al fondo de un pozo hace unos seis mil años. Las investigaciones comprobaron que uno de los brazos era de un niño. Cerca de la zona se encontraron otras tumbas que se habían usado como fosas comunes. Muchos cuerpos habían sido enterrados en lo que parece que fue una masacre. Sin embargo, ¿por qué una tumba solo para enterrar los brazos?

No se tiene muy claro el motivo de haber cortado siete brazos y enterrarlos por separado. Hay algunas teorías que dicen que era una señal de condición social. Las personas que perdieron sus brazos en la masacre no murieron. Al ser de un estatus alto les fue perdonada la vida, pero como castigo les amputaron un brazo como castigo. El ADN de los brazos no coincidía con ninguno de los otros cuerpos encontrados. Por este motivo, se piensa que fueron perdonados.

3 – La tumba del vampiro búlgaro

Uno de los hallazgos arqueológicos que más dio que hablar hace unos años, fue el de  un cuerpo encontrado en Bulgaria. Encontraron un esqueleto que tenía clavado en el pecho una estaca de acero. Parece que lo habían hecho para que no pudiera levantarse de la tumba. Se calcula que la muerte ocurrió en el siglo 13 y fue ejecutado de una manera bastante horrible. Le habían cortado una pierna aun estando vivo, y luego la tiraron en la tumba con el cuerpo.

La teoría más lógica hace pensar en las supersticiones relacionadas con los vampiros. En aquellos tiempos se pensaba que los vampiros eran algo muy real, y había signos que hacían pensar que alguien podía ser un Nosferatu. Por ejemplo, tener ciertas deformidades hereditarias podía hacer que alguien fuera acusado de ser un vampiro. Se piensa que el hombre en la tumba búlgara fue acusado de vampirismo. Fue ejecutado y se le clavó la estaca para asegurar que no volviera a la vida.

4 – La tumba de Teotihuacan

Otro de los hallazgos arqueológicos que fueron relevantes fue encontrado al nordeste de México en la localidad de Teotihuacan. Se encontró una especie de guarida donde había huesos de pumas y jaguares. Las investigaciones apuntan a que estos animales eran mantenidos en estas guaridas para luego ser sacrificados por los sacerdotes a los dioses. Lo que encontraron los arqueólogos fue que en estas tumbas no solo había huesos de animales sino que había humanos también.

Se hicieron varias pruebas y comprobaron en los restos de animales había rastros de maíz. Era poco probable de que los pumas y jaguares hubieron comido vegetales, por lo que claramente se habían alimentado de las personas echadas a la guarida. Se piensa que los sacerdotes de Teotihuacan daban de comer a los animales a prisioneros, aunque no se sabe si como castigo o por el propio ritual.

5 – Los restos de Herxheim

En este caso el descubrimiento arqueológico fue hecho en Alemania, en la localidad de Herxheim. Realmente esta tumba fue encontrada por los trabajadores que estaban construyendo un edificio, y al preparar los cimientos se encontraron con una fosa con muchos muertos. En total había más de mil cuerpos en la fosa. Se estima que la fosa tenía unos siete mil cuerpos.

Las investigaciones encontraron que la cosa era mucho más horrible. No solo habían sido asesinados a todas estas personas, sino que les habían arrancado el cuero cabelludo. Les habían arrancado la carne de las costillas, como si los hubieran estado preparando para un banquete en una carnicería. Algunos de los huesos habían sido troceados para sacar la médula. Se pudo comprobar que efectivamente habían sido preparados para ser comidos. Es uno de los mayores casos de canibalismo que se conoce.

Sin embargo, se pudo comprobar que todo formaba parte de un ritual. No era solo por el hecho de practicar el canibalismo, sino había connotaciones religiosas también. Se piensa que toda la comunidad participó en este ritual masivo.

6 – La fosa de las manos cortadas

En Egipto también se encontraron varias fosas que contenían miembros humanos. En este caso no eran brazos, sino manos. Se encontraron en el palacio de Hyksos en Avaris y en total había 16 manos. Cada mano era de una persona diferente y la fosa más grande estaba cerca de los aposentos del rey. El rey que había en esos tiempos era Khayan y reinó hace 3500 años. ¿Para que tantas manos y encima tan cerca de donde dormía el rey Khayan?

Lo cierto es que hay muchas ilustraciones de la época mostrando a soldados negociando con las manos. Estas manos cortadas eran de los enemigos con los que habían combatido. Se intercambiaban por oro y otras cosas de valor. El propio rey tenía estas 16 manos como una colección personal de gran valor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here