Las historias de terror contadas alrededor de una hoguera de camping han sido de siempre una buena manera de asustar a la gente. Normalmente son historias y leyendas urbanas pasadas de uno a otro, y se han hecho tan conocidas como cualquier película o novela de terror. Simplemente las conocemos porque lo hemos escuchado en algún sitio. Algunas de estas leyendas urbanas e historias tienen un origen real, y en algunos casos es bastante interesante saber de donde. Os mostramos algunas de las leyendas urbanas más conocidas y de donde salieron.

Un asesino en el asiento trasero

foto-1

Seguro que te suena esta historia. Una mujer viaja por la noche y echa un vistazo al espejo retrovisor. Puede ver un coche detrás que se pega a ella de una forma peligrosa. El coche no deja de seguirla y además empieza a darle las luces. La mujer asustada se para en una gasolinera para pedir ayuda contra esta persona que la persigue y acosa. La mujer pide ayuda al asistente, hasta que llega la persona que la persigue. Entonces es cuando le cuenta que tenía una persona en el asiento trasero con un cuchillo e intentaba avisarla.

El Origen – Hay muchas de estas historias que empezaron en los años sesenta, donde la víctima siempre era un adolescentes conduciendo de vuelta a casa o una mujer que vuelve de una fiesta. Son muchas las variaciones que hay de la historia, aunque la base es verdadera. Durante varios años, hubo muchos casos de delincuentes que se infiltraban en el asiento trasero de los coches para atracar a los conductores. Esto creo en Estados Unidos una fobia que hacía que todo el mundo mirara en la parte de atrás antes de arrancar el coche.

La autoestopista fantasma

foto-2

Esta es otra de esas leyendas urbanas que existen en todo el mundo de variadas formas. La historia más conocida habla de dos hombres que van conduciendo y ven una mujer joven andando a un lado de la carretera. La recogen y se sube en la parte de atrás del coche. La chica les dice que solo quiere ir a casa y les da la dirección donde vive. A continuación se queda dormida. Cuando llegan a la dirección que les ha proporcionado, la chica sigue durmiendo por lo que deciden no molestarla. Llaman a la puerta de la casa para que un familiar la despierte y la lleva a su habitación.

Una mujer abre la puerta de la casa y se queda sorprendida de lo que los hombres le cuentan. Les dice que su hija lleva años muerta. Cuando todos vuelven al coche la chica ya no se encuentra ahí. Lo único que hay son sus ropas. Por supuesto, hay otras historias que cuentan que la chica les avisa de una peligrosa curva. Al pasarla la chica ya no está. Luego se enteran que la chica murió hace años en un accidente en esa misma curva.

El Origen – Esta es una de las leyendas urbanas con más variaciones. La siniestra historia parece que viene del siglo 19 cuando solo había carruajes tirados por caballos. En casi todas las versiones que se conocen, la chica había muerto al volver a casa de diferentes formas. En la mayoría coinciden que la chica dejó cosas sin hacer en vida por eso sigue vagando por la carretera. Curiosamente, esta leyenda urbana tiene no nace solo de una país en concreto. Países como Rumania, Suecia e incluso algunos países asiáticos tienen esta leyenda en particular.

El perro que lame la mano

foto-3

La historia dice que una persona escucha por la noche unos sonidos extraños. La persona suele ser una chica joven, un niño o una señora mayor dependiendo de la versión. Esta persona está con su perro en la habitación y para tranquilizarse se asegura de que el perro está cerca. Saca la mano de la cama y el perro se la lame. Esto hace al protagonista de la historia quedarse más tranquilo. Este proceso se repite durante toda la noche. Cuando se despierta por la mañana, el perro no está. Cuando sale de la habitación se encuentras con toda la familia asesinada y el perro colgado de una lámpara. Era el asesino el que le había estado lamiendo la mano toda la noche.

El Origen – Esta leyenda urbana también es de los años sesenta y solía ser una de las favoritas para contar en fuegos de campamento. Sin embargo, el origen parece que se encuentra en una historia de 1870 donde un ladrón de joyas estaba robando una casa. El dueño se despertó y el ladrón le lamió la mano para hacerse pasar por su perro. Esto le permitió escapar sin que el dueño lo descubriera.

El gancho

foto-4

Dos jóvenes amantes están en su coche aparcados en una zona de descanso. Mientras se están besando, la radio informa de que un loco asesino se ha escapado de un psiquiátrico. La única forma de reconocerle es que le falta una mano y normalmente la reemplaza con un gran gancho de metal. La chica se asusta y le dice a su novio que bloque las puertas del coche y cierre las ventanas. Aun así sigue teniendo miedo, por lo que le pide que se marchen. El novio enfadado accede a irte del lugar. Cuando llegan a la casa de la chica, se dan cuenta al bajarse del coche que un gancho está colgado del abridor de la puerta.

El Origen – Esta historia tiene sobre todo sus inicios en los años cuarenta, donde las parejas que iban a sitios solitarios tuvieron una época de terror. Hubo varias muertes realizadas por un antiguo militar llamado Clarence Hill, el cual iba a zonas de descanso para cometer sus crímenes contra las parejas que allí estaban. No llevaba un gancho, pero les disparaba a través de la ventana. Este miedo se trasladó a la leyenda urbana que todos conocemos hoy en día.

La niñera que no está sola en la casa

foto-5

Esta es otra de las historias que la mayoría conoce. Una adolescente se queda en una cosa cuidando de tres niños mientras los padres se van a cenar fuera. La tarde pasa tranquila y la cuidadora acuesta a los niños. Entonces coge el teléfono y llama a algunos amigos para pasar el tiempo. Por la noche el teléfono suena y al otro lado de la línea hay una siniestra voz. Le pregunta a la niñera si ha comprobado como están los niños. Después de varias llamadas como esta, la niñera llama a la policía. Cuando la policía localiza la llamada del extraño hombre, le dicen a la niñera que está llamando desde esa misma casa. La niñera queda horrorizada sin saber que hacer.

El Origen – La película “Cuando llama un extraño” usó esta leyenda urbana para su argumento. Muchos dicen que es de las más honoríficas que existen y hay varias versiones de ella. En muchas tanto los niños como la niñera acaban asesinados por la persona que ha llamado. Parece que la historia viene de varios ataques que tuvieron niñeras entre los años cincuenta y sesenta. Esto, unido con la idea de una adolescente cuidando a unos niños indefensos ha hecho que la historia se volviera de las más terroríficas de todas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here