No hay duda de que los selfies son algo muy popular y que ya todo el mundo hace. Es fácil de hacer y se puede hacer en cualquier sitio. También hemos visto en los últimos tiempos como se han producido algunos accidentes por hacerse estos selfies. Muchos buscan la foto perfecta sin saber se ponen en peligro para conseguirlo. Esto nos lleva al asunto de hoy, que son las fotos tomadas antes de la tragedia.

Una fotografía congela un momento para siempre, mientras todo lo que hay alrededor continua. Quizá por eso la gente sienta fascinación por las fotos, ya que es como tener la capacidad de retener el tiempo. Siempre podemos volver a mirar esa parte de la historia siempre que queramos. Por supuesto, con las grabaciones en video también lo podemos hacer, pero con las fotos hay algo diferente y más personal.

Algunas fotos congelan momentos que pueden ser bastante inquietantes y siniestros. Las cosas malas no suelen avisar cuando van a ocurrir, y muchas veces se toma una foto justo antes de que pase algo terrible. Estos son algunos ejemplos de fotos tomadas antes de la tragedia donde nadie se lo esperaba.

Avisamos que para mucha gente este artículo puede ser muy inquietante e incluso desagradable. Hablamos de personas que murieron instantes después de haber tomado las fotografías que vamos a ver a continuación.

1 – Cuidado con los rayos

Michael-y-Sean-McQuilken

Empezaremos el artículo con una fotografía en la que no murió nadie, pero dejó dos heridos y un aviso importante; No hay que tomarse a la ligera el peligro de los rayos. La fotografía de más arriba fue tomada en 1975 y se trata de los dos hermanos Michael y Sean McQuilken.

Quién hizo la foto fue su hermana Mary, la cual había ido con ellos de vacaciones a California. Estaban de visita en el parque nacional de Sequoia y se encontraron en medio de una tormenta eléctrica. Al principio era divertido ya que la electricidad estática hacía que los pelos se les pusieran de punta. En la fotografía se puede ver uno de estos momentos.

Sin embargo, apenas un minuto más tarde de haber hecho esta foto un rayo cayó sobre los dos hermanos. No los mató pero los dejó muy malheridos. Por suerte les llevaron al hospital y consiguieron que sobrevivieran a la electrocución. A raíz de este accidente, se tomó mucho más en serio la prevención de accidente por rayos y se aumentó la seguridad en ciertos sitios de riesgo.

2  – La muerte de Travis Alexander

Travis Alexander

Cuando hablamos de fotos tomadas antes de la tragedia, una de las más inquietantes es la de Travis Alexander. La mayoría habrá visto la fotografía que hemos puesto pero no recuerda exactamente de donde. Es una de esas fotos que se nos quedan grabadas pero de alguna manera queremos que se olvide cuantos antes.

¿Qué tiene fuera de lo normal esta foto de Travis Alexander? Fue tomada en la ducha momentos antes de que su ex novia lo asesinara de un tiro y varias puñaladas. Ocurrió en el 2008 en Arizona y le encontraron tirado en el suelo del baño. Al principio se pensó que había sido un robo, pero finalmente su novia Jodi Arias confesó el crimen.

Jodi Arias confesó que lo había matado pero lo intentó hacer pasar por defensa propia. Sin embargo, nada mostraba que realmente se tuviera que defender de Travis. De hecho, le sacó una fotografía antes de matarlo en una posición muy vulnerable. Parece que este hombre de 30 años intuyó que estaban a punto de matarle y no pudo hacer nada para evitarlo. Jodi Arias fue condenada a cadena perpetua y pasará el resto de sus días en prisión.

3 – Un horrible crimen captado en cámara

James Bulger

Uno de los crímenes más incomprensibles de los últimos tiempos fue la muerte de James Bulger, un niño de solo dos años de edad. Lo que hace este crimen tan horrendo fue que sus asesinos fueron dos niños de diez años llamados Jon Venables y Robert Thompson.

Este terrible crimen ocurrió en 1993 en un centro comercial de Liverpool y el momento del secuestro del niño quedó grabado en las cámaras del centro. Los dos niños decidieron llevarse al James Bulger aprovechado un despiste de su madre y se pueden ver en las imágenes como se lo llevan de la mano. Nadie podía imaginar que unas pocas horas después lo matarían.

Una vez fuera del centro comercial, Venables y Thompson se dirigieron a la estación de ferrocarril. Durante el camino pararon varias veces al ser preguntados por transeúntes si estaban perdidos. Ellos dijeron que estaban bien, pero que tenían que llevar a su “hermano pequeño” cuanto antes. El pequeño James no paraba de llorar y no podía explicar lo que pasaba debido a su temprana edad.

El pequeño James fue encontrado muerto dos días más tarde en las vías del tren de Walton. La forma en que encontraron su cuerpo horrorizó a todo el mundo. Nadie se podía creer que dos niños de diez años pudieran haber matado a James con tanta saña. Jon Venables y Robert Thompson estuvieron en un centro de menores bajo supervisión psicológica. Al cumplir la mayoría de edad fueron liberados con dos nuevas identidades para evitar represalias.

4 – Un segundo de tranquilidad antes del desastre

atentado de Omagh

El terrorismo fue uno de los graves problemas que tuvo el Reino Unido en décadas pasadas. El IRA defendía la independencia del norte de Irlanda y cometió varios atentados en distintos puntos del país. Uno de los más terribles fue el de Omagh, realizado con un coche bomba.

El atentado de Omagh ocurrió el 15 de agosto de 1998 y murieron 29 personas. Hubo también cientos de heridos y es considerado el peor atentado que cometió el IRA durante el conflicto. De los escombros del atentado se rescató la fotografía que puedes ver más arriba. Fue realizada solo unos instantes antes de que estallara el coche bomba.

La foto horrorizó sobre todo por el supuesto instante de tranquilidad segundos antes del horror. Nadie se lo podía esperar y se puede ver a la gente sonriendo y feliz sin saber lo que les espera. Como se ha dicho al principio del artículo, es un momento congelado  en el tiempo momentos antes de una tragedia.

5 – La siniestra foto de Regina Kay Walters

Regina Kay Walters

Ya hemos visto los momentos previos de la muerte de Travis Alexander, y tenemos un caso parecido con la fotografía de Regina Kay Walters. La chica de la foto fue asesinada por el asesino en serie Robert Ben Rhoades, y tenía 14 años cuando murió. Sin embargo, el asesino quiso hacer algo poco usual antes de matarla, y fue cortarle el pelo, ponerle un vestido y zapatos de su elección y hacerle fotos.

Regina Kay Walters tenía 14 años cuando fue secuestrada por Robert Ben Rhoades. La pobre chica pensó que si seguía las instrucciones de Rhoades no le pasaría nada, pero no sabía quién era en realidad este monstruo. En la foto podemos ver lo asustada que está, mientras el asesino juega al gato y al ratón con ella. Rhoades la mató poco después de hacer la fotografía.

6 – La muerte de Reynaldo Dagsa

Reynaldo Dagsa

Hay ocasiones donde en una foto se pueden ver muchas cosas, incluso la persona que te va a matar en unos segundos. Es lo que pasó en el caso de Reynaldo Dagsa, el cual era un político filipino que murió en el año nuevo de 2011. La fotografía dio la vuelta al mundo debido a que Reynaldo Dagsa estaba haciendo una foto de su familia, pero también hizo una captura de su asesino.

Se puede ver en la fotografía como en el momento del flash de la foto, el asesino apunta con su arma al político echando la foto. Esta foto sirvió como prueba para detener al sicario. Es una de esas fotos tomadas antes de la tragedia que por lo menos sirvieron para hacer justicia.

7 – Demasiado tarde para subirse al andén

Ki-Suk Han

Hay fotos tomadas antes de la tragedia que realmente hacen que se nos erice el pelo, sobre todo por su naturaleza. Coger el metro es algo de lo más habitual, aunque de vez en cuando escuchamos que alguien ha muerto al caer a las vías. Ya sea por un suicidio o porque alguien ha sido empujado, es una forma de morir nada agradable.

Una fotografía sobre esto quedó grabada en la mente de millones de personas en el 2012 en el metro de Nueva York.  En la fotografía se pueden ver los últimos instantes de Ki-Suk Han, el cual fue empujado a las vías cuando un tren llegaba a la estación. El hombre que le empujó fue Naeem Davis, un sin techo con el que había discutido poco antes.

Naeem Davis tenía problemas con el alcohol y las drogas, y en su defensa dijo que unas voces le obligaron a empujar a Ki-Suk Han. Según dijo a la policía, Ki-Suk Han no le dejaba en paz y se vio obligado atacarle cuando estaba distraído. Por desgracia, Ki-Suk Han no tuvo tiempo de subirse de nuevo al andén. La fotografía muestra los segundos previos a su muerte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here