Se ha hablado mucho en el mundo de la ciencia ficción sobre la película Interstellar. Uno de los principales motivos es su precisión en contar complicados temas científicos sobre los agujeros negros y los agujeros de gusano. El director Christopher Nolan básicamente nos cuenta una historia sobre el tiempo y como transcurre a diferentes niveles para los personajes del film. Lo cierto es que según dijo Nolan, cuando empezó el rodaje no tenia claro como hacerlo ver lo más realista posible. Sin embargo, tenía la idea general de lo que quería, y eso era suficiente. Te contamos algunas curiosidades de la película Interstellar que seguro que te interesan.

1 – El director quería que la película Interstellar fuera científicamente precisa

Aunque el film era de ciencia ficción, Christopher Nolan quería que fuera algo diferente y más cercano a la realidad científica. Para ello concertó una serie de reuniones con un astrofísico llamado Kip Thorne. Estos encuentros se extendieron durante dos meses y se tocaron varios temas que son muy complejos en el mundo de la física. Algunas cosas de las que hablaron fueron curvas en el espacio-tiempo, el como la gravedad puede doblar la luz y otras cosas parecidas. Mucha de la información que salió de esas reuniones acabó en el guión de Interstellar.

Sin embargo, el astrofísico Kip Thorne impuso unas condiciones si querían su ayuda. La primera norma era que nada en la película podía violar las leyes de la física establecida. Aun siendo ciencia ficción, no quería que los guionistas empezaran a meter cosas raras poco creíbles y sin sentido. También dejó claro que todas las preguntas que pudiera suscitar la película tenían que ser científicamente lógicas. Nolan aceptó las condiciones siempre que no perjudicara el rodaje.

Aun con las condiciones impuestas por Thorne, hubo algún enfrentamiento entre el director y el astrofísico. Parece ser que Kip Thorne estuvo dos semanas insistiendo que no se debía tocar nada que tuviera que ver con viajes a la velocidad de la luz. Aparte de esto, todo fue bastante bien entre el colaborador y el director.

2 – Nolan también investigó por su cuenta en compañías espaciales

Para Nolan no era suficiente tener un astrofísico como consultor. Quería también saber todos los detalles de los viajes espaciales, y por ello fue a la NASA y también a la compañía SpaceX. Nolan pensó que si vas a hacer una película sobre naves espaciales viajando por el espacio a otros mundo, ¿Qué mejor manera de consultar a los que realmente están metidos en ese mundillo?

No solamente visitó la NASA y SpaceX por saber como es viajar por el espacio. También estaba muy interesado en saber todo lo posible sobre como eran los agujeros negros. Quería una versión real de lo que eran y no algo salido de una película de serie B. Aprovechando la visitar, también se apunto todo lo que pudo en cuestión de tecnología para realizar los viajes espaciales, como los trajes utilizados, como funcionan las lanzaderas, etc.

3 – Los efectos especiales necesitaron un ajuste en la tecnología

Vivimos en una época donde los efectos especiales por ordenador pueden hacer casi cualquier cosa. El nivel de perfeccionamiento es tal que cuesta distinguir la realidad de lo que está creado digitalmente. En la película Interstellar no fue suficiente con todos los adelantos existentes. No fue en cuestión de cómo se hacían los efectos sino como se podían almacenar. El tamaño de los datos almacenados para los efectos de la película estuvo a punto de sobrepasar el petabyte en tamaño. Tuvieron que actualizar su tecnología de almacenamiento para poder guardar tantos datos.

4 – La primera reunión de Christopher Nolan y Matthew McConaughey fue curiosa

Una vez que se tenía la base para hacer la película Interstellar hacía falta elegir a la estrella protagonista. Según dijo Matthew McConaughey en una entrevista, esta en Nueva Orleans rodando otra película y le llegó la información de que Christopher Nolan quería hablar con el. No había más información sobre el tema, solo que Nolan quería una entrevista. El actor algo intrigado aceptó tener una reunión y lo acordaron para un sábado por la mañana. McConaughey se tuvo que desplazar en avión a las oficinas de Nolan sin saber de lo que iban a hablar.

Por lo visto ese sábado quedaron a primera hora en las oficinas de Nolan y estuvieron tres horas metidos en un despacho. No hablaron ni una sola palabra de la película Interstellar. En cambio hablaron mucho de sus respectivas carreras, sus familias, las películas que habían hecho cada un de ellos y algunas trivialidades. Al cabo de la tres horas se acabó la reunión y McConaughey se quedó sin saber muy bien porqué estaba ahí.

Más tarde Nolan explicó que no le dijo nada de la película a McConaughey porque primera quería saber como era en persona. Pensaba que era importante saber con quién iba a trabajar antes de meterse en detalles sobre darle el papel principal. De esta manera pudo saber si se caían bien, lo cual era fundamental para luego poder trabajar juntos durante varios meses. No hace falta decir que se cayeron de fábula y McConaughey consiguió el papel en Interstellar.

5 –  El apocalipsis mostrado en el film está basado en un hecho real

En la película Interstellar la vida en la Tierra se ve amenazada por grandes nubes de polvo que están destruyendo todo. Las cosechas simplemente van desapareciendo y la humanidad está destinada a su desaparición al no tener que comer. Lo cierto es que este desastre ocurrió en Estados Unidos en los años 30, aunque en menor medida comparado con la película. Por si fuera poco, este desastre ecológico ocurrió durante la gran depresión americana, lo cual empeoró mucho su situación. También afectó a una buena parte de México y Canadá.

Todo empezó con una terrible sequía lo cual fue seguido de grande nubes de polvo y arena. El tamaño de estas formaciones de polvo era tan grande que tapaba la luz del sol, lo cual le daba una visión apocalíptica. La película Interstellar se basó en este triste periodo de América pero extendiéndolo a todo el planeta. Como curiosidad, en la película se ven algunas entrevistas con supervivientes del apocalipsis en el planeta. Lo cierto es que son supervivientes reales del desastre natural de los años 30.

6 – Las medidas de seguridad en el guión

El proyecto para hacer la película Interstellar era muy ambicioso y Nolan no quería que hubiera filtraciones o alguien interfiriera. Es algo normal en muchas producciones importantes de Hollywood. La competencia puede intentar copiar la idea y arruinar la idea original. Por este motivo, el director quiso proteger su film con algunas medidas básicas. Lo primero fue negarse a ver la película “Gravity” ya que pensaba que eso le podría influir al dirigir Interstellar.

Otra de las cosas que hizo fue dar los guiones a los actores impresos en un papel rojo brillante. De esta manera no podrían se fotocopiados. Ni siquiera se fió de su actor principal Matthew McConaughey cuando le dejó el guión para que lo leyera. La primera vez que el actor lo leyó fue en la oficina de Nolan y con una persona junto a el vigilando. Le llevó cinco horas leerlo entero y tomando notas. Al terminar le devolvió el guión a la persona encargada de la producción.

Lo de tener los guiones vigilados no es algo nuevo en Christopher Nolan. Se sabe que no le gustar estar lejos de sus guiones, por lo menos al principio de sus producciones. Normalmente deja que sus actores los lean mientras el está en una habitación contigua. Una vez que lo han terminado se lo tienen que devolver.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here