Empezaremos diciendo que este artículo no es para todo el mundo. Más que nada porque es algo que la mayoría no conoce y puede ser muy perturbador. ¿Qué pensarías que hay sitios donde dejan los cuerpos al aire libre para que se pudran? Son las llamadas granjas de cadáveres y aunque son algo que pone los pelos de punta, son importantes por varios motivos.

El protocolo normal de la muerte

Para empezar a comprender la utilidad de las granjas de cadáveres hay que hacerse una pregunta. ¿Qué crees que le pasa a un cuerpo cuando se muere? Por supuesto, la mayoría dirá que se descompone, lo cual es cierto. Sin embargo, esa explicación es muy general y no es realista con cada una de las fases por las que el cuerpo pasa. Dicho de otra manera, es algo mucho más complejo que eso. Lo cierto es que no mucha gente entiendo por lo que pasa el cuerpo humano cuando muere.

Lo cierto es que hoy en día la muerte tiene un proceso muy regulado en la mayoría de los países. La gente muere en un mayor porcentaje en hospitales y residencias para la tercera edad. En menor medida mueren en casa y otras partes. Cuando alguien se muere hay un protocolo donde se decide si hay que hacer autopsia. Si no es así pasa a disposición de las funerarias donde es maquillado y preparado para el velatorio. Después viene la decisión de ir al crematorio o ser enterrado. Aun así, incluso cuando el cuerpo es embalsamado solo se está retrasando la descomposición.

Lo que muchos no saben es que el proceso de descomposición nos dice muchas cosas. Para la mayoría no son importantes, pero los científicos, médicos e investigadores forenses es bastante importante. La muerte muchas veces dice muchos más que los testigos en una investigación. Muchos asesinatos, homicidios y muertes sospechosos se pueden resolver solo con la presencia de los cadáveres.

Las granjas de cadáveres y su utilización

Otra cosa que muchas personas no saben es que algunas etapas de la descomposición de los cuerpos sigue siendo un misterio. Es importante saber cada una de las fases por las que pasa el cuerpo antes de morir. Es donde surgió la idea de las granjas de cadáveres. Los científicos estadounidenses decidieron hacer algo diferente en el estudio de la descomposición de los cuerpos. No es nada nuevo ya que llevan existiendo entre nosotros desde los años setenta.

Antes de que se usaran cuerpos humanos se usaban cerdos al aire libre para saber como se descomponían. El motivo es que fisiológicamente son muy parecidos a los cuerpos humanos. Hoy en día muchos países fuera de Estados Unidos siguen usando cerdos para sus investigaciones. Sin embargo, los americanos hicieron algo más transgresor para conseguir mejores resultados. En 1972 un médico llamado William Bass fundó la primera granja de cadáveres en la universidad de Tennessee.

Todo fue por una consulta de la policía

La idea de crear granjas de cadáveres fue cuando William Bass fue consultado por la policía por un caso que había en marcha. Las autoridades habían visto que una tumba que databa de la guerra civil americana había sido removida y vandalizada. Muchos de los cuerpos habían quedado expuestos pero uno parecía demasiado fresco para ser de la guerra civil. Sospechaban que era obra de un asesino y que había sido enterrado de nuevo para ocultar el crimen. La policía estimó que el cuerpo había sido enterrado hace menos de un año.

Sin embargo, se pudo comprobar que no era así. Se analizaron los dientes y las ropas del cuerpo y se comprobó que pertenecía al coronel William Shy, muerto en la guerra civil americana. Se había conservado tan bien gracias a la técnica de embalsamamiento utilizada y haber cerrado herméticamente el ataúd donde estaba. El descubrir que un cuerpo se podía conservar tan bien después de 100 años dio la idea de hacer estudios más cuidadosos sobre la descomposición. Las granjas de cadáveres eran la respuesta perfecta para los estudios.

Como se ha dicho, la universidad de Tennessee fue el primer sitio que se pensó para estas nuevas granjas de cadáveres. Básicamente se reservó una zona del campus donde se dejaban cuerpos humanos a la intemperie para que se descompusieran bajo ciertas condiciones. Las etapas de descomposición de los cuerpos fueron cuidadosamente analizadas y estudiadas.

El principio de las granjas de cadáveres

Esta primera granja de cadáveres fue la primera de otras muchas. De hecho, se abrieron en los Estados Unidos casi una docena más en diferentes universidades. Desde los años setenta miles de cuerpos han sido observados y analizados por muchos investigadores y científicos. Todos los cuerpos son donaciones voluntarias y han ayudado a resolver muchos casos criminales que antes eran imposibles de solucionar.

Los cuerpos no son tirados a la tierra nada más llegar a las granjas de cadáveres. El proceso es algo más elaborado. Cuando los cuerpos llegan a estas granjas se han análisis de pelo y sangre. Se toman infinidad de fotografías de los cadáveres y luego se las asigna un número. Lo siguiente es elegir un lugar en el suelo para ponerlos, por muy duro que suene. Se ponen los cadáveres a solo unos pocos metros uno de otro. Suelen haber al menos 50 cuerpos tumbados en todo momento aunque a veces hay muchos más.

Hay muchas más cosas que tener en cuenta. No se dejan los cuerpos sin ton ni son ya que depende lo que se esté investigando. Algunos cadáveres son dejados expuestos al sol para ver los efectos. Otras veces se dejan a la sombra o en diferentes tipos de campos sembrados. Incluso se meten en jaulas para evitar que los carroñeros se aprovechen de los cuerpos expuestos. Aunque suene horrible, sirve para saber exactamente la información que están buscando. Básicamente se intenta emular los muchos lugares donde suelen ser encontrados los cadáveres en muchos crímenes.

¿Realmente han ayudado las granjas de cadáveres en algo?

Lo cierto es que antes de que existieran las granjas de cadáveres los investigadores los tenían más complicado. No es algo que el gran público sabe, pero estas granjas hicieron que las investigaciones forenses avanzaran a pasos agigantados con sus técnicas. Las investigaciones policiales mejoraron en solo unos años más que en décadas o incluso siglos. Todo lo que vemos en series como NCIS y otras parecidas deben mucho a las granjas de cadáveres americanas.

Básicamente lo que consiguieron fue da unas estimaciones de la hora de la muerte mucho mejores. También han conseguido tener más claro en las circunstancias en las que murió la persona. Es importante sobre todo para saber si murieron en otro lugar y luego los trasladaron. También han ayudado a determinar si la persona llevaba ropa o iba desnuda al morir. La exposición a distintas temperaturas da una clara idea de donde pudo morir en un momento determinado.

Hay que recordar que el cuerpo humando pasa por un proceso químico al morir. Esto también ha ayudado en muchos sentidos. Incluso las bacterias que actúan en los cuerpos dan muchas respuestas a la policía e investigadores. Las granjas de cadáveres son algo incómodo de escuchar pero han sido muy importantes en la historia moderna para solucionar crímenes.

La Siniestra pero Útil práctica de las Granjas de Cadáveres
Rate this post

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here