El tiempo ha demostrado que cualquier construcción creada por el hombre puede estar encantada. Pueden ser hoteles encantados, túneles, castillos, barcos y otras muchas cosas. La mayoría de estas historias se originaron por algo que pasó en el lugar supuestamente encantado. Muchas edificaciones han conseguido tener una fama bien conocido por cosas que ocurrieron en su interior. Te hablamos de algunos edificios encantados con algunas historias inquietantes detrás.

1 – Las Casas Ovni de Sanzhi

casas ovni Sanzhi

Para empezar con nuestro artículo sobre edificios siniestros, nos vamos a Taiwán. En Nueva Tapei se quiso dar un paso hacía la modernidad en los años setenta, pero la cosa no salió como se lo esperaban. Las casas que se estaban haciendo en el área de Sanzhi tenían forma de platillo volante, lo cual ya era algo muy curioso. Se estaban construyendo para que sirvieran de vivienda a militares norteamericanos destinados en la zona. No se llegaron a usar nunca.

El problema comenzó al poco tiempo de empezar las obras en 1978. Hubo una serie de accidentes que ya iniciaron ciertos rumores en el lugar. Sin embargo, lo peor llegó a los dos años cuando se acabaron de construir las casas de Sanzhi. Muchos de los trabajadores que habían estado en las obras murieron en accidentes de coche y otros se suicidaron.

Muchos piensan que el origen de esta mala suerte puede venir por la escultura de un dragón sagrado, la cual pusieron en la entrada del área residencial de Sanzhi. Son creencias populares que tienen muy en cuenta lo sagrado que son ciertos animales mitológicos. Sin embargo, otros creen que el lugar donde construyeron las casas de Sanzhi ya estaba maldito por otras causas.

2 – El Sanatorio Mental de Willard

sanatoriio mental Willard

Los sanatorios mentales dan mucho juego cuando se trata de edificios encantados. Hay muchos con historias diferentes, donde han servido para hacer muchas películas de terror. Sin embargo, siempre hay historias detrás que muchos piensan que son reales. Es el caso del sanatorio mental de Willard, donde su fama ya viene del siglo 19.

El sanatorio de Willardfue construido en 1860 en el estado de Nueva York. Los tratamientos que daban a los pacientes en aquellos tiempos no eran nada agradables, y de hecho algunos eran terroríficos. El encargado del hospital era el doctor Sylvester Willard y la idea era cambiar la reputación de los manicomios de la época. Quería darles un trato más acorde con los tiempos modernos.

El sanatorio de Willard tenía gimnasio, un teatro, zonas de recreo e incluso una bolera. Los hombres y mujeres tenían sus propias instalaciones para su privacidad y los tratamientos eran personalizados. Estaba claro que era un sanatorio pensado para el bienestar del paciente.

Sin embargo, un enorme cementerio al lado del sanatorio empezó a suscitar historias sobrenaturales sobre el lugar. Se hablaba de muertes inexplicadas dentro del sanatorio e intentos de ocultar los cuerpos. Lo que afectó mucho a la reputación de Sylvester Willard fue el descubrimiento de cientos de maletas en uno de los áticos del hospital. Por lo visto en las maletas había toda clase de cosas, incluyendo las posesiones de niños pequeños y fotografías de familias enteras desaparecidas.

¿Qué ocurría realmente en el sanatorio mental de Willard? Algunos piensan que estos rumores fueron propagados por médicos rivales de Sylvester Willard. Era una forma de dar mala fama a los métodos progresistas del psiquiatra. Sea como fuera, este lugar ha quedado como un lugar encantado donde se habla de cientos de vidas que desaparecieron dentro de sus paredes.

3 – El fuerte Douaumont en Verdún

fuerte Douaumont

El fuerte Douaumont está localizado en Verdún, Francia. Se usó durante la primera guerra mundial para protegerse del ataque de los alemanes, aunque se había construido mucho antes. Sin embargo, los alemanes la ocuparon sin demasiado esfuerzo y estuvieron en ella hasta la batalla de Verdún. El retomar el fuerte Douaumont fue un esfuerzo de los más sangrientos de esta batalla, aunque los franceses consiguieron reconquistarlo.

El fuerte Douaumont se consideró un símbolo nacional y por eso era tan importante volver a tener su control. Uno de los momentos más trágicos de la batalla fue cuando la fortaleza fue bombardeada y una de las bombas alcanzó la armería alemana. Hubo una enrome explosión donde murieron unos 800 soldados alemanes. Debido al intenso combate, los cuerpos no podían ser enterrados en el exterior, por lo que se pusieron en una galería y se selló la entrada.

No hace falta decir que ahora el fuerte Douaumont es considerado un lugar encantado, sobre todo al albergar muchos cuerpos que no pudieron ser encontrados. Aunque muchos cuerpos fueron sacados y enterrados en un cementerio, no todos pudieron ser rescatados y siguen en la fortaleza.

4 – El hospital Gerald

San Gerard Hospital

Los hospitales abandonados son otra de las fuentes de innumerables historias de fantasmas. Claramente el motivo es porque en los lugares donde ha muerto mucha gente, siempre hay inquietantes  rumores. Un ejemplo de esto lo podemos encontrar en Inglaterra, en el hospital Gerald de Birmingham.

Este hospital empezó siendo para personas de pocos recursos económicos, aunque centrado sobre todo para niños. La mayoría de los que llegaban al sanatorio Gerald era por tener tuberculosis, algo que era mucho común en 1890. El hospital dio su servicio hasta 1988, donde finalmente cerró sus puertas. ¿Qué hay de extraño en este lugar?

Como se ha dicho, cualquier hospital que es abandonado y dejado a su suerte, normalmente inicia historias de apariciones y espectros que vagan por las instalaciones. El sanatorio Gerald no fue una excepción. Sin embargo, lo que le dio una fama muy inquietante es que cuando fue abandonado se dejó tal como estaba. No se retiró nada del mobiliario, y eso incluye camas, material médico, sillas de ruedas, máquinas de rayos X e incluso juguetes y libros que usaban los niños.

Debido a la ubicación, el hospital Gerald no fue objetivo de robos ni saqueos, lo cual suele ocurrir en muchos sitios. Se mantuvo durante años casi intacto, solo afectado por las condiciones meteorológicas y el abandono. Las historias se han ido multiplicando durante todos estos años y es considerado un lugar habitado por las almas de muchos pacientes. Es además un lugar de visita para muchos que buscan emociones fuertes.

5 – La Iglesia de los Nueve Fantasmas

Iglesia de los Nueve Fantasmas

Cuando hablamos de la iglesia de los nueve fantasmas, estamos realmente hablando de la iglesia de San Jorge en Lukova, República Checa. Fue construida en el siglo 14 y desde el principio tuvo una mala fama donde se la relacionaba con poderes oscuros y paganos. Tuvo varios incendios misteriosos que nadie podía explicar, aunque siempre fue reconstruida de nuevo.

Aun habiendo tantos rumores alrededor de esta iglesia, siguió funcionando como tal hasta el año 1968. Fue en este año donde el tejado se derrumbó en medio de una misa, lo cual hizo que muchos pensaran que había sido ocasionado por presencias malignas. Debido a las supersticiones, la iglesia fue abandonada ya que nadie quería volver a entrar. Aquí no acaba la historia de esta supuesta iglesia maldita.

Después de ser cerrada, un artista llamado Jacob Hadrava usó la iglesia para uno de sus proyectos. Creo nueve figuras hechas de yeso, y por eso se le dio el nombre de la iglesia de los nueve fantasmas. Se ha convertido en un lugar turístico muy visitado, y precisamente es lo que ha salvado a la iglesia de ser demolida. Su fama de lugar maldito y las inquietantes figuras han servido para atraer la atención de la gente.

6 – La Casa de la Muerte en Dundee

Casa de la Muerte en Dundee

La ciudad de Dundee se encuentra en Escocia y tiene una de esas edificaciones encantadas de las que hablamos. Independientemente de los fantasmas que pueda tener, la historia de violencia que hay detrás de ella es suficiente para dar miedo. La Casa de la Muerte en Dundee se ha convertido en parte del folclore de la zona.

Esta casa pertenecía a un médico jubilado llamado Alexander Wood, el cual vivía con su mujer Dorothy. Disfrutaban de su merecido retiro hasta que en mayo de1980 ocurrió una tragedia. Alguien se metió en su casa y los mató con un martillo. Según la policía el ensañamiento del asesino no fue normal, y solo podía tratarse de un loco muy peligroso.

En la ciudad de Kent hubo otros dos asesinatos y capturaron a un hombre llamado Henry John Gallagher. Finalmente confesó que había sido el autor de la muerte en Dundee. En el juicio fue condenado a pasar el resto de su vida en una institución psiquiátrica. La casa de Dundee nunca más comprada o alquilada ya que la gente tenía miedo. Se la consideró habitada por las almas de los dos asesinados y nadie quería vivir en este lugar. Finalmente fue convertida en un restaurante donde cualquiera puede ir a comer. De hecho, los dueños se aprovecharon de la leyenda de fantasmas para promocionar su negocio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here