A estas alturas si te preguntan quién es Ringo Starr y no lo sabes es que has vivido los últimos años en otro planeta. Como batería de uno de los grupos musicales más aclamados de todos los tiempos, puede que creas que sabes mucho de él. Posiblemente sepas que su nombre real es Richard Starkey y que tiene el apodo de Ringo porque tuvo la costumbre de llevar siempre muchos anillos. Lo cierto es que hay muchas más cosas que saber de este músico, y puede que incluso hasta el más fan de Los Beatles no lo sepa.

Hay ciertas cosas que Ringo no puede comer

foto-1

Cuando era un niño, Ringo Starr tenía una salud enfermiza y estaba enfermo cada dos por tres. Tal era su precaria salud que cuando tenía seis años estuvo en coma debido a una apendicitis. Luego contrajo la tuberculosis a los trece años, donde estuvo un año entero recuperándose. También era muy alérgico a ciertas cosas como por ejemplo  la cebolla, el ajo y las especies. Por este motivo nunca ha probado una pizza o el curry por ejemplo. Sin embargo, esto no le detuvo para hacer el anuncio para pizzas en los noventa.

No suele dar la mano

Puede que el motivo por el que es muy difícil verle chocar las manos es por los problemas de saludo siendo niño. Parece ser que es algo hipocondríaco cuando se trata de gérmenes. Prefiere hacer un simple saludo con la mano pero sin entrar en contacto.

Ringo Starr es zurdo

foto-2

Es zurdo pero toca la batería como un diestro, aunque como muchos niños de su época, el sistema educativo le decía que era incorrecto usar principalmente la mano izquierda. Por ello le enseñaron a usar la mano derecha, aunque finalmente combina ambas manos dependiendo de lo que haga. Los instrumentos de la época estaban pensados principalmente para diestros, por lo que tuvo que adaptarse a una batería de este tipo. Lo curioso es que toca la batería de un modo bastante único, manejando la mano izquierda como la base principal.

Odia los solos de batería

Siendo uno de los baterías más reconocidos de la historia, podrías pensar que se marca unos solos de batería increíbles. Pues no es así. Según dijo una vez Paul McCartney, nunca había conocido a nadie que odiara tanto los solos de batería. Para que Ringo hiciera un solo, se lo tenían casi que suplicar. Eso no significa que lo hiciera muy bien, ya que en ciertos temas de Los Beatles queda claro que Ringo sabe más de lo que parece. Un ejemplo lo tenemos en el tema “The End”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here