Aunque no seamos conscientes de ello, hay algunas cosas en el mundo de las que no solemos ser conscientes y pueden ser bastante inquietantes. Muchas cosas incómodas para nosotros las vemos en televisión a diario. Creemos saber lo que es bueno y malo por los medios que tenemos a nuestro alcance, y es algo normal. Sin embargo, hay otras cosas de las que no se habla tanto que también son bastante incómodas ya que son muy reales.

Si eres una persona que se agobia rápido con ciertas desagradables que existen, puede que quieras leer este artículo otro día… o mejor no leerlo. Son cosas incómodas que en principio no son una amenaza, pero en algunos casos puede ser un riesgo para la gente. Conocerlas no nos va a hacer sentir mejor, pero por lo menos seremos conscientes de ello.

1 – No estamos solos… y es algo literal

 Cuando hablamos de que no estamos solos, nos referimos que vivimos con millones de seres pegados a nosotros. Para empezar hablaremos del ombligo y lo que vive en el. Hace unos años unos investigadores hicieron la prueba de analizar las bacterias que viven en un ombligo humano. Después de probar en más de sesenta personas, vieron que la media era de unas dos mil especies de bacterias diferentes por persona.

En algunas de las personas encontraron cepas de bacterias que era poco comunes y solo se encontraban en ciertas partes del mundo. Solo con lo que tenemos viviendo en nuestro ombligo, tenemos compañía para rato. Pero esa no es la única zona donde existe un hábitat.

Las pestañas son otra zona que no damos importancia pero que contiene una variada fauna de seres. En este caso son ácaros que se alimentan de la piel muerta de nuestro cuerpo. Hay que reconocer que estos ácaros están en todas partes, sobre todo en la cama donde dormimos. Las pestañas es una de las partes donde parece que estos ácaros tienen predilección para estar.

2 – Perdemos cuatro kilos de piel todos los años

Hemos hablado de los ácaros en la anterior sección y su gusto por nuestra piel. Hablando de piel, ¿sabías que perdemos casi cuatro kilos de piel al año? ¿Sabías que todo ese polvo que se almacena en casa y no se sabe de donde viene, es en gran parte piel humana? El ser humano se compone de células y perdemos un gran número de ellas todos los días.

Nuestra piel está compuesta por capas, y las más antiguas se van desprendiendo y dejando sitio a las nuevas capas. No es que seamos como los reptiles, los cuales mudan la piel, aunque se podría ver de esa manera. Sin embargo, esto no es lo más inquietante.

¿Sabías que el cuerpo humano tiene más microbios que células humanas? Esto puede parecer horrible en un primer momento, pero lo cierto es que no lo es. Lo increíble es que todos estos microbios son nuestros aliados y ayudan a nuestra supervivencia. De la misma manera en que ellos viven gracias a nosotros, a su vez nos aportan muchos beneficios. Es una simbiosis perfecta donde nos ayudamos mutuamente.

3 – La enfermedad del pescado podrido

Ya tenemos suficientes enfermedades en el mundo para estar preocupados, pero hay algunas de las que ni siquiera tenemos idea. Cuando hablamos de enfermedades desagradables hay una que puede ser un verdadero problema de convivencia. ¿Sabías que hay una enfermedad llamada trimetilaminuria que te hace oler a pescado podrido?

También se conoce vulgarmente como el síndrome de olor a pescado, y hace que la gente huela de forma horrible. Lo peor de todo es que los científicos no saben muy bien como se contrae y no existen demasiados tratamientos. Como se ha dicho, socialmente puede ser una ruina.

4 – La consciencia después de una decapitación

Ya comentamos el hecho de que una cabeza puede seguir consciente después de ser separada del cuerpo. No es algo nuevo ya que se lleva mucho tiempo hablando del tema. Lo cierto es que los científicos coinciden en que una cabeza humana puede seguir viva unos segundos después de una decapitación. La actividad cerebral no se ve detenida durante un corto espacio de tiempo.

Por supuesto, muchos se preguntarán ¿Qué pruebas hay de esto? Es cierto que es difícil hacer comprobaciones de algo tan drástico, pero durante la revolución francesa se pudo hacer muchas comprobaciones. Muchos testigos pudieron observar como las cabezas seguían teniendo autonomía propia, con gestos o intentando hablar. Como se suele decir, siempre hay tiempo para unas últimas palabras.

5 – ¿Cómo de limpio está tu teléfono móvil?

De esto mucha gente no es consciente, pero es algo de lo que ya se habla hace mucho tiempo. Los teléfonos móviles son un dispositivo que viene con nosotros a todas partes. Donde estamos nosotros está nuestro teléfono. Esto significa que lo llevamos de viaje, al lavabo, a comer y muchas otros sitios con mayor o menor higiene. Aparte de esto, estamos manoseando el teléfono todo el rato, antes y después de lavarnos las manos.

No es de extrañar que varios estudios hayan podido ver que un gran número de móviles suelen estar bastante sucios. De hecho, un estudio que se hizo en la universidad de Arizona mostró que un porcentaje alto de móviles tenia diez veces más bacterias que unos lavabos públicos.

6 – ¿Cuántos asesinos en serie activos hay entre nosotros?

Es algo en lo que preferimos no pensar porque pone los pelos de punta. Aunque los asesinos en serie son algo que parece más de película, son algo que muy real y que siguen estando ahí. Por suerte no son algo muy común, pero hay una realidad que es bastante inquietante. El FBI tiene importantes estudios sobre este tipo de criminales, y hay un dato que no deja impasible a nadie: Actualmente hay unos 50 asesinos en serie en activo.

Para tranquilizar a la gente con este dato, también hay que decir que solo un uno por ciento de homicidios es cometido por asesinos en serie. Aun así no es precisamente un consuelo para la mayoría.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here