Ya hemos hablado antes de ciertas bibliotecas con historias enigmáticas en los que pocos pasarían la noche. En este artículo hablaremos de algunas bibliotecas singulares que siguen existiendo, y que tienen un toque siniestro. Las bibliotecas son un lugar de conocimiento y donde se registra la historia. Antes de que existieran las bases de datos y los ordenadores, los libros eran la única fuente de registro de información. Estas bibliotecas singulares que veremos registran partes de la historia que asustarían a muchos.

1 – Una biblioteca para aprender conjuros

Conjuring Arts Research Center

Los más aficionados a los temas esotéricos y de magia, sabrán que existen tiendas con toda clase de libros y artilugios sobre este campo. En Manhattan hay un sitio llamado “Conjuring Arts Research Center” que se podría traducir como “centro de investigación de las artes del conjuro”. El nombre lo dice claramente, y ya te puedes imaginar que nos podemos encontrar en este sitio. Es una pequeña biblioteca con cientos de libros que hablan de magia, hechizos y conjuros.

Algunos de los libros que tiene esta biblioteca tienen varios siglos de antigüedad, por lo que no es un sitio cualquiera. No solo hay libros, sino curiosas máquinas usadas en el pasado para todo tipo de cosas relacionadas con el ocultismo. Se puede visitar esta biblioteca, pero hay que pedir cita ya que está muy solicitada. Sin duda se pueden encontrar libros muy interesantes que no se pueden encontrar en otros sitios.

2 – La biblioteca de Tomas Fisher en Toronto

Thomas Fisher Rare Book Library

Si estás por Canadá, quizá te quieras pasar por Toronto para conocer una de las bibliotecas singulares de las que estamos hablando. Se trata de la llamada “Thomas Fisher Rare Book Library” donde se pueden encontrar muchos libros extraños sobre temas curiosos e inquietantes. En este caso, la biblioteca de Tomas Fisher está especializada sobre todo en monstruos.

¿Qué queremos decir cuando hablamos de monstruos? Los hay de todo tipo, donde se pueden encontrar dragones, gárgolas, basiliscos y otras criaturas mitológicas. No solo se cuentan muchas cosas en detalle, sino que hay gran cantidad de ilustraciones antiguas que reflejan a estos monstruos. Se pueden encontrar copias de libros que datan del año 1500 donde se habla de leyendas, mitología y ocultismo. 

Como curiosidad, en Tomas Fisher se puede encontrar una copia de la novela “Frankenstein” de Mary Shelley que data de 1882. Se puede ver a través de una vitrina, ya que no se permite tocarlo o leerlo en una mesa. Esto es bastante obvio, pero nos da una idea lo comprometida que está esta biblioteca con todo tipo de monstruos, ya sean modernos como antiguos.

3 – La biblioteca de Newberry

bibliotecia Newberry

En Chicago tenemos la biblioteca de Newberry, donde tenemos una gran colección de libros religiosos y de magia. La mayoría de estos libros son bastante antiguos, y hay uno del siglo 17 que es el más famoso de la biblioteca. Se trata del “Libro de los encantos mágicos”, el cual está escrito a mano por supuestos brujos de la época. Ya hemos hablado de siniestros libros mágicos antes, y este es uno de los que realmente deberían dar miedo.

Este libro contiene toda clase de sortilegios para muchas cosas, como por ejemplo hacer resucitar a los muertos. Como se puede ver, es un libro oscuro el cual es increíble que sobreviviera al paso del tiempo. Este tipo de libros no estaban muy bien vistos en el pasado, sobre todo por la Santa Inquisición.

No es el único libro famoso de magia y ocultismo que tiene la biblioteca de Newberry. Hay varios volúmenes de gran interés sobre esta materia, donde otra joya es el escrito por Increase Mather, uno de los asistentes a los juicios de brujas de Salem. Hay muchos libros que todavía no han sido traducidos del latín o el inglés medieval, por lo que la biblioteca pide de vez en cuando voluntarios para traducir algunos de sus volúmenes.

4 – La Biblioteca Médica Histórica

Biblioteca Médica Histórica

Esta biblioteca no tiene nada que ver con lo oculto, pero para muchos puede ser bastante inquietante. Se encuentra en la universidad de médicos de Filadelfia y lleva en activo casi 300 años. Tiene una de las colecciones de libros médicos más importantes de los Estados Unidos, donde se habla de todo tipo de procedimientos quirúrgicos. Los libros están llenos de texto, ilustraciones y todo tipo de detalles sobre trepanaciones, amputaciones y operaciones de todo tipo.

¿Por qué podría ser esto inquietante para la mayoría de la gente? A no ser que no pertenezcas al campo de la medicina, estos procedimientos pueden parecer bárbaros al ser de otra época. Para hacerte una idea, en las trepanaciones tenían que abrir agujeros en los cráneos de las personas. Imagina la tecnología que había entonces para hacer eso.

5 – El fantasma de la biblioteca de Pattee

Betsy Ruth Aardsma

En este caso nos tenemos que meter en el mundo sobrenatural para hablar de la biblioteca de Pattee. Se encuentra en Pensilvania y tiene una historia detrás que es triste e inquietante a la vez. El 28 de noviembre de 1969 una chica llamada Betsy Ruth Aardsma  murió asesinada en los sótanos de la biblioteca de Pattee. Fue apuñalada hasta morir y nunca se descubrió quién fue el asesino.

Se sospechó del novio de Betsy, pero no se pudo probar nada. Incluso se pensó que el asesino en serie Ted Bundy había sido el asesino de la joven. Sin embargo, hasta el día de hoy nadie sabe con certeza quién fue y lo que motivó el crimen. El asesinato dejó muchas incógnitas y también historias sobre el supuesto fantasma de la joven deambulando por los sótanos de la biblioteca de Pattee. No hay mucha gente que quisiera pasar la noche en esta biblioteca, y menos en sus sótanos.

6 – La colección de crímenes y ejecuciones de Harvard

English Crime and Execution Broadsides Collection

En este caso, técnicamente Harvard no podía incluirse en la lista de bibliotecas singulares, pero una de sus colecciones si. La tiene la biblioteca de leyes de Harvard y trata sobre crímenes y ejecuciones a lo largo de la historia. Se trata de 600 pergaminos impresos por un lado, donde se dan detalles por medio de ilustraciones y textos de crímenes y la manera de repartir justicia. La mayoría son ejecuciones y torturas que se inflingían en el pasado, por lo que nos podemos hacer una idea.

Los crímenes que más se repiten son los de asesinato, violación, piromanía y asalto, los cuales eran los más castigados en ciertas épocas del pasado. La mayoría se centran en los castigos aplicados en Inglaterra y Gales entre 1735 y 1870, y los métodos usados eran realmente terroríficos. La manera más “humana” que se aplicaba para ejecutar era el ahorcamiento, y era preferible viendo los demás métodos en los pergaminos. Como puedes ver, todas estas bibliotecas singulares no son las habituales que solemos visitar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here