Una lectora nos acaba de enviar este GIF que por lo visto fue hecho en Brasil (gracias a Marta por la noticia). Según nos cuenta, había una fiesta que estaba haciendo mucho ruido, por lo que el vecino se quejó varias veces. Sin embargo, no le hicieron caso y siguieron con la música alta y el griterío. El vecino finalmente se cansó y decidió acabar con la fiesta de un modo bastante peculiar.

Si pensabas que los drones ya no servían para más cosas, verás en el GIF que también sirven para acabar con una fiesta por la vía rápida. No sabemos lo que pasó después, pero claramente a nadie le quedó ganas de seguir cerca del lugar. Por suerte los cohetes eran de baja intensidad y no podía causar heridos. Aun así, el susto de los invitados a la fiesta es evidente.

via Gfycat

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here