Siguen avanzando en esta tecnología aún por desarrollar

Los coches sin necesidad de conductor están de moda, con miles de videos en YouTube mostrando gente relajada en su asiento e incluso ¡Durmiendo la siesta!

Aunque desde el propio Google desalientan este tipo de prácticas, siendo necesaria en cierta medida la presencia de un conductor, para reaccionar ante imprevistos, cada vez más evolucionan su sistema de detección para evitar imprevistos.

Queridos y odiados por igual, parece que como la realidad aumentada, es una tecnología que ha llegado para quedarse.

Una de las facetas más interesantes, es la capacidad de detectar por ejemplo ambulancias

foto-1

La patente, que fue desarrollada en 2014 no fue publicada hasta hace unos días resuelve un problema latente; el reconocimiento de vehículos prioritarios en la calzada, para poder maniobrar en consecuencia.

Para ello, el coche de Google reconoce los patrones de luces y los colores utilizados por dichos vehículos, de modo que por ejemplo, si un coche de policía le indica que se detenga, pueda maniobrar de acuerdo al reglamento.

El color de las luces, un serio problema para este sistema

Dependiendo del tipo de vehículo prioritario que nos encontremos, este puede poseer por ejemplo, luces rojas y azules, o naranjas. La cosa se vuelve incluso más complicada ya que, según el país los colores de dichas luces pueden variar ligeramente por ejemplo, en Estados Unidos las ambulancias utilizan luces blancas, rojas y azules, mientras que en España los colores elegidos son el naranja y el amarillo.

Muchas decisiones lógicas deben ser insertadas en el software

Pensemos en una situación extrema; nos encontramos en una autovía y un oficial nos hace señas para parar el vehículo. Con el reglamento en la mano, no nos podríamos detener inmediatamente en dicha calzada, por lo que sería necesario buscar una salida a un área de descanso. Así como esta, otras muchas situaciones en cruces y glorietas que necesitan de una decisión adecuada a las circunstancias y que no siempre se puede programar en el código del vehículo.

A Google le queda un largo trecho por recorrer

foto-2

Parece que las estimaciones de Google de que sus coches puedan circular completamente en 2020 por cualquier carretera pueden hacerse realidad, no por ello está libre de competidores, ya que Apple se encuentra ya hace tiempo en la búsqueda de implementar la conducción autónoma en vehículos, copiando un sistema similar al utilizado por los coches Tesla.

Sin embargo, Google le tiene tomada la delantera ya que con esta patente, ya son más de 300 las registradas por la compañía del famoso buscador en torno a la tecnología utilizada en vehículos autónomos, frente a las 36 patentes registradas por Apple.

A día de hoy tan solo pueden correr a una velocidad de 40 kilómetros por hora, insuficiente para conducir por determinadas vías, pero que sin duda facilitan el desplazamiento a personas que tengan que utilizarlo en sus recorridos interurbanos y no quieran depender de autobuses, servicios de taxis o los famosos coches particulares de alquiler (blablacar, uber, etc.).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here