Siempre se ha dicho que el León es uno de los mayores depredadores que existen, y es cierto. En tierra firme es sin duda uno de los depredadores que está en las primeras posiciones de la cadena alimenticia. Hay pocos animales que les puedan parar cuando deciden perseguir y cazar sus presas. ¿Pero son tan poderosos fuera de su elemento? Muchos depredadores terrestres se vuelven muy vulnerables en el agua, sobre todo cuando hay otros depredadores acuáticos por los alrededores.

Cuando se trata de depredadores que habitan en océanos, mares, ríos y lagos, siempre pensamos en tiburones, orcas y por supuesto cocodrilos. Lo más seguro es que un león no tendrá que enfrentarse nunca con un tiburón o una orca, pero con los caimanes y cocodrilos cambia la cosa. Muchas veces tienen que cohabitar en las mismas zonas, y puede haber enfrentamientos. Es el caso del video que vamos a ver a continuación.

Un león macho de gran tamaño tiene que cruzar un río, pero el problema es que está lleno de cocodrilos. El león sabe perfectamente que en el agua no es tan poderoso como en su medio natural. Aunque duda al principio, acaba lanzándose al agua aunque sabe que corre un riesgo. Al momento un cocodrilo persigue al león y lo ataca para devorarlo. ¿Qué crees que ocurre? En el video tienes la respuesta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here