El desparecido director Stanley Kubrick es conocido por haber hecho incursión en géneros muy diferentes. El cine de terror fue uno de ellos, y nos dejó una obra maestra que se puede considerar de culto. Hablamos de El Resplandor. Sin embargo, estuvo a punto de empezar en el cine de terror bastante antes, porque fue considerado para hacer “El Exorcista”. Aun así rechazó la oferta porque solo quería dirigir una película que pudiera producir el mismo. Sin embargo, le quedó el gusanillo de hacer este tipo de cine. De hecho, le dijo a un amigo que quería hacer la película más aterradora posible.

¿Cómo se inspiró Kubrick para hacer El Resplandor?

foto-1A principios de la década de los cincuenta, Kubrick trabajaba en un episodio de la serie de televisión Omnibus. Lo que inspiró al director para hacer El Resplandor fue otro episodio diferente, donde unos jugadores de póker se peleaban. Algunas partes de este episodio le llevaron a pensar en hacer una película de terror. ¿Qué tiene que ver el póker con un hotel encantado?

Según Kubrick, la muerte de uno de los jugadores de póker era inevitable porque finalmente acabaría en un tiroteo. Sin embargo, nos damos cuenta que el hombre al que estaba acusando realmente le estaba haciendo trampas. Según el director, El Resplandor sigue un juego mental similar, donde las cosas sobrenaturales que pasan llevan finalmente a un final inevitable. Lo cierto es que es un poco complicado de entender, y nosotros también seguimos sin ver exactamente lo que quería decir. De todos modos, nos alegra que eso le sirviera de inspiración.

Kubrick ni siquiera leyó el guión que Stephen King escribió

foto-2Según uno de los biógrafos de Stephen King, el escritor escribió un guión completo para la película. Sin embargo, Kubrick ni siquiera lo miró por encima, lo cual tiene sentido si recordamos que el directo dijo de King que su forma de escribir era “pobre”. En lugar de eso, el director contrató a Diane Johnson para el guión porque era admirador de sus libros. Al final estuvieron juntos once semanas para acabar el guión.

Sin embargo, Kubrick no prescindió por completo de King. Esta es una historia que al escritor le encanta contar en algunas de sus presentaciones. Según King, el director le llamó a las siete de la mañana para preguntarle lo siguiente: “Pienso que las historias sobre lo sobrenatural son optimistas, ¿no crees? Si hay fantasmas entonces significa que hay algo más después de la muerte”. King le respondió con otra pregunta sobre como entraba el infierno en esa teoría. Kubrick le respondió con un escueto: “Yo no creo en el infierno”.

A Stephen King no le gusto la película

foto-3En una entrevista realizada en 1983, King dice que había admirado al director por mucho tiempo y tenía grandes esperanzas en la película. Sin embargo, al final se sintió decepcionado con el resultado final. Algunas partes de la película le parecían escalofriantes, pero otras eran bastante flojas.

Una cosa que no le gustó tampoco fue la actuación de Jack Nicholson. Según dijo, Nicholson es un actor fantástico, pero no fue una buena elección. Había hecho “Alguien voló sobre el nido del cuco” y entre ese papel y el de maníaco en“El resplandor, la gente ya lo identificaba con estar algo loco desde la primera escena. El libro de King habla de un Jack Torrance que es una persona normal y va perdiendo la cabeza gradualmente por la influencia del hotel. Si ya se piensa que está loco desde el principio, el argumento no tiene el mismo impacto.

La habitación 237 no fue la primera elección

foto-4En el libro, la habitación encantada es realmente la 217, no la 237 que aparece en la película. El hotel Timberline Lodge fue el elegido para realizar las tomas exteriores de la película, y fue el culpable del cambio. El gerente del hotel pidió que se cambiara el número para que los clientes no evitaran la habitación 217. En el hotel no hay una habitación 237, por lo que se eligió este número. Sin embargo, curiosamente la habitación 217 es la que más se puede en este hotel.

La leyenda urbana de las hojas escritas por Jack Torrance

Nadie está totalmente seguro de si Stanley Kubrick realmente escribió las quinientas páginas con texto repetido que escribe Torrance al volverse loco. Las hojas se escribieron con la máquina de escribir electrónica personal de Kubrick. Dicha máquina tenía una memoria interna, por lo podía repetir textos de forma automática. Sin embargo, las páginas individuales que aparecen en el film tienen diferentes formatos y equivocaciones, por lo que se ha dicho que fue el propio Kubrick el que las escribió una a una. De todos modos, el director nunca ha contestado a esta pregunta, por lo que ha quedado como una leyenda urbana.

El niño de El Resplandor y su efímera carrera

foto-5Esta mítica película mostró lo que parecía una estrella infantil prometedora. Dan Lloyd fue el actor que hacía el papel de Danny Torrance, el niño con poderes e hijo de la pareja que cuida el hotel. Sin embargo, lo único que hizo después fue un pequeño papel en un telefilm y ese fue el final de su carera. No fue porque no quisiera, ya que lo intentó bastante hasta los catorce años, donde al final se rindió.

Una curiosidad de su papel en la película es que no sabía que era de terror. Para proteger a este niño de 5 años, Kubrick le dijo que estaban filmando una película dramática. No vio la película hasta varios años después, y comentó que no la veía muy de miedo al haber estado en el rodaje. Lo cierto es que ha confesado es que le gustan las películas cómicas y los documentales.

Las improvisaciones de Jack Nicholson

Hay una escena de El Resplandor que se ha hecho famosa pero que perdió algo de sentido al ser traducida a otros idiomas. Se trata de la escena cuando Jack Torrance intenta tira la puerta del baño con un hacha. La frase que dice al meter la cabeza en la ranura de la puerta ha pasado a la historia del cine. En España y otros países de habla hispana dice “Aquí está Johnny” y en inglés es “Heeere’s Johnny”.

Para empezar, esta frase fue improvisada por Nicholson. Lo cierto es que es una frase célebre del show de Johnny Carson, y quedó incluida para siempre en la película. Aparte de improvisar, Nicholson también escribió una escena entera. Se trata de la escena donde se enfada con su mujer porque le interrumpe cuando está escribiendo. Es una de las escenas más tensas del film, y el actor la bordó (y la escribió).

Kubrick y la actriz principal no se llevaban muy bien

Kubrick se llevaba muy bien con Nicholson, pero se llevaba fatal con Shelley Duvall. De hecho, el rodaje para esta actriz fue todo un infierno. En palabras de la actriz, se llegó a poner enferma del estrés que tuvo que pasar en el rodaje. Fue uno de los papeles más difíciles de su vida. Un ejemplo es la escena donde Wendy agita un bate de béisbol contra Jack en las escaleras. Duvall tuvo que repetir la escena 127 veces, y entró en el libro de Record Guiness por ser la más repetida hasta el momento.

Buena parte del escenario se quemó

foto-6Casi al final del rodaje hubo un enorme fuego que acabó con varios escenarios. Según el equipo, fue un gran fuego que sucedió sin que nadie sepa el motivo. Volver a montar todos lo escenario costó unos dos millones y medio dólares. Hay una famosa foto donde se puede ver a Kubrick riéndose frente todo el destrozo. Puede que se estuviera riendo porque sabía que en el libro el hotel acaba quemado.

Se tardaron 5 años en hacer la película

Se conoce a Stanley Kubrick por tardar mucho tiempo en hacer sus películas. En total se calcula que unos 5 años. Algunas fuentes difieren sobre cuanto duró el propio rodaje, pero se estima que fue casi un año. Kubrick era un perfeccionista y según decía, cada película que realizaba era como la primera. Por esto se tomaba su tiempo en hacer las cosas según su visión.

Hay un final alternativo

No es extraño que una misma película tenga uno o varios finales alternativos. Se suele hacer en la post producción, pero Kubrick cambió el final de El Resplandor después de que se estuviera en cartelera todo un fin de semana. La escena se perdió pero siguen existiendo los guiones que se hicieron.

La escena ocurre justo después de que Jack muera en la nieve. Ullman (el gerente del hotel) visita a Wendy al hospital. La dice que han investigado cuidadosamente el hotel y no encontraron nada fuera de lo ordinario. También la invita a pasar con el una temporada en una casa en la playa que tiene. Al final la escena no se incluyó, y todo el equipo pensó que fue una buena decisión.

La teoría de la conspiración

La película ha dado mucho que hablar, y algunos expertos de cine han dado algunas opiniones que no dejan de ser interesantes. Hay incluso un documental llamado “Habitación 237”  que habla de esto. Una teoría es que Kubrick ayudó a falsificar el aterrizaje en la luna y El Resplandor es una especie de confesión. Otra teoría dice que la película es sobre el genocidio de los nativos americanos. También se habla del holocausto y los campos de concentración como punto central del film

Lo cierto es que muchos colaboradores de Kubrick en la película piensan que es absurdo, y de hecho se rieron bastante con el documental que hemos comentado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here