El océano ha dado un paso para estar más limpio gracias a la tecnología de los drones. El llamado “Waste Shark” o tiburón de los desperdicios, es un pequeño drone acuático que puede limpiar hasta 500 kilos de basura flotando sobre las aguas. Este drone de limpieza fue diseñado por Richard Hardiman para mantener nuestros océanos un poco más limpios. Recientemente ya ha empezado su primera misión oficial como limpiador de basura flotante. En este caso, varios drones limpiarán todos los desperdicios que estén en las aguas que rodean Rotterdam. Una vez cumplida esta parte del trabajo, se adentrarán más en el océano para seguir sus tareas de limpieza.

Se usarán cuatro unidades que son realmente prototipos, y estarán rondando las aguas de Rotterdam hasta final de este año. Son del tamaño de  un asiento de coche, y en la parte inferior tiene una “boca” que va recogiendo toda la basura que detecta. Es un sistema totalmente automatizado y puede estar patrullando todo el día y la noche sin ningún tipo de vigilancia. El creador del “Waste Shark” espera que en el futuro estos drones puedan ser usados en grandes cantidades para limpiar todos los océanos del mundo. Esto llevará mucho tiempo aun con gran cantidad de drones, pero es un sistema que en unos años tendría excelentes resultados. Dejamos un video de cómo funciona el “Waste Shark”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here