Te contamos algunas excentricidades de los músicos clásicos

Sabemos que muchos músicos de las últimas décadas han llevado vidas tormentosas y desenfrenadas. De hecho, independientemente de la música que hacen, muchas veces nos enteramos por los medios de sus excesos y excentricidades. Parece que el ser músico en algunos casos va asociado a estos comportamientos extremos. En ocasiones pueden llevar a situaciones complicadas o incluso a la muerte. Esto lo podemos comprobar casi de continuo, donde suicidios o muertes accidentales por drogas no son extraños. Las excentricidades de los músicos clásicos de antes tampoco se quedaban atrás.

Cuando hablamos de las excentricidades de los músicos de antes nos referimos a los considerados genios. ¿Sabías que algunos se comportaban como auténticas estrellas de rock? Te contamos algunas cosas sobre cosas que hacían los músicos consagrados de antes que te dejarán con la boca abierta.

1 – La secreta pasión de Bach

Juan Sebastián Bach

Podemos decir que Juan Sebastián Bach es uno de los músicos clásicos más famosos de la historia. Son muchas las obras que escribió y que podemos reconocer al escucharlas. También se sabe que Bach fue el más prolífico ya que es considerado el que más obras ha escrito. Como muchos sabrán, este gran músico trabajo casi toda su vida con la iglesia bajo contrato. Se le pagaba principalmente para hacer música con motivos religiosos y para ceremonias ocasionales. Dicho de otra manera, su música tenía que estar orientada a dios y a su gloria. De hecho, llegó a decir que su música era sobre todo para la limpieza del alma y su pureza.

Lo que no sabe mucha gente es que Juan Sebastian Bach tenía una gran debilidad. En la localidad donde vivía había una cafetería llamada Café Zimmermann. Este local era un sitio donde se juntaban intelectuales de todo tipo para tomar café y hablar de todo tipo de asuntos. En el local había varios instrumentos musicales donde cualquier podía usarlos y hacer una improvisada sesión musical. Bach solía tocar en el local y llegó a un acuerdo con el dueño. Cobraba una comisión de los beneficios de la cafetería cuando tocaba y el café era gratis. Incluso llegó a componer una cantanta a esta cafetería, ya que era su afición secreta.

2 – Un genial loco llamado Beethoven

Ludwig van Beethoven

Puede que Ludwig van Beethoven junto a Mozart y Bach sea uno de los músicos más reconocidos de la historia. Lo que muchos no saben es que también era de los más locos que ha dado el mundo de la música clásica. Cuando hablamos de las excentricidades de los músicos clásicos Beethoven se lleva la palma y te contamos porque. Tenía un talento para la música que parecía de otro mundo, aunque su ego era igual de grande. Tuvo problemas con casi todo el mundo que le rodeaba, incluyendo a las personas más allegadas.

Su mentor fue otro gran música llamado Joseph Hayden, el cual dijo de Beethoven que algunas veces era imposible tratar con el. De hecho, cortaron su amistad durante mucho tiempo aunque luego se reconciliaron. Cuando Beethoven empezó a perder el oído se vio metido en una espiral de depresiones y locura. Si antes ya tenía un comportamiento poco usual, con su pérdida de audición la cosa empeoró mucho.

Para poder seguir su ritmo de trabajo tuvo que compensar su problema con más dedicación. Lo hizo metiéndose de lleno en la creación de su música olvidándose de todo lo demás. Se encerró en su casa y se puso a componer sin parar. Empezó a descuidar su higiene e incluso de peinarse. La casa estaba patas arriba y muy descuidada. Cuando sus amigos y colaboradores iban de visita a su casa, veían que todo estaba llenos de partituras. Cuando intentaban recoger un poco la casa, el músico se lo impedía. De hecho, no permitía que nadie tocara sus partituras.

Solía pasear por la casa en ropa interior o totalmente desnudo. Lo hacía solo y con invitados. De hecho, muchas veces ni se daba cuenta de que había otras personas en la casa. Estaba tan concentrado en su música no había nada más para el en la casa. Aun con esos síntomas de locura, pudo mantener un buen nivel de vida en Viena gracias a sus trabajos. Tenía el respeto de todo el mundo y estas excentricidades no eran importantes.

3 – Paganini y su relación con el diablo

Niccolo Paganini

Muchos músicos de nuestros tiempos juegan con el tema satánico, sobre todo en el mundo del rock duro y heavy metal. Grupos como Black Sabbath o Marilyn Manson han encontrado que puede ser muy lucrativo usar al diablo para alcanzar la fama. Por supuesto, es todo marketing y espectáculo. Aun así, muchas asociaciones católicas conservadoras han puesto el grito en el cielo. Creen realmente que estos grupos de rock tenían lazos con Satán. De todos modos, esto ya había pasado antes cuando no existían las guitarras eléctricas.

Niccolo Paganini fue un impresionante violinista considerado uno de los más virtuosos con este instrumento. Fue también el primero instrumentista en hacer una gira mundial tocando en varios países. Puede que Paganani fuera el primer músico en hacer giras mundiales, lo cual es muy normal hoy en día. Su gira mundial fue todo un éxito. Muchos comentarios de la época decían que escuchar a este violinista aliviaba cualquier dolor o tristeza que se tuviera. Fue tal el éxito que muchas personas comenzaron a poner el nombre de Paganani a sus negocios y comercios.

Sin embargo, el virtuosismo de Paganani comenzó a levantar rumores. Se empezó a decir que había hecho un pacto con el diablo, o incluso que era el mismísimo Satán. Lo cierto es que el músico tenía un aspecto algo extraño, siendo muy alto y delgado y con una acentuada palidez. Nadie sabía nada sobre genética en aquellos tiempos, por lo que rápidamente sacaban conclusiones extrañas sobre demonios o temas sobrenaturales. Los rumores fueron tan grandes que el obispo de Niza se negó a darle un entierro cristiano cuando murió.

4 – Tchaikovsky no tuvo una vida fácil

Pyotr Ilyich Tchaikovsky

Uno de los músicos clásicos rusos de mayor renombre fue  Pyotr Ilyich Tchaikovsky. No tuvo una vida fácil por muchos motivos. Al ser homosexual, tuvo que estar bajo la presión de vivir en un país donde no se permitía esta inclinación sexual. Se casó con una de sus estudiantes, más que nada para guardar las apariencias. Sin embargo, el matrimonio fracasó y al poco tiempo la abandonó. Su torturada vida le llevó a varios intentos de suicidios. En una de estas crisis se lanzó a las aguas heladas del Río Neva, aunque no consiguió su objetivo.

Aparte de estas crisis nerviosas y depresiones, Tchaikovsky sufría de episodios de paranoia. Una de las cosas que más temía es que se le cayera la cabeza de repente. De hecho, muchas veces cuando dirigía una orquesta, se agarraba la cabeza con una mano para evitar que se desprendiera. En otra ocasión tuvo que ir a una ceremonia donde el zar le daría una conmemoración. Tuvo que drogarse para soportar toda la ceremonia.

5 – Stravinsky se salió de las normas y la lío

Robert Schumann

Stravinsky murió en 1971 por lo que pudo vislumbrar lo que era el rock moderno, por lo menos hasta principios de los setenta. No es de extrañar que fuera el primero que incluyó percusión en sus sinfonías. Esto le costó más de un disgusto, aparte de que no era muy apreciado en aquella época. A principios del siglo XX hizo algunas operas que le sirvieron para tener un buen reconocimiento como músico y pianista. Sin embargo, con su opera “La consagración de la primavera” hizo algo nuevo.

Con esta obra introdujo ritmos y disonancias que nunca se habían escuchado antes. La gente al escucharla por primera vez se horrorizó con lo que estaban oyendo. Comenzó en la sala de conciertos un fuerte tumulto. Tuvo que ir la policía y fueron detenidas unas cuarenta personas. Esto ocurrió en 1913 y tuvo una gran repercusión poniendo a Stravinsky como un músico provocador y polémico. Algo parecido a lo que pasa con las estrellas del rock de hoy en día.

6 – Schumann y la locura

Stravinsky

En la historia de la música romántica, puede que Robert Schumann sea uno de los máximos exponentes. Siendo muy joven conoció a una talentosa pianista llamada Clara Wieck. Hasta el momento había estudiado para ser abogado, pero le hizo decidirse para perseguir la carrera de música. Se enamoró de la pianista pero su familia y la de ella no lo aprobaron. Decidieron seguir con su aventura en secreto a pesar de lo que opinaban sus familiares. No lo hicieron físicamente sino de una manera muy peculiar. Schumann escribía una canción y se la enviaba a Clara, la cual lo interpretada. Finalmente ambos se casaron.

Otra cosa que le pasaba a Clara era que tenía un desorden bipolar. Esto le sirvió para componer increíbles obras de música, aunque también fue su maldición. Al llegar a los cuarenta desarrolló una esquizofrenia y fue despedido del la escuela de música en la que trabajaba. Todo fue a peor y solía decir que escuchaba voces que provenían de otros mundos. Una de esas voces le dijo que se tirara el río Rin. Por suerte, lo consiguieron salvar.

Finalmente fue ingresado en un sanatorio mental por decisión propia y la de su mujer Clara. Estuvo en el hospital solo dos años ya que murió estando ingresado. Curiosamente estando en el hospital se recuperó mucho gracias a que tuteló a un joven prodigio, lo cual le ilusionaba bastante. Este músico tutelado se hizo después muy famoso. Se trataba de Johannes Brahms.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here