Te contamos algunas cosas del la película El Bueno el Feo y el Malo

Existen muchas películas del oeste, pero pocas han causado tanto impacto como El Bueno el Feo y el Malo. Fue dirigida por Sergio Leone y está catalogada como el  Spaghetti Western más famoso de la historia. Este género eran simplemente películas del oeste americano hechas por directores italianos, lo cual revitalizó el género cuando en Estados Unidos estaba de capa caída. Esta película logró varas cosas, y una de ellas fue lanzar definitivamente a Clint Eastwood al estrellato. También cambió la perspectiva de cómo tenían que ser los western, y su influencia se extendió en todas las películas del oeste que se hicieron desde entonces. Es sin duda una película mítica, y acaba de cumplir 50 años. Veamos algunas cosas de ella que igual no sabes.

¿Cómo surgió la historia?

foto-1A medidos de los años sesenta, las películas Por un Puñado de Dólares y la secuela La Muerte Tenía un Precio, todavía no estaban disponibles en Estado Unidos. Sin embargo, el éxito en Europa no pasó desapercibido por algunos ejecutivos de cine americanos. Por este motivo Sergio Leone y el guionista Luciano Vincenzoni trajeron a dos ejecutivos de la productora United Artists a Roma. Les llevaron a una sala de cine donde se proyectaba “La Muerte Tenía un Precio” frente a un gran número de personas seguidoras de la saga. Esto despertó más aun el interés de los ejecutivos.

Estos invitados de United Artists decidieron da casi un millón de dólares por los derechos de las películas en América. Esto era una cantidad de dinero enorme en esos tiempos, sobre todo considerando que Eastwood todavía no era la mega estrella que luego fue. Por este dinero se esperaba una tercera película, y lo cierto es que no tenían nada en mente. Leone y Vicenzoni tenían que añadir otro film para hacer la trilogía, y había que pensar en algo rápidamente. Vincenzoni fue el que finalmente improvisó algo. Según dijo, la imagen de un póster le vino a la cabeza, y ponía El Bueno el Feo y el Malo. El argumento también lo vio claro, donde tenía que ocurrir durante la guerra civil americana.

A los ejecutivos les pareció bien el tema de la tercera película y se empezó a rodar. Las tres películas de la trilogía se estrenaron en Estados Unidos a lo largo del año.

Hubo algunos problemas con Clint Eastwood en esta tercera parte

foto-2Al principio Eastwood aceptó hacer El Bueno el Feo y el Malo, pero se sintió decepcionado cuando leyó el guión y vio que compartía pantalla con otros dos actores de primera fila: Eli Wallach y Lee Van Cleef. Cleef ya había trabajado con Eastwood en “La Muerte Tenía un Precio”, pero pensaba que llenar la película con actores ya famosos le hacían sombra. Finalmente el actor se echó atrás y hubo negociaciones para hacerle volver. Lo curioso de esto es que Eastwood todavía no era muy conocido en Estados Unidos, por lo que tampoco podía presionar demasiado.

A pesar de los problemas, los agentes de Eastwood pudieron subir su sueldo a 250 mil dólares por hacer esta tercera parte de la trilogía. También se añadió un diez por ciento de los beneficios cuando la película se estrenara en USA. Por si acaso tampoco aceptada, añadieron un Ferrari totalmente nuevo a la oferta. Como os podéis imaginar, Eastwood aceptó el trabajo.

En cambio, con Eli Wallach fue bastante diferente. Con solo leer el guión unos minutos aceptó el papel. Lo cierto es que para el papel de Tuko, Sergio Leone había pensado en otro actor habitual suyo, que era Gian María Volontè. Sin embargo rechazó el papel. Eso fue decisivo para ofrecérselo a Wallach. Por aquel entonces el actor era conocido por su papel en “Los Siete Magníficos. No estaba muy seguro de hacer una película con un director italiano, aunque después de ver las dos primeras película de la trilogía, se convenció de que era una buena opción.

Como anécdota, Sergio Leone no hablaba inglés, pero Wallach hablaba muy bien francés y Leone era muy fluido en ese idioma. Por tanto, hablaban todo el tiempo en francés. Pero suerte tuvo Eastwood, donde se necesitó un intérprete dedicado para que el director y el actor se pudieran comunicar. Lo mismo pasaba con Lee Van Cleef, el cual usó también al intérprete.

Se hizo una concienzuda investigación para hacer la película

foto-3Como se ha dicho antes, la película se desarrolla en la guerra civil americana. Leone quería que hubiera un rigor histórico en todo el argumento, por lo que se fue a Estados Unidos para investigar sobre este periodo de la historia americana. Se puede decir que  “El Bueno el Feo y el Malo” es muy precisa históricamente, aunque se habla del uso de la dinamita, la cual aun no se había inventado.

Hablando de explosiones, la famosa escena donde vuelan el puente tuvo que rodarse dos veces. Es la escena justo antes de que lleguen al cementerio donde piensan que el oro está enterrado. Se tuvo que contratar a cientos de extras para hacer de soldados luchando en esa zona, y esto era muy complicado. Los soldados tenían que estar en el lugar exacto y estar a salvo de la explosión. Se pusieron varias cámaras para rodar desde distintos ángulos, y esperar a la luz perfecta para empezar a rodar.

El problema fue que hubo un pequeño malentendido entre inglés y español al dar la señal para volar el puente. Se dio la señal demasiado pronto y la escena no valía. Leone simplemente dijo: “Vamos a comer algo” lo cual demuestra que mantuvo la calma de forma increíble. El puente se construyó de nuevo y se volvió a rodar la escena. Esto subió el presupuesto de la película, pero a la segunda salió bien.

Wallach casi se hace daño de verdad en más de una ocasión

foto-4Parece que Eli Wallach fue el que peor lo pasó en el rodaje. Casi queda lesionado en más de una ocasión, como por ejemplo cuando iba a ser ahorcado mientras estaba subido a un caballo. La idea era que el caballo saliera corriendo y Wallach quedara colgado. Luego Eastwood dispararía su rifle a la soga de la horca para liberarlo. En el momento del disparo, un pequeña carga explosiva puesto en la soga detonaría rompiéndola. Con lo que no contaban era que el disparo del rifle asustaría al caballo y se llevaría a Wallach con las manos atadas a la espalda.

El caballo se llevó a Wallach casi un kilómetro antes de parar. Fue un susto que quedó como anécdota, aunque pudo haber salido mal.

Para otra escena, Tuko tenía que cortar sus esposas al pasar un tren. Se quería que en la escena se viera a Wallach en la vía del tren. Por eso se decidió que fuera el actor el que estuviera en la vía al pasar el tren. El problema es que la primera vez que pasó, un saliente metálico no le dio en la cabeza por unos centímetros. Si llega a levantar la cabeza un poco más, se la hubiera arrancado.

La opinión de John Wayne sobre Eastwood

foto-5La idea de lo que eran los héroes en las películas del oeste, era que los buenos nunca mataban a no ser que fuera necesario. Muchos actores creían en esta forma de presentar las películas del oeste, incluyendo al mítico John Wayne. Lo cierto es que la carrera de Wayne estaba decayendo mientras que la de Eastwood estaba subiendo. Parece ser que a John Wayne no le caía muy bien Clint Eastwood. Esto era debido a la poca moral que presentaba el papel de Eastwood en las películas de Sergui Leone. No es que le cayera mal, sino que sus papeles le parecían fuera de lugar en el género del western.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here