Hace más de treinta años dos directores y un actor se juntaron para crear un nuevo héroe de acción y hacerlo una leyenda frente al mundo entero. Estamos hablando de Indiana Jones, y las tres personas eran ni más ni menos que Steven Spielberg, George Lucas y Harrison Ford. Finalmente consiguieron crear una saga de cuatro películas, una serie de televisión, y una quinta parte que saldrá en poco más de dos años. Por si no te acuerdas cuales son, te las damos en orden cronológico: “Busca del Arca Perdida”, “Indiana Jones y El Templo Maldito”, “Indiana Jones y La Última Cruzada” y la más moderna “Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal”. De todos modos, veamos algunas curiosidades de las que ya se estrenaron.

La curiosa inspiración de Indiana Jones

foto-1Mientras George Lucas estaba desarrollando la primera parte de la saga con Spielberg y el guionista Lawrence Kasdan, se le ocurrió poner al personaje Indiana Smith. Sin embargo, Spielberg protestó por esto porque se parecía mucho a la película de los sesenta “Nevada Smith”. Los tres se pusieron de acuerdo en cambiarlo, aunque se quedaron con los Jones de momento. La parte de Indiana se cogió del nombre del perro de Lucas, el cual era un enorme y peludo perro de Alaska. Este chucho también sirvió para inspirar al personaje de Chewbacca de “La guerra de las Galaxias”.

Los efectos especiales de “En busca del arca perdida”

Los modernos efectos especiales por ordenador todavía estaban en pañales cuando se hizo la primera parte de la saga. Aun así, se usaron todo tipo de recursos para hacer estos efectos. Para hacer los espectros que salen del arca, se suspendieron pequeñas marionetas en un tanque de agua con hilos de seda frente a una pantalla azul. Miembros del equipo movían estas marionetas de un lado a otro para simular movimiento. Luego se editaba para meterlo en la escena grabada.

foto-2Para hacer la escena donde un fantasma flota hacia la cámara solo para mostrar lo horrible que es, el equipo de efectos especiales encontró a una recepcionista de la compañía de George Lucas, a la cual le pusieron la vestimenta y le pintaron la cata de blanco y negro. Luego la sentaron en una especie de trapecio móvil frente a una pantalla azul, y la empujaron hacía la cámara. Luego se añadieron efectos en la edición para que pareciera un esqueleto terrorífico.

El personaje de “Tapón” fue descubierto por casualidad

En “Indiana Jones y el templo maldito” estaban teniendo problemas para encontrar al joven personaje de “Tapón”. Decidieron hacer un casting en un colegio de Los Ángeles y ver si tenían suerte. Finalmente encontraron a un joven asiático llamado Jonathan Ke Quan, aunque no fue tan sencillo. La madre de Quan había llevado a su hermano mayor al casting, pero durante la prueba el pequeño Jonathan le iba diciendo lo que tenía que hacer. Esto llamó la atención de los encargados del casting y pidieron que el más joven hiciera también la prueba. Les gustó tanto, que le pidieron hacer la prueba de nuevo, pero esta vez con Harrison Ford.

foto-3Como no podía leer inglés demasiado bien, Spielberg le permitió improvisar durante la prueba. El pequeño actor dejó prendado a Spielberg y no dudó en meterlo en el reparto. Lo curioso es que no tenía ninguna experiencia como actor. Ni siquiera había visto la primera parte de la saga ni conocía al director ni a Harrison Ford. Después de la prueba del casting, Spielberg le puso “En busca del arca perdida” para que supiera de qué iba la cosa.

El caro vestido de Kate Capshaw

foto-4La actriz en la segunda parte de las películas de Indiana Jones era Kate Capshaw, y una de sus vestidos fue comido por un elefante. Durante una escena en la jungla, todos están montando en elefante hacia el palacio de Pankot, y deciden acampar. En una escena el vestido de la actriz se deja en un árbol para que se seque, pero un elefante cogió el vestido y se lo comió ahí mismo. Era bastante caro e incluso estaba asegurado. De hecho, en el seguro puso exactamente “comido por un elefante”.

La segunda parte tiene una de las escenas favoritas de Spielberg en toda su carrera

La escena donde los tres personajes están de camino al templo y se quedan atrapados en una sala con lanzas saliendo del techo y suelo, es una de las escenas favoritas de Spielberg. No solo lo es de esta película, sino de todas las que ha hecho. De hecho, la escena donde Indiana coge su sombrero mientras la puerta se cierra solo por unos centímetros, fue lo que más gustó a Spielberg en toda la producción.

Otra cosa que muchos no saben, es que esta segunda parte de la saga estableció la edad de 13 años para que los jóvenes pudieran entrar acompañados de sus padres. Al tener algo de violencia, no se sabía cómo calificar el film. Por otro lado, era un film claramente familiar, por lo que tampoco querían prohibir la entrada a los menores de 18 años. Por ello, se estableció la calificación PG-13, algo que no existía hasta entonces.

El supuesto motivo por lo que se hizo “Indiana Jones y La Última Cruzada”

Después de haber hecho una película tan épica como “En busca del arca perdida”, hubo ciertas críticas contra la segunda parte al no seguir la misma línea que se esperada. Parece que “Indiana Jones y El Templo Maldito” no gustó a todo el mundo a pesar del gran éxito que tuvo. Lo curioso fue que en la época del estreno de la segunda parte, Spielberg no estaba contento con el resultado. Por este motivo no la defendió como debía. Rápidamente pensó en hacer la tercera parte, lo  cual tendría que servir como una disculpa por la segunda parte. Se quería retomar el espíritu aventurero de la primera parte.

La grotesca muerta por beber del falso cáliz sagrado

foto-5En “Indiana Jones y La Última Cruzada” tenemos una de las muertes por descomposición rápida más espectaculares del cine. Uno de los villanos bebe de una copa creyendo que es el santo grial, pero resulta que es el equivocado. Resulta que esta escena es considerada como la primera secuencia hecha por completo digitalmente. Se usaron marionetas y al propio actor Julian Glover y luego se retocaron con efectos especiales. Se puede decir que es una secuencia pionera en este tipo de efectos.

“Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal” y algunas cosas que no sabes

En la más reciente versión de la saga de Indiana Jones, se intentó volver a involucrar a Sean Connery. Sin embargo, el actor dijo que no a la oferta. Intentaron que al menos hiciera un cameo corto, pero tampoco accedió.  Connery ya estaba de retirada cuando se hizo esta cuarta parte, y simplemente no le apetecía meterse en otro rodaje de cine de aventuras. De hecho, desde el 2003 donde había hecho “La liga de los hombres extraordinarios”, no ha vuelto a protagonizar ninguna película.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here