En Halloween es normal disfrazarse con siniestros atuendos y poner decoraciones en las casas que dan miedo. Algunos de estos objetos de decoración son realmente espeluznantes, con muñecos que se mueven y hablan y nos pueden pegar un buen susto. Es normal también ver esqueletos y calabazas por todas partes. Para llevarlo un paso adelante, una compañía ha pensado que sería una buena idea hacer creer a la gente que tienen a un intruso rondando por sus casas. Lo cierto es que tener un supuesto rondador pegado a nuestra ventana es algo que no quiere nadie. Esto es precisamente lo que hace este juguete canadiense llamado “Scary Peepers”.

foto-1

Este muñeco se puede pegar a las ventanas con ventosas, y hacer parecer que un desconocido está mirando dentro de la casa. Puede parecer muy real cuando hay poca luz, y por esto ha habido quejas de muchos vecinos debido a muchas bromas que se están haciendo. No creen que sea gracioso asustar a gente haciéndola pensar que puede ser víctima de un criminal o psicópata. La compañía que las distribuía en Canadá finalmente ha retirado este producto de sus tiendas y su página Web en el país.

Sin embargo, todavía está disponible en tiendas de Estados Unidos  y también su Web americana. Sin embargo, antes de comprar uno de estos muñecos hay que pensar en el susto que puede llevarse alguien si ve algo así en su ventana. Si lo ve de noche y no se lo espera, podría incluso darle un ataque. TE dejamos con algunas fotos y el video de un susto que dieron con esta singular decoración. Hay que reconocer que es divertido, mientras no te lo hagan a ti.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here