¿Sabes quién fue Charles Bukowski? Si eres de los que les gustan los escritores polémicos y considerados malditos, seguro que sabes quién es. Sin embargo, si te nombramos algunas películas como “Barfly (El borracho)” con Mickey Rourke y Faye Dunaway o  “Factótum” con Matt Dillon puede que te suene un poco más.

Charles Bukowski escribía principalmente sobre cosas que conocía muy bien, como el alcohol, depresivos trabajos, relaciones amorosas fallidas y peleas de borrachos. Lo escribía sin decoraciones mostrando la parte más ruda de su existencia. La mayor parte de la obra de Bukowski gira entorno a la bebida, a la cual estaba muy enganchado. Era consciente de su alcoholismo pero siempre la abrazó como algo bueno y con muchas ventajas,

Te contamos algunas cosas del escritor Charles Bukowski que posiblemente no sepas y que te hará conocerle un poco más.

1 – No era nada social

bukowski frases

No es nada nuevo que muchos escritores son antisociales, aunque en el caso de Charles Bukowski era algo casi patológico. No era extraño en el dejar las entrevistas a medias dejando al presentador e invitados plantados. La parte buena es que algunas veces estaba más dispuesto a colaborar y concedía la entrevista con más amabilidad de la esperada.

Precisamente en algunas de estas entrevistas dejó claro que le gustaba su soledad. Su tema favorito para escribir era la gente y su comportamiento, pero cuanto más lejos estuviera de los humanos mucho mejor. Eso no significaba que le gustaran mucho las mujeres y tuviera varias relaciones sentimentales. Sin embargo, solían durar poco y acabar mal. Aun así, se casó con Linda Lee Bukowski con la que tuvo una relación bastante tormentosa.

En una entrevista le preguntaron que es lo que no le gustaba de la gente. Contestó que no le gustaban ni sus cabezas, las caras, las manos y pies, ni sus conversaciones ni los coches que conducían. Lo dejó bastante claro al mundo entero.

2 – Charles Bukowski tampoco tenía aprecio por Hollywood

Como se ha dicho antes, el escritor ha sido interpretado por grandes actores en varias películas. La más famosa es sin duda la ya mencionada “Barfly” donde Mickey Rourke es Henry Chinaski, El personaje que creo Bukowski en sus novelas para representarse a si mismo. Aunque Rourke hizo un trabajo excelente, todos coincidieron que le faltaba mucho para ser el pendenciero borracho que era Bukowski.

En “Barfly” el propio Bukowski hace un cameo en una de las escenas en el bar. Se está tomando una copa mientras Mickey Rourke recorre la barra para hablar con el personaje interpretado por Faye Dunaway. Sin embargo, el escritor tenía el mundo del cine en muy baja estima, sobre todo lo que se refería a Hollywood. De hecho, escribió un libro hablando de su experiencia trabajando en “Barfly”, y no les deja en muy buen lugar.

3 – Su amor por los gatos

bukowski gatos

Charles Bukowski era un escritor que tenía pasión por los gatos. No es de extrañar que incluso escribiera poemas sobre ellos, haciendo referencia a los gatos que tenía. Según decía, los gatos se quejan pero no se preocupan. Andan y se pasean por todos lados con una enorme dignidad y duermen con una simplicidad que el ser humano nunca entendería.

Era tal su admiración por estos felinos, que decía que cuando se sentía triste o bajo de ánimos solo tenía que mirar a sus gatos. Con eso era suficiente para volver a animarse. Según la gente que le conocía, era algo curioso ver a un tipo duro como Bukowski mostrar su lado más emocional.

Sin embargo, ese lado más blando duraba poco porque su entorno sabía que no tenía un carácter nada fácil. De hecho, tenía fama de ser un auténtico “gilipollas” en palabras de su entorno. Cuando perdía la paciencia tenía reacciones que podían ser más o menos violentas.

4 – Su alimentación dejaba mucho que desear

 bukowski poemas

Cuando se hizo famoso como escritor le llegó la fama y el dinero y su vida cambió mucho. Sin embargo, le llegó bien entrados los cuarenta años y su vida no había sido fácil hasta el momento. Hasta entonces se había centrado principalmente en escribir y subsistía haciendo trabajos mediocres que le iban saliendo.

Apenas ganaba para poder vivir y por eso tenía que vivir en habitaciones de hoteles baratos y de dudosa reputación. Tampoco le quedaba mucho dinero para comer, por lo que basó la mayor parte de su dieta en barras de chocolate. Eran baratas y le mantenían funcionando para poder seguir escribiendo. Con una barra de chocolate al día tenía suficiente, y muchos días era lo único que consumía.

Es increíble que pudiera aguantar tantos años con una dieta tan básica y poco saludable. Comía también otros alimentos, pero solo cuando ganaba algo más de dinero para permitírselo.

5 – Odiaba a Mickey Mouse

bukowski obras

Otra de las cosas curiosas sobre Charles Bukowski lo contaba su mujer Linda. Tenía un odio visceral hacia este personaje de la factoría Disney. No podía aguantar a este ratón creado por Walt Disney, sobre todo el que tuviera tres dedos en las manos. Pensaba que era una animación absurda que no aportaba nada. Solo hacía tonterías y no tenía nada de creativo. De hecho, Bukowski acusaba a Mickey Mouse de no tener alma.

6 – Pudo haber sido un periodista

bukowski biografia

Parece que la vida de Charles Bukowski esta muy complicada y difícil, pero lo cierto es que es algo que eligió el escritor. El hecho de que trabajara en empleos temporales y de bajo nivel no significa que no pudo haber conseguido un trabajo mejor. Bukowski pudo haber sido periodista pero fue algo con lo que fue crítico desde un principio.

Estuvo atendiendo un curso para periodismo, y pudo haber sacado algo bueno de ello. Sin embargo, se desencantó rápido y empezó a faltar a las clases. El único motivo por el que no le contrataron fue su actitud y aparente desdén hacía esta profesión. Según dijo el escritor, se alegró de no haberse hecho periodista porque pensaba que todo estaba manipulado y no eran honestos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here