Cosas que Debes Saber de los Vampiros

¿Qué quieres saber de los vampiros? Aparte de lo que la literatura y el cine nos han hecho creer de los vampiros, lo cierto es que se conocen desde hace ya muchos siglos. La palabra “vampiro” apareció por primera vez alrededor 1730, aunque ya se hablada de ellos (con otros nombres) unos cuatro mil años antes de Cristo. Se les representaba como demonios o incluso espíritus que tenían que ser enterrados de forma correcta para que no volvieran a la vida. En la mitología y las creencias antiguas al volver de la tumba literalmente absorbían la vida de los seres humanos. De todos modos, no se especificaba si era la sangre lo que querían. Sea como sea, el resultado era la muerte de la víctima, la cual a su vez podía convertirse en un demonio.

fotos-1

La primera obra de ficción que trata sobre estos seres de la noche fue “The Vampyre” de John Polidori, el cual era el médico de Lord Byron. Puede que por este motivo la novela fue publicada bajo el nombre de este último. De hecho, la novela está basada precisamente en Lord Byron. También tenemos la obra más famosas sobre este seres escrita por Bram Stoker “Drácula”, que daba más detalles de cómo son estos seres. Sin embargo, la mitología de los vampiros cambia mucho a como nos lo muestran.

En el folclore tradicional, los vampiros emergen de la tumba como una forma indefinida sin huesos. Se representan como una figura con ojos brillantes y dientes afilados. Si estas formas vampíricas podían sobrevivir durante cuarenta días para desarrollar los huesos y una forma humana, se volvían más peligrosos y difíciles de matar. Estas creencias eran muy firmes en otras épocas. De hecho, se han encontrado calaveras de personas a las que se creían vampiros y que tenían rocas en la boca. Se creía que de esta manera evitaban que pudieran beber la sangre de sus víctimas.

Lo que muchos no saben, es que hubo una época en que se culpó a los vampiros de propagar la peste bubónica por Europa. Tales eran las creencias de la gente en estos seres supuestamente creados por la imaginación y supersticiones del hombre.

Los vampiros del hoy y del ayer

fotos-2

Como se ha dicho, el cine y la literatura han dado giros diferentes a lo que se ha creído durante siglos. Hoy en día en general se cree que los vampiros tienen muchos años, atractivos, inteligentes, duermen en ataúdes y les encanta beber sangre. La mayoría cree también que la forma de matarlos en con una estaca en el corazón. Sin embargo, antes del “Drácula” de Bram Stoker las creencias eran bastante distintas. Normalmente se pensaba que eran seres de poca inteligencia que habían muerto recientemente y que se podían matar simplemente quemándolos (con estaca o sin ella).

También se les ha atribuido poderes especiales. Puede controlar la mente de otras personas gracias al hipnotismo y transformarse en animales. Sin embargo, en muchas de las creencias antiguas no se habla de estos poderes, por lo que se asume que fue el cine y la literatura los que crearon esta creencia. Lo de que los vampiros mueren con la luz del día es algo reciente que introdujo Bram Stoker en su novela. Aunque siempre han sido criaturas nocturnas, los vampiros siempre han podido andar a la luz del día sin problemas y mezclarse así entre las demás personas.

Convertirse en un vampiro

fotos-3

Sobre este tema también hay varias versiones en la mitología. Una persona se podía convertir en un vampiro de otras maneras y no solo al ser mordido. Las formas eran usualmente practicar la magia negra, morir sin haber estado bautizado, alguien que comiera la carne de una oveja que había sido matada por un lobo o si un gato saltaba por encima de un cadáver antes de que fuera enterrado.

Se pensaba también que si un niño nacía con dientes sería un vampiro. En Grecia la iglesia ortodoxa podía provocar que una persona se convirtiera en este ser si recibía la excomulgación. También podía ocurrir si alguien se suicidaba. Como se puede ver, había muchas formas de convertirse en vampiro dependiendo del lugar y las creencias sobre estos seres.

¿Qué hacer si te muerde un vampiro?

fotos-4

Según varias creencias, si alguien es mordido por un vampiro debe beber las cenizas de un vampiro que haya sido quemado. De la misma manera, para evitar un ataque se debe hacer pan con la sangre de un vampiro y comerlo. Las creencias más populares son que los métodos de protección son las cruces, el agua bendita, el ajo, no invitarlos a entre en casa y la luz del día. Sin embargo, en la antigüedad había otros métodos antes de que el cristianismo introdujera sus propios métodos.

Tradicionalmente los métodos eran las ramas de ciertos tipos de árbol, la sal, la pimienta, y por supuesto el ajo. Una de las formas de evitar que un vampiro volviera del más allá era enterrándolo en un cruce de caminos. Tampoco era extraño usar el método de enterrarlo boca abajo. Así excavaría hacia abajo y se perdería en las entrañas de la Tierra.

Como se ha dicho, el ajo ha sido siempre una de las mejores armas contra el vampirismo. Ha sido una protección durante miles de años y es que el ajo ha sido algo muy especial en muchas culturas. En el antiguo Egipto pensaban que el ajo era una bendición de los dioses. En la antigua Roma los soldados creían que les daría valor en la batalla. Los marineros pensaban que les protegía de los naufragios y algunos mineros pensaban que alejaba a los malos espíritus dentro de la mina. También se pensaba (y se sigue pensando) que el ajo aleja ciertas enfermedades. Hoy en día se sabe que el aceite de los ajos funciona como un antibiótico.

Las víctimas de los vampiros

fotos-5

En las creencias populares se pensaba que la primera víctima del vampiro sería su marido o esposa. Se piensa que por este motivo las mujeres se cortaban el pelo y vestían de negro durante todo el periodo de luto. La idea era engañar al vampiro cuando volviera a la vida. Según algunas creencias, el vampiro podía dejar embarazada a su mujer, donde el hijo tendría la capacidad de ser un matador de vampiros cuando creciera.

Por lo tanto, como acabamos con los vampiros si hace falta

fotos-6

Algunas investigaciones recientes han vinculado la aparición de enfermedades como la rabia al vampirismo. Esto puede explicar la creencia de que son sensibles a la luz y al ajo, como también una tendencia a morder a la gente. Esto también lleva a extender la enfermedad, por lo que se podía pensar que convertía a otros en vampiros. De todos modos, si te encuentras con un vampiro se pueden matar de muchas maneras. De hecho, son más fáciles de matar que otras criaturas.

Tenemos la típica estaca al corazón, aunque como se ha comentado no es algo que se creyera hace años. Se piensa que si ponemos muchas piedras en la tumba de un supuesto vampiro, no podrá salir al exterior. Se le puede poner una moneda en la boca a un cadáver sospechoso. En otros sitios dicen que con poner un limón basta. Algunos dicen que hay que sacar el corazón y cortarlo en dos pedazos. También tenemos el recurso de enterrar el supuesto no muerto en un cruce de caminos. Al final parece que son más vulnerables que nosotros los humanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here