En los años 50 se estudió la posibilidad de denotar una bomba nuclear en la luna

Recordemos que en aquellos tiempos la carrera espacial que Estados Unidos tenía con la Unión Soviética era encarnizada por lograr éxitos lo más rápidamente posible.

Es por ello que EE.UU pretendía frenar las aspiraciones de sus adversarios detonando la luna.

El proyecto llevaba como nombre “Estudio de los Vuelos Lunares para Investigación Científica” o simplemente “A119”.

Desarrollado por la Fuerza Aérea estadounidense, buscaba simular la cómo denotar la luna sin afectar a la visión de los ciudadanos, haciéndoles comprender que era lo más sensato en dicho momento, dando una mayor fuerza respecto a la Unión Soviética.

Los documentos estuvieron ocultos durante más de 45 años, hasta que en el año 2000 salieron a la luz, no gracias al gobierno estadounidense, que negaba todavía su procedencia de forma oficial.

¿De dónde proviene la enemistad de EE.UU y Rusia?

foto-1

Como el perro y el gato, siempre han estado en conflicto. Los motivos, como en muchas ocasiones, son ideológicos; mientras que en Estados Unidos en los años 50 es la cuna del capitalismo y liberalismo económico y social, en la Unión Soviética, tras ganar las elecciones el Partido Comunista, optaba por una política comunista, que se centraba en abolir la propiedad privada, ciertas libertades individuales y a poner por encima el bien común del Estado, que era el que en teoría debería vigilar por el bienestar de los ciudadanos estadounidenses.

Para entenderlo mejor, hay que recordar que todo esto sucede durante la guerra fría

En aquellos momentos, dichos países, sin llegar a mostrar respuestas bélicas de origen armamentístico, sí que pusieron todos sus esfuerzos en intentar sobrepasar a su rival ideológico, para con ello conseguir mermar su moral. Principalmente Estados Unidos temía que una Unión Soviética que más tarde firmaría el Pacto de Varsovia, adquiriese mayor fuerza tanto tecnológica como militar, poniendo en peligro así las ideas capitalistas frente al comunismo emergente.

Por tanto, el lanzamiento del Sputnik1 por los rusos, adelantándose a los Estados Unidos, significó que les pisaban terreno en la conquista espacial, por lo que quisieron poner remedio a esto.

Hubiese sido bastante sencillo denotar una bomba en la luna

foto-2

Según Leonard Reiffel, uno de los líderes del proyecto, alcanzar el objetivo con una distancia de dos millas en un punto exacto con un misil intercontinental, no hubiese supuesto un gran problema con la tecnología del momento.

Se estudió incluso la zona en la que debía de ser impactada; la parte visible de la luna, para que pudiese verse la explosión desde la Tierra iluminada además por el Sol, magnificando así la detonación.

Finalmente no se llevó a cabo por temor a una respuesta negativa por parte del público

Estados Unidos decidió desechar el proyecto al considerar que su imagen ser vería dañada, siendo los beneficios que podría sacar con sus acciones inferiores a las pérdidas de confianza, tanto a nivel nacional como internacional.

El cambio no pudo ser para mejor, lanzándose otros proyectos en su lugar como la creación de la NASA y DARPA entre otros proyectos, sin lugar a dudas Estados Unidos salió ganando con esta decisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here