Cuando pensamos en los dinosaurios y sus descendientes siempre pensamos en los cocodrilos y caimanes. Es cierto que son la prueba viviente de cómo eran los dinosaurios en el pasado, pero hay otra especie que también nos da una idea de cómo eran. Los pájaros son dinosaurios vivientes por increíble que parezca. Dentro del mundo de los pájaros, los Casuarius son sin duda los mayores representantes del pasado.

Los Casuarius son pájaros que algunos siguen confundiendo con avestruces, pero no tienen nada que ver. Son un tipo de pájaro de lo más curioso por muchos motivos. Incluso los expertos reconocen que los Casuarius son la especie de pájaros más peligrosa que existe. Te contamos algunas cosas de este pájaro menos conocido por la gente.

¿Qué hace peligrosos a los Casuarius?

Para empezar, los Casuarius son pájaros muy grandes. De hecho, hay tres especies de estos pájaros y todos viven en Nueva Guinea, Australia y algunas islas colindantes. Existe un tipo de Casuarius enano que no sobrepasa el metro de alto. Luego están los Casuarius del norte que pueden llegar al metro y medio.

El Casuarius más grande es el del sur, que puede sobrepasar los dos metros de alto. Es considerado el segundo ave más pesado del mundo después del avestruz. Puede llegar a pesar una media de 70 kilos, lo cual lo hace un animal al que hay que respetar. Aparte de su tamaño y peso, tienen un arma secreta con la que hay que tener cuidado. En el talón de las patas tienen una puntiaguda garra que puede tener hasta 12 centímetros.

Los Casuarius se defienden a base de cabezazos y picotazos, pero cuando usan sus poderosas patas es cuando la cosa se complica. Sus patadas son ya de por si mortíferas, pero con la garra en forma de puñal puede ocasionar heridas terribles. Como muchos ya habrán supuesto, los Casuarius han matado a gente en el pasado por lo que tienen su fama ganada.

Para hacerlo todo más escalofriante, los Casuarius son magníficos saltadores. No solo atacan avanzando de frente, sino que pueden dar espectaculares saltos y hacer el ataque por encima de su enemigo. Eso les da mejor opción para usar sus terribles garras.

2 – Los padres son los que cuidan de los pequeños

En el entorno de los Casuarius las hembras tienen una relación con varios machos. De hecho, tienen sus camadas con varias parejas, y estos son los que se encargan de incubar los huevos. Mientras están incubando estos huevos, nunca abandonan el nido ni siquiera para comer o beber.

No solo se encargan de los huevos, ya que cuando eclosionan y salen los polluelos, empieza la segunda tarea de los padres. Los machos estarán con los recién nacidos todo el tiempo. Los criarán y defenderán durante los siguiente meses hasta que puedan defenderse por si mismos.

3 – Les encanta la fruta pero pueden comer de todo

La dieta de los Casuarius es principalmente fruta de todo tipo. Son auténticos devoradores de fruta y puede comer unos cinco kilos al día. No es lo único que comen ya que pueden ser carroñeros también. Cuando encuentran un animal muerto no lo desaprovechan. También cazan ocasionalmente pequeños animales como son ratones, serpientes y lagartos.

Otras de las cosas que tienen en su menú son sus propios excrementos. Puede sonar asqueroso pero el aparato digestivo de los Casuarius deja muchos alimentos sin digerir. Esto significa que en los excrementos siguen habiendo trozos de fruta casi enteros que les supone nutrientes. Por tanto, no le hacen ascos a rebuscar entre los trozos de comida sin digerir.

4 – ¿Para que utilizan la cresta?

Una de las cosas que destaca en este tipo de ave es la coloreada cresta que tienen. Esto junto a su plumaje y sus largas patas les hace una mezcla de avestruz y pavo real combinado con otros animales sin definir.

La cresta les sale a los dos años de vida pero hay algo curioso sobre ello, y es que los científicos todavía no saben la función que tiene. Hay varias teorías sobre para lo que sirve, como por ejemplo que la usan para barrer los arbustos cuando están buscando cosas de comer en el suelo. También se piensa que lo usan para atraer al sexo opuesto con sus vivos colores. Aun así, no hay nada que lo demuestre científicamente.

Otra interesante teoría es que se pueden comunicar con estas crestas. Se piensa que podrían servir para amplificar o hacer resonar los sonidos que emiten. Algo así como una especie de caja de resonancia. Para los que hayan visto las películas de “Parque Jurásico”, esto les recordará a como se comunicaban los velociraptors usando este sistema (pero sin la cresta).

5 – Los Casuarius tienen unos genitales de los más extraño

Tanto los machos como las hembras tienen órganos genitales que son poco comunes. En ambos casos tienen una especie de pene que no se conecta con los órganos reproductivos internos. Cuando estas aves se aparean el macho eyacula por la cloaca, que es un orificio que tienen en la base del curioso pene. Luego el órgano sexual se retrae en el propio orificio.

Estos órganos sexuales tan peculiares han dado lugar a muchas historias en el folclore de Nueva Guinea. Se habla de leyendas sobre personas que se convierten en  Casuarius, independientemente de su sexo. También existen rituales de fertilidad donde los bailarines imitan a los Casuarius con máscaras en sus bailes.

6 – Las muertes por Casuarius

Como se ha dicho en un anterior segmento, los Casuarius han matado a personas. Sin embargo, oficialmente han sido dos las personas que han muerto debido a estas grandes aves. Eso no las hace menos peligrosas pero nos da una idea de que es mejor no enfadarlas.

El primero caso fue un joven granjero en 1926 en Queensland, Australia. El segundo caso ha sido bastante reciente donde un hombre de Florida de unos 75 años fue atacado por un Casuarius que tenía en cautividad. Lo tenía en su granja como mascota, pero no tuvo en cuenta el riesgo que suponía.

Sin embargo, los ataques de Casuarius a humanos han sido muchos más de lo que se piensa. Existen al menos 150 ataques documentados de estos animales a personas, aunque sin resultado de muerte. En la mayoría de los casos fueron los humanos los que invadieron el terreno de los Casuarius provocando el ataque. Sin embargo, hay un porcentaje de ataques simplemente porque los Casuarius nos han considerado comida.

Uno de los problemas es que la gente tiene la costumbre de alimentar animales salvajes. Esto hace que la interacción sea mayor y haya mayor riesgo de que algo pase. En el caso de los Casuarius es siempre un riesgo ya que son animales agresivos. Por este motivo, tanto en Nueva Guinea como en Australia se ha prohibido cualquier interacción con estas aves.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here