El nombre de George Soros no pasa desapercibido en ningún sitio. Es uno de los personajes más poderosos y polémicos del planeta, y aunque muchos le consideran un salvador, otros lo consideran un verdadero demonio. Por un lado dona dinero para todo tipo de causas en teoría progresistas, pero su apoyo financiero a la extrema izquierda le ha hecho muy odiado en todo el planeta.

Según Wikileaks unas informaciones filtradas han descubierto como está directamente vinculado a crear una crisis de refugiados en Europa. Algunos documentos también sugieren que es la cabeza o al menos un importante miembro de una élite que da las órdenes en el mundo. Mucha información está siendo desvelada gracias a Wikileaks, y te contamos algunas cosas que no mucha gente no sabe de George Soros. También es cierto que es una información que está queriendo ser tapada por todos los medios.

1 – La caída de la banca inglesa

Muchos puede que recuerden el llamado “miércoles negro”, el cual ocurrió el 16 de septiembre de 1992. Fue uno de los mayores problemas de banca que tuvo el Reino Unido en su historia moderna. El gobierno tuvo que retirar la libra esterlina del ERM (Mecanismo Europeo de Cambio) al no ser capaz de mantenerse al límite acordado. El país ya estaba en una recesión y esto la empeoró más aun. La libra quedó muy debilitada y la población de pronto se vio con más problemas económicos de los que ya tenía.

¿Cómo pudo pasar algo así donde miles de personas se vieron afectadas? El “miércoles negro” se puede atribuir directamente a George Soros, el cual estaba trabajando de especulador en la fundación Quantum. Fue el que dirigió a todos los especuladores que atacaron la libra esterlina, comprando bonos, vendiéndolos de manera descontrolada y luego comprándolos a un precio más barato. Soros reconoció que solo en ese miércoles ganó mil millones de libras.

Esto no es realmente un secreto ya que muchos todavía se acuerdan de lo que hizo Soros en la banca británica. Como es obvio, no se ganó muchos amigos con esta operación. Sobre todo de tanta gente que se vio afectada por la crisis que provocó para enriquecerse.

2 – Después de provocar la crisis británica, le tocó a Asia

Parece que el miércoles negro del Reino Unido solo fue una preparación para otras operaciones similares. En 1997 hubo una terrible crisis financiera en Asia donde incluso cayeron gobiernos. Millones de personas se vieron afectadas y quedaron en situaciones económicas muy malas. La mayoría de los países asiáticos se vieron afectados, algunos más que otros. Uno de los países más afectados fue Malasia, donde sus bonos en el mercado cayeron a la mitad de su valor.

Malasia vio como miles de millones de dólares desaparecían al quedar los bonos sin su valor original. ¿Quién estaba detrás de todo esto? Lo has adivinado… George Soros. Hay que decir que no fue el único especulador que provocó la crisis asiática, pero fue uno de los más agresivos para llenarse el bolsillo. No es de extrañar que durante esta crisis el primero ministro de Malasia Mahathir Mohamad llamara villano a Soros y le acusó de haber destruido la economía del país.

3 – La terrible crisis de Tailandia

Malasia fue una de las más afectadas por la crisis, pero nada que ver comparado con Tailandia. Este país asiático fue donde comenzó la operación de Soros y sus socios, y fue desde donde se extendió al resto de Asia. También llegó a otros países como Brasil y Rusia. Uno de los episodios más lamentables de la crisis ocurrió en Indonesia, donde la situación tan precaria llevó a muchas protestas. En los disturbios murieron más de cinco mil personas. Suponemos que los especuladores lo ven como “daños colaterales”.

La fundación de Soros se aplicó a fondo en el mercado financiero tailandés. La crisis fue tan bestial que un sesenta por ciento de los bonos perdieron todo su valor. Cuando el banco central tailandés estaba en sus momentos más bajos, Soros y su fundación entraron a rematarles dejando el baht (moneda tailandesa) por los suelos. De nuevo, Soros y sus socios ganaron una gran cantidad de dinero.

Sin embargo, las consecuencias fueron que millones de tailandeses perdieron sus empleos y la pobreza aumentó mucho. Muchas vidas quedaron arruinadas por esta especulación financiera. No está mal para alguien como Soros que dijo “era un ser humano antes de un hombre de negocios”, haciendo referencia a sus actividades filantrópicas.

4 – El ataque a la banca de Hong Kong

Un año después de la crisis asiática le tocaba el turno a un gigante como China. También iba incluido en el paquete la ciudad de Hong Kong, que había sido recientemente cedida por los británicos a China. El sistema que Soros iba a utilizar era el mismo que en Gran Bretaña y Asia, con los que había ganado una increíble fortuna. Era el verano de 1998 y la fundación Quantum se puso manos a la obra, atacando primero el dólar en Hong Kong.

Sin embargo, esta vez algo no funcionó como Soros esperaba. El secretario de finanzas de Hong Kong Donald Tsang Yam-kuen, sabía lo que Soros quería hacer. Lo había hecho dos veces antes con resultados desastrosos para varios países y no lo iba a permitir. Lo que hizo fue comprar todos los bonos que pudo según estaban bajando de precio. Compró bonos por valor de 120 mil millones de dólares de HK, lo cual bloqueó la operación de Soros para volverlos a comprar más baratos.

Todo esto provocó una crisis, pero al menos todos los bonos del país se quedaron en casa. Hubiera podido ser desastroso si la fundación se hubiera salido con la suya. Soros tuvo que retirarse, suponemos que no muy feliz. Viendo lo que había pasado en Hong Kong, Soros también dejo pasar de largo China en sus planes para aplicar su estrategia y ganar más dinero.

5 – Las ayudas a Lynne Stewart

George Soros usa todos los millones que ha ganado en todo tipo de cosas. Se sabe que dio su apoyo económico a Hillary Clinton para ganar las elecciones de Estados Unidos frente a Donald Trump. Sin embargo, una de sus ayudas económicas más polémicas fue a una abogada llamada Lynne Stewart. Todo empezó con un predicador musulmán llamado Omar Abdel Rahman, el cual tenía un discurso de odio y hablaba de cometer atentados. Fue encarcelado por esto en 1995. Debido a estos sermones  se cometieron varios atentados, y además tenía conexiones con un grupo terrorista egipcio llamado Al-Jama’a Al-Islamiyya.

La abogada de Rahman fue Lynne Stewart, pero su defensa fue mucho más allá. En el año 2000 se descubrió como la abogada había estado pasando mensajes secretos entre Rahman y el grupo terrorista egipcio. Fue detenida y llevada a juicio. George Soros entregó dinero para financiar  la defensa de Lynne Stewart.

Stewart había ayudado a actividades terroristas y cuando la interrogaron puso como excusa que Rahman estaba injustamente encarcelado. Dijo además que apoyaba el grupo terrorista egipcio porque estaban haciendo lo correcto contra el gobierno de Egipto. Aun después de haber hecho estas declaraciones Soros siguió aportando dinero a la defensa de Stewart. Aun así, fue condenada a 10 años de cárcel, aunque solo cumplió tres ya que fue liberada por razones humanitarias al tener cáncer en fase terminal.

6 – La polémica de los impuestos de  George Soros

Como se ha dicho, George Soros dona mucho dinero para diferentes proyectos en diferentes campos. Es de las personas que dicen que los ricos deberían pagar más impuestos, lo cual otros millonarios también dicen. Sin embargo en el caso de Soros hubo una gran polémica de cómo pagaba sus impuestos. No es lo mismo decir que los ricos tienen que pagar impuesto y luego tener que hacerlo uno mismo. En el caso de Soros es famosos por aprovechar vacíos legales para no tener que pagar impuestos, o al menos no pagar tanto dinero.

En su caso desgravaba los impuestos de los honorarios pagados por sus clientes. Con el dinero que le devolvían lo invertía de nuevo y dejaba que las cantidades aumentaran. Se calcula que ganó miles de millones con este método. Sin embargo, aunque era legal hacerlo no estaba bien visto. De hecho, el gobierno estadounidense cambió estas leyes al ser tan injustas, y Soros tuvo que devolver casi siete mil millones de dólares al fisco.

7 – Su lucha personal contra Israel

George Soros es judío por lo que es más extraño aun que ataque tanto a Israel. Tiene una fundación llamada Open Society donde dona dinero para muchas causas diferentes. Mucho de ese dinero va a asociaciones y ONGs por los derechos humanos. Todo esto puede parecer una buena noticia, pero hay algo más oscuro detrás de estas donaciones altruistas. Muchas de estas asociaciones presionan a gobiernos para hacer cambios que afectan en muchas cosas. De hecho, se ha convertido en algo más político que ayudar realmente a la gente.

Sus ataques a Israel han sido particularmente fuertes. Israel no es una sociedad perfecta, pero parece que Soros tiene algo personal contra el país. Es mucho el dinero que se ha gastado en ayuda de grupos palestinos, filtración de información secreta israelí y ONGs que ayudan a sacar los trapos sucios de Israel. Aun así, todas estas donaciones de Soros siempre fueron mantenidas en secreto hasta que salieron a la luz. Por algún motivo quería ocultar esta información.

8 – La crisis de refugiados europea y George Soros

De todo lo que se ha contado de Soros hasta ahora, quizá sea la más infame sea la crisis de los refugiados. Se habla cada vez más del plan del magnate por llenar Europa de emigrantes y refugiados de las zonas más pobres del mundo. Llevamos ya años viendo como Europa ha tenido un cambio radical en cuestión de inmigración, donde millones de personas están llegando de África, Oriente Medio y otras partes del mundo. La inmigración siempre ha existido y es positiva. Sin embargo, cuando es descontrolado y masivo, los países de acogida suelen verse afectados a largo plazo.

Son varios los países que ya han acusado a Soros de querer cambiar étnicamente a los países de Europa. No es ningún secreto que Soros está especialmente interesado que entren todos los refugiados e inmigrantes posibles en Europa. ¿Por razones humanitarias o hay alguna otra razón? Hay ya muchas teorías sobre esto, aunque lo políticamente correcto no permite hablar de ello. Cualquier crítica o comentario en contra del orden establecido es cortado de raíz, bajo acusaciones de fascismo e incluso de nazismo.

La realidad es que el problema de la inmigración masiva y sin control ya está pasando factura en muchos países. Acoger a tantas miles de personas que llegan todos los días se está haciendo insostenible. Países como Italia, Hungría y Polonia ya han cerrado sus fronteras contra estas llegadas masivas de personas. Viendo lo que ha hecho Soros en el pasado, imaginamos que no está financiando la acogida de refugiados  precisamente para “ayudar” a la gente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here