Cuando escuchamos la palabra virus, se nos viene a la mente algunas de las enfermedades más terribles por las que ha pasado el hombre. Enfermedades como el Sida o el Ébola son algunos ejemplos, y esto hace que la mención de un virus sea siempre algo que da miedo. Incluso en el mundo informático este término tiene un significado negativo. Hay otros gérmenes que producen enfermedades graves, como es el caso de las bacterias. Sin embargo, la diferencia es que los antibióticos no son efectivos contra los virus. Existen los antivirales, pero no hay tantos como la gente cree para poder matar los virus. Por suerte, existen virus buenos que no representa peligro para nosotros. De hecho, hacen el mundo mejor.

Virus buenos que matan a otros virus

Los virus también se pueden pelear, y en ocasiones lo pueden hacer a nuestro favor. En este caso hace unos años la universidad de California creo que una versión inofensiva del VIH. El virus del VIH se necesita a si mismo para reproducirse, y por esto el virus creado en el laboratorio disminuía la replicación. Aunque se siguen haciendo pruebas, la idea es que se mantengan los virus del VIH a raya y así posponer la enfermedad del Sida muchos años.

En el 2016 se hizo algo parecido pero para la hepatitis C. Esta enfermedad es una de las causas más comunes del cáncer de hígado, y las enfermedades derivadas del hígado son muchas y peligrosas. Si estos virus bien pueden mantener a raya la hepatitis C, muchas muertes se podrían prevenir.

Virus como antibióticos

Cómo se ha dicho al principio, los virus son expertos en evitar el efecto de los antibióticos. Esto les hace muy peligrosos. La parte buena es que existen unos organismos que se llaman bacteriófagos y que son virus que pueden acabar con las bacterias. Lo que hacen es meterse dentro de la bacteria como una réplica y desde dentro la matan. Se conocen desde los años 20, pero el problema era la dificultad de enviar a los bacteriófagos a la bacteria que se quería destruir. Por este motivo los tratamientos se dejaron un poco en el olvido.

Al inventarse los antibióticos el uso de los bacteriófagos se quedó archivado. Hoy en día la forma de usar estos organismos para vencer a ciertas bacterias ha mejorado mucho. Hay muchos casos de éxito y se están usando en varios países, como son Rusia y Polonia. A diferencia de los antibióticos, los bacteriófagos son muy precisos y no mata a las bacterias “buenas” que tenemos en el cuerpo.

Virus contra la intoxicación por alimentos

Las intoxicaciones alimentarias siguen siendo frecuentes y es algo bastante desagradable. Normalmente estas intoxicaciones se producen por bacterias en la comida o la bebida. Ya existen algunos productos que usan virus buenos para combatir estas bacterias. Uno de los primeros en ser aprobado fue ListShield y ataca a la bacteria que produce la listeriosis. Es una bacteria que se encuentra sobre todo en las plantas de procesamiento de comida preparada, siendo la carne su lugar preferido para alojarse. También hay una versión para una cepa del E.coli que también está en la carne.

Virus buenos contra el Cáncer

No hace falta decir a nadie lo que es el cáncer. El herpes tampoco es una cosa que la gente quiera escuchar muy a menudo. Sin embargo, usar el virus del herpes para combatir el cáncer es algo que ya se está experimentando. Por supuesto, es un virus genéticamente manipulado que se está probando en diferentes tipos de cáncer. Este virus ataca a las células cancerígenas y ayuda al sistema inmune a que luche contra la enfermedad. Una de las ventajas que tiene este tratamiento es que sus efectos secundarios son mucho más livianos que con la quimioterapia.

La idea de usar virus para atacar el cáncer es algo que se tiene en cuenta en el mundo científico. Ya hay otros proyectos similares que intentan centrarse en diferentes tipos de tumor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here