Algunas veces nuestra vida da un giro inesperado y nos encontramos con algunos miembros más en la familia. Esto es lo que le ocurrió a esta joven cuando estaba cortando las ramas del árbol que hay en su jardín. Una de las ramas resultó ser el hogar de unas pequeñas ardillas que de repente se vieron en el suelo. Aunque había sido un accidente, no podía dejarlas así. Decidió recogerlas y darlas un nuevo hogar en su garaje. Al ser todavía muy pequeñas, las ardillas pronto asumieron que el joven era su madre. Como se puede ver en el video, las ardillas se han adaptado muy bien a su nuevo entorno y les encanta jugar.

De todos modos, hay que recordar que las ardillas son animales salvajes y no se deben tener como mascotas. En este caso el destino de las dos ardillas quizá hubiera sido otro si las hubiera dejado en el suelo. La madre de las dos ardillas no estaba por ningún sitio y el joven tuvo que tomar una decisión. Aun así, si nos encontramos con una cría de animal salvaje, debemos contactar con un centro especializado para que lo cuiden y lo puedan soltar a la naturaleza de nuevo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here