Cuando hablamos de películas de ciencia ficción, la gente suele recordar las más conocidas, como son “2001, Odisea en el Espacio”, “El planeta de los Simios”, “Star Wars” y muchas otras que son consideradas clásicos. Sin embargo, hay una en particular que es considerada por partes iguales como film de culto y película maldita. Fue la película Cuando el Destino nos Alcance (Soylent Green) la cual se estrenó en 1973.

Tocaba algunos temas que eran polémicos, donde muchas la consideraron incluso peligrosa y anarquista. Los temas de la eutanasia, el abuso de poder, destrucción del planeta y el canibalismo levantaban llagas entonces igual que ahora.  El director fue Richard Fleischer, el cual era muy conocido por películas como “Los Vikingos” o “20.000 leguas de viaje submarino”. La película también contó con unos actores de lujo, como eran Charlon Heston, Edward G. Robinson y Chuck Connors.

1 – Las reacciones al estreno de Cuando el Destino nos Alcance

soylent green pelicula

Seguro que muchos que estáis leyendo este artículo no habéis visto ‘Cuando el Destino nos Alcance’. Por este motivo aconsejamos que vean la película antes de seguir leyendo. Es una gran película que merece un visionado después de tantos años. Aparte de esto, es un tema que sigue de actualidad debido a lo que tanto se habla del calentamiento global y la protección medioambiental.

Por un lado el tema de la película era bastante espinoso y por otro era una película hecha por grandes del cine. De hecho, fue la última película que hizo Edward G. Robinson antes de morir. Por un lado la veían una crítica feroz sobre el consumo indiscriminado de los recursos del planeta, lo cual no gustaba a ciertos sectores políticos. Por otro se tocaban temas como la eutanasia, que siempre ha estado lleno de polémica.

Por supuesto, lo que más dio que hablar fue el desenlace del film, donde se muestra lo que realmente está haciendo el gobierno y el llamado Soylent Green. La escena final donde Charlton Heston dice a gritos que el producto Soylent Green son realmente personas recicladas para el consumo humano, fue impactante y polémica.

2 – Fue la primera en mostrar una máquina de videojuegos a monedas

solian green movie

La película ‘Cuando el Destino nos Alcance’ tiene mucho que decir sobre los videojuegos que luego se harían tan populares en todo el mundo. El creador del famoso juego “Pong” y fundador de Atari Nolan Bushbell también creo una de las primeras máquinas con moneda que se podían jugar en los juegos recreativos. Parece que esta película futuristica tenía más de verdad de lo que todos nos pensamos.

La máquina se puede ver en la escena del apartamento de Simonson y es el videojuego “Computer Space”. Aunque en la película la máquina es blanca, la pintaron especialmente para el film. En realidad era amarilla, roja y azul.

3 – Las mujeres son muebles en el film

Soylent-Green-1973

Hoy en día con lo políticamente correcto que es todo, una película como ‘Cuando el Destino nos Alcance’ posiblemente tendría muchos problemas. Sobre todo con el trato que da a las mujeres en algunas escenas del film. En una de ellas se puede ver a prostitutas que son referidas como una parte más del inmobiliario. De hecho, son parte de la decoración como puede ser el sofá u otra parte de la casa. Suponemos que en la actualidad algo así inundaría las redes sociales y causaría mucho revuelo.

4 – Las lágrimas verdaderas de Charlton Heston

Una de las escenas más sentimentales es cuando el personaje de Edward G. Robinson llega al centro de eutanasia para morir (y luego convertirlo en Soylent Green). Fue una escena muy intensa donde los actores pusieron su corazón en hacerla lo más real posible. Charlton Heston se emocionó cuando rodaba la escena, sobre todo por la increíble actuación de su amigo cercano Edward G. Robinson. Al final acabó llorando de verdad, que es lo que podemos ver en la película.

Lo que pasó es que Edward G. Robinson tenía cáncer y realmente estaba muy mal. Sin embargo, no dijo nada a sus compañeros de reparto y rodaje. Charlton Heston y Robinson eran buenos amigos y ambos sabían lo grave de la situación del actor. La escena de la eutanasia fue la última escena que rodó Robinson para la película, y ambos actores sabían que sería la última de su vida.

Esta circunstancia hizo que todo fuera mucho más emocional. Robinson murió diez días después de haber rodado esta escena. No es de extrañar que Heston llorara sabiendo que en poco tiempo su amigo iba a morir de verdad.

5 – Soylent Green y el grupo Green Day

Soylent Green day

Mucha gente cree que el grupo rock punk Green Day eligió el nombre por la película. El motivo parece ser por un cartel publicitario en la película que decía que los martes iba a ser el día de “Soylent Green Day”. Esto hizo pensar que el grupo musical se fijó en ese detalle para dar nombre a la banda. ¿Fue así de verdad? Lo cierto es que no hay confirmación de esto por parte de Green Day.

6 – La sordera de Edward G. Robinson

sordera Edward G. Robinson

Como se ha dicho, el actor Edward G. Robinson ya estaba pensando en retirarse debido a su enfermedad y ‘Cuando el Destino nos Alcance’ fue su última película. Uno de los problemas que hubo es que Robinson estaba casi sordo y le era difícil seguir las instrucciones del director y hacer los diálogos con soltura. De hecho, cuando el director Richard Fleischer decía “Corten” para acabar una escena, Robinson seguía actuando porque no lo oía.

Robinson era un actor muy profesional y pese a su edad y el problema de oído, pudo superar el inconveniente. Se aprendió todos los diálogos y prestaba atención a los labios  gestos de los otros actores. También estaba atento a la reacción de los actores y así sospechar que el director había dicho “Corten”.

Como anécdota, esta película también fue la tercera y última película que Heston y Robinson hicieron juntos.

7 – La escena de la comida entre Heston y Robinson

Otras de las escenas más recordadas de la película Soylent Green, es cuando los dos actores principales comparten un almuerzo con comida fresca. En el argumento de la película la comida escasea debido a la falta de recursos, por lo que comer una simple manzana, una zanahoria o un tomate es todo un lujo.

Lo cierto es que esta escena no estaba en el guión de la película. La idea de meter la escena en la película fue de Charlton Heston y Edward G. Robinson, los cuales eran grandes amigos. De hecho, ambos actores vivían muy cerca uno de otro en la vida real y solían verse para charlar. En la escena se puede ver que se lo están pasando realmente bien, aparte de que estuvieran actuando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here