Recientemente  la momia de una mujer húngara del siglo 18 nos ha dado la evidencia de que la cesárea ya se practicaba por aquel entonces. Con las pruebas que se hicieron, se pudo ver que ni ella ni su hijo sobrevivieron. Sin embargo, esto nos lleva a preguntarnos como de antigua es la cesárea y cuando empezaron las mujeres y sus hijos a sobrevivir a esta intervención. Para empezar, desde siempre los nacimientos han sido algo difícil de llevar por las mujeres. Aunque un parto es de lo  más habitual, las complicaciones que podían suceder en otras épocas ponía en riesgo la vida de la madre y del bebé. De todos modos, hay mecanismos naturales que han ayudado a que los nacimientos se produjeran con el menor riesgo posible.

foto-1Gracias a la evolución, los humanos tenemos un cráneo muy flexible al nacer para poder salir al exterior sin resultar heridos. Aparte de esto, el feto entra en una especie de baile debido a las contracciones en el parto, lo cual ayuda a hacerse camino por la pelvis de su madre. Quizá lo más importante sea que casi al final del embarazo se libera una hormona que reblandece los cartílagos de las uniones de la pelvis. Esto permite que se estreche lo suficiente para que el bebé salga. Por desgracia no siempre ocurre de esta manera. En este punto se habla de cesárea, lo cual es también un tema cultural.

Cesárea tiene sus raíces en el latín y significa “corte”. Como la mayoría ya sabe, el procedimiento es hacer un corte en el vientre de la mujer para extraer el bebé del útero. Aunque ya se tenían evidencias de que este proceso llevaba miles de años haciéndose, la mujer no sobrevivía hasta tiempos muy recientes.

Registros históricos de que se hacían cesáreas

foto-2Hay un cierto debate de donde empezaron a realizarse las cesáreas. Se piensa que fue en Egipto en el año 300 antes de Cristo. Sin embargo, el documento más claro de que ya existía este procedimiento viene de la era romana. En este caso fue una ley hecha por Numa Pompilius que prohibía enterrar a una mujer muerta que estuviera embarazada hasta que su bebé fuera extraído de su cuerpo. El motivo era que había una pequeña posibilidad de que el bebé pudiera sobrevivir. No se sabe muy bien si esto se hacía por motivos religiosos o por otros motivos.

Por tanto, no se sabe a ciencia cierta quién fue la primera persona nacida por medio de una cesárea. Una de los ejemplos más famosos que se conocen es el propio Julio Cesar, donde se dice que su segundo nombre precisamente viene por su forma de nacer. De todos modos, otros estudios dicen que esto no tiene relación y hace referencia a otra cosa. Hay que recordar que ninguna mujer sobrevivía a las cesáreas  en la antigua Roma, y la madre de Julio Cesar llamada Aurelia, vivió una larga vida.

Adelantos en las cesáreas

No fue hasta el siglo XV que los médicos empezaron a ver posibilidades de que las mujeres pudieran sobrevivir a este procedimiento. El médico francés François Rousset se salió de la medicina tradicional para hacer cesáreas en mujeres vivas. Hasta el momento solo se usaba este método como última opción para salvar al bebé si la madre ya estaba muerta. Es cierto que unas pocas sobrevivieron a este procedimiento has el siglo 19, pero seguía siendo muy arriesgado debido a las muchas complicaciones que había. Las infecciones eran el mayor problema. En los años cuarenta esto cambió debido a la llegada de los antibióticos.

foto-4

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here