Posiblemente hayas oído en los medios de comunicación la próxima misión a Marte que quiere llevar a un grupo de voluntarios para crear una comunidad permanente en su superficie. Se espera enviar un grupo de astronautas a esta colonia marciana empezando en el año 2023 y ya hay un buen número de personas elegidas que son de todas partes del mundo. Los requerimientos para apuntarse son solo ser mayor de edad y estar bien de salud. El único inconveniente es que es un viaje de ida pero sin vuelta. Los que vayan ya no podrán volver a la Tierra.

fotografia-1Es algo arriesgado y pueden ocurrir muchas cosas, pero eso lo dejaremos para otro artículo. En este lo que se quiere saber es como se cubrirá una cosa tan básica como la comida y el agua. Para tomar una referencia de esto, se puede calcular esta necesidad por un año. Lo primero es tener en cuenta algunas cosas. Lo primero es que un viaje a Marte puede llevar unos seis meses. En este caso no contamos el viaje de vuelta, porque no lo habrá.

Una persona necesita una buena variedad de vitaminas y minerales para estar sana y activa. Podemos asumir que los alimentos pueden ser suplementados con vitaminas y minerales, por lo que por esta parte las necesidades se pueden cubrir bastante bien. Sin embargo, nadie puede vivir tomando pastillas y barritas energéticas. Se necesitan consumir calorías, proteínas, fibra y grasas.

Para hacernos una idea de cómo podemos encontrar estos cuatro elementos, podemos pensar que las calorías las podemos encontrar en el azúcar blanco, la grasa del aceite vegetal. Las proteínas se pueden conseguir en polco y la fibra del salvado. Para aplicarlo a un año de estar en Marte, una persona necesitaría 137 kilos de azúcar, 30 litros de aceite vegetal, 22 kilos de proteínas en polco y 15 kilos de fibra.

foto-2Si pusiéramos todos esos ingredientes en barras se necesitarían unos 204 kilos de comida por persona. Esto es bastante comida para llevar, sobre todo para un buen número de personas que van a estar en una colonia en algún punto del planeta. No hay que olvidarse del agua. En muchas misiones espaciales el agua es un bioproducto de la producción de electricidad en células de combustible. Por este motivo no es una de las mayores preocupaciones. Podemos calcular que una persona necesitará unos 863 litros en un año.

De todos modos, la idea no es llevar barritas energéticas a la misión que podría ponerse en marcha en unos años. La colonia tendrá que producir su propia comida para ser autosuficientes ya que pasarán muchos años en este sitio. De hecho, el resto de su vida. Por este motivo tiene que conseguir cubrir todas sus necesidades de la misma forma que harían en la Tierra. En cuestión de alimentos no se podría cubrir del todo, porque la carne no es una cosa que se podría tener a mano. Sin embargo, ya se ha pensado en varios planes que mantendrán a los voluntarios sanos y bien alimentados de forma continuada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here