Podría ser la respuesta para crear ciudades más “verdes”

La madera está siendo considerada como el material del futuro, escapándose del acero y metal, compañeros acérrimos de las ciudades actuales.

La noticia surge en una ciudad tan importante como Skelleftea, en Suecia, en la cual se ha puesto sobre la mesa una propuesta por la firma White Arkitekter, la cual propone construir un rascacielos de 19 plantas, edificado íntegramente con madera.

No es el primer edifico grande construido con madera

foto-1

Si nos acercamos hasta Melbourne, Australia, podemos encontrar una edificación que data del 2012; un mastodonte de 34 metros de altura que vigila el puerto de Victoria, el cual posee 10 plantas.

Ya en 2014 perdió la plaza frente a un país nórdico, Noruega, en el cual se construyó en Central Bergen un edificio de 12 plantas.

Se dice que la madera es más difícil de quemar incluso que los demás materiales

Esto es debido a que, contrariamente a lo que se cree, la madera no es fácilmente inflamable. No hay más que ver las puertas contra incendios, las cuales son grandes protones de madera. ¿Por qué? ¿No se utiliza leña en las chimeneas? Sí, pero una cosa no quita la otra, es decir, la madera puede quemarse, pero es bastante más difícil que se queme un tronco que una cortina por ejemplo.

El motivo no es otro que la conductividad térmica de la madera, la cual implica que el calor transmitido por el fuego tarda más en propagarse por esta y por tanto el riesgo de un incendio descontrolado es menor.

Además, dichos edificios irían construidos con una cola especial antiincendios, por lo que la seguridad es incluso superior que en muchos otros edificios tradicionales.

La madera nos mantiene más relajados

foto-2

Un estudio llevado a cabo en un colegio por el Instituto de Investigación Austriaco Joanneum en 2009 reveló que los niños, habiendo estado en grupos separados en dos clases diferentes, una con parqué y demás objetos de madera, y la otra con objetos de plástico y otro con suelo de linóleo y paredes con planchas de yeso.

Los niños del primer grupo se mostraban más felices y relajados, registrando una frecuencia cardiaca menos elevada que los del otro grupo.

Se especula que esta reacción es debido a que la madera nos recuerda a la naturaleza, y por ello nos pone en un estado de relajación.

¿No es perjudicial para el medioambiente tanto uso de madera?

Seguramente los que leáis este articulo será lo primero que se os venga a la cabeza. Por suerte los suecos son más respetuosos con el medio que muchos países, y utilizarán, en caso de aprobarse dicho proyecto, la llamada “madera blanca” o lo que es lo mismo, árboles plantados específicamente para construir edificios, los cuales tienen un crecimiento estimado de 40 años, siendo largo el periodo entre uso y uso.

Si a esto le sumamos que el transporte de la madera requiere de menos energía, estamos ante una mejora sustancial del medio al emitir menos CO2.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here