De todos los desastres  nucleares que han ocurrido en la historia, los más conocidos son los de Chernobyl y el de Fukushima. Lo cierto es que lo pasado en Chernobyl siempre ha sido lo más recordado en accidentes nucleares. El desastre de Fukushima puede que no fuera tan grande como en Chernobyl, pero se le acerca mucho. Es algo que la gente no tiene en cuenta o no considera.

¿Cómo está Fukushima hoy después de tantos años? Ya ha pasado tiempo desde el 2011 y muchos lo recuerdan como una anécdota que ya está solucionada. Sin embargo, la realidad de Fukushima hoy es bastante más trágica y preocupante. Que no se hable demasiado de ello no significa que no siga siendo un problema.

Te contamos algunas cosas que están ocurriendo en Fukushima hoy y otras que posiblemente no sabías de este desastre. Como podrás ver, hay ciertas cosas que nos muestran que la situación podría ser incluso peor que la de Chernobyl.

1 – El terremoto que provocó el desastre de Fukushima

fukushima accidente

Empezaremos hablando del terremoto que provocó el tsunami culpable del desastre de Fukushima. Japón en un país que sabe muy bien de terremotos y tsunamis ya que los ha experimentado durante años. Por este motivo mucha gente no veía con buenos ojos que se pusiera una central nuclear en un sitio tan vulnerable. Sin embargo, las autoridades habían dicho que la central estaba totalmente protegida contra los terremotos que pudiera haber.

El problema es que nadie se esperaba un terremoto como el que ocurrió el 11 de marzo de 2011. No solo fue el terremoto más grande que había tenido Japón, sino que fue uno de los más grandes de la historia. Para hacernos una idea, los terremotos de más intensidad en Japón solían llegar a 7.0 en la escala Richter. En que ocasionó la catástrofe de Fukushima superó los 9.0.

El terremoto que provocó lo ocurrido en Fukushima fue el más grande que había tenido Japón nunca. También fue el cuarto más intenso registrado en la historia. Con esto no se excusa muchos fallos que se detectaron en la central nuclear, pero claramente sorprendió a los expertos en seguridad.

2 – La mortal evacuación de Fukushima

consecuencias del accidente de fukushima

Lo que no sabe mucha gente es que la parte más mortífera del desastre de Fukushima no fue el tsunami o la radioactividad. Es cierto que solamente el tsunami mató a 1600 personas, lo cual es terrible. Sin embargo, lo que pasó después se llevó más víctimas que el propio tsunami.

Cientos de miles de personas tuvieron que abandonar sus hogares y encontrar un nuevo sitio donde vivir. La situación fue tan precipitada y caótica que afectó a mucha gente de manera muy negativa. La falta de cuidados médicos, falta de recursos en medio del caos, estrés, miedo y otros factores, se llevaron muchas vidas por el camino. Algunos informes dados posteriormente a la evacuación, mostraron que el número de muertos fue mayor que los 1600 que provocó el primer tsunami.

El mayor problema es que el gobierno se vio desbordado con esta evacuación. No reaccionó todo lo bien que se esperaba y esto se pagó con vidas humanas. Siguen habiendo muchas críticas sobre si las cosas se pudieron haber hecho mejor.

3 – ¿Echar agua radioactiva al mar?

causas del accidente de fukushima

Cuando hablamos de Fukushima hoy, lo hacemos de muchas soluciones que todavía están sobre la mesa. Uno de las soluciones que se siguen debatiendo es qué hacer con el material contaminada de la central. Muchos de estos materiales están disueltos en agua, la cual se ha convertido en agua contaminada con radiación. ¿Qué hacer con esta agua?

Muchas personas han sugerido que el agua radioactiva sea echada al océano. Todos sabemos la cantidad de residuos que se echan al mar con la excusa de que el océano es gigantesco y lo absorbe todo. Sin embargo, echar agua radioactiva es otro tema. Los defensores de este plan dicen que el océano puede asumirlo. Incluso que sería peor que enterrarlo en tierra firme.

Por suerte, este plan está parado porque hay leyes que protegen el mundo marino de residuos tóxicos. Sin embargo, es curioso que se considere esta forma de eliminar un agua contaminada que podría tener consecuencias imprevisibles.

4 – Ya hay agua contaminada en el océano

fukushima muertos

Aunque el plan de echar agua radioactiva al océano se ha detenido, eso no significa que ya haya contaminación. Cuando ocurrió el desastre se pudo comprobar que las aguas que rodeaban la central nuclear se habían contaminado bastante. Casi de inmediato empezaron a extenderse por todas partes. No solo eso, sino que había una nube radioactiva que se propagaba por todo el mundo.

Por fortuna, en Fukushima hoy en día se ha podido confirmar que ni la nube radioactiva ni la contaminación del mar fueron tan grandes como se pensaba. Eso no significa que no existieran y se propagaran por diferentes sitios. Muchos científicos se dedican a comprobar la extensión de este problema y los resultados son curiosos.

Se han encontrado señales de contaminación por el desastre de Fukushima en varias partes del planeta. Una de ellas son las costas de los Estados Unidos, aunque los niveles de radiación son bajos y no supone peligro. Sin embargo, esto nos demuestra que echar residuos radioactivos al mar nos puede alcanzar a todos y no es buena idea simplemente tirarlos al océano.

5 – Los robots no funcionan bien en Fukushima

fukushima accidente nuclear

Si hay alguien que sabe de robótica es sin duda Japón. Su tecnología en cuestión de robots es muy sofisticada, pero con el desastre de Fukushima se han encontrado con un desafío. Una de las formas de poder meterse en zonas altamente radioactivas sin peligro es usar robots. El problema es que debido a los altos niveles de radiación los robots que envían se suelen romper.

Hay zonas contaminadas en Fukushima que podrían matar a un ser humano en solo un minuto. Por este motivo es tan importante enviar robots para hacer fotografías y ver el terreno para saber lo que hacer. En la actualidad se siguen enviando robots donde algunos son más sofisticados y resistentes. Aun así, acaban averiándose por la radiación por lo que es un flujo de gastos continuado.

6 – La vida salvaje de Fukushima

fukushima central nuclear

Ya hablamos en su momento de la vida salvaje de Chernobyl debido al desastre nuclear. Debido al abandono de la zona, muchos animales se han establecido y han encontrado un nuevo santuario donde reproducirse y crecer. Las ciudades se han convertido en el nuevo hogar de la fauna animal, donde los más numerosos son los jabalíes. Parece que son los que mejor se han adaptado a la nueva situación.

Debido al abandono de las ciudades, los bosques y vegetación que las rodea se han introducido en las urbes. No es extraño ver animales deambular por las solitarias calles de lo que fueron ciudades llenas de gente.

7 – Algunos piensan que Israel tuvo la culpa del desastre

fukushima una historia nuclear

No podría faltar una teoría de la conspiración en el desastre de Fukushima. Una de las más curiosas es que fue Israel la que provocó la destrucción de la central nuclear. El motivo por lo que hay gente que cree esto, es que Israel pensaba que Japón enriquecía uranio para Irán.

Como todo el mundo sabe, Irán no se lleva nada bien con Israel. El plan nuclear de Irán es algo que Israel ve con mucha desconfianza. Por tanto, cualquier cosa que ayude que tenga armas nucleares es un problema.

La teoría de la conspiración dice que Israel pudo colocar bombas en la central de Fukushima. Esperó a que hubiera un terremoto para explosionar las bombas y así no levantar sospechas. Por supuesto, esta teoría no tiene ninguna base y hay muchas pruebas de que no puede ser posible. Aparte de esto, un sabotaje de tal magnitud sería fácilmente comprobable. Aun así, hay muchos que aseguran que es una teoría cierta y sigue culpando a Israel de lo ocurrido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here