¿Es posible que en las grandes ciudades puedan existir bestias salvajes que ataquen a la gente? No hablamos de un animal escapada de un zoológico, sino una bestia salvaje de orígenes desconocidos. Pues esto es lo que precisamente pasó en un distrito al sur de Londres llamado Sydenham. Lo cierto es que la vida salvaje de Inglaterra no es ni mucho menos peligrosa. En el pasado había lobos y osos, pero ya desaparecieron. Dicho de otra manera, hace muchos años que los animales salvajes peligrosos dejaron de existir en el Reino Unido. Por eso la Bestia de Sydenham es un caso más misterioso aun.

La primera aparición de la Bestia de Sydenham

El primero encuentro con la Bestia de Sydenham fue en el año 2005, donde un vecino de la zona llamado Tony Holder se encontró con ella. Había salido a la calle por la noche para buscar a su gato, el cual había desaparecido. Mientras andaba por la calle y animal de gran tamaño saltó sobre el. Cayó al suelo sin saber lo que le había atacado, y cuando se dio la vuelta el animal huyó de la escena. Tony Holder llamó a la policía. Mientras una ambulancia estaba atendiendo lo que parecían arañazos, les dijo que le había atacado un gato muy grande.

Según la descripción que había dado, parecía que estaba hablando de una pantera. Un equipo especial de la policía rodeo la zona con rifles y dardos tranquilizantes. Sin embargo, no pudieron ver a la supuesta bestia que había atacado al vecino. Aun así, la policía se lo tomó muy en serio. Por otra parte, ningún zoológico o circo había denunciado que un felino se les había escapado. ¿De donde había salido la Bestia de Sydenham? Después de todo, una pantera no pasa desapercibida en una gran ciudad.

La histeria colectiva en Londres

La noticia de que un supuesto felino de grandes dimensiones estaba en Londres causó un gran impacto. La gente tenía miedo de ser atacado por el animal y la histeria se propagó por toda la ciudad. Los habitantes de Sydenham estaban especialmente asustados.

Oficiales de policía fueron a todos los colegios de la zona dando charlas sobre lo que tenían que evitar. Les aconsejaban que no fueran por zonas boscosas o callejones solitarios sin estar acompañados. Lo cierto es que no era la primera vez que se había denunciado la aparición de un animal como ese. En el año 2002 un animal similar había sido visto también en el sur de Londres.

El tiempo pasó y la Bestia de Sydenham no volvió a dar señales de vida hasta el año 2009. Un hombre que estaba haciendo footing dijo que un gran gato le había perseguido durante un tramo de su recorrido. El hombre había corrido asustado pero finalmente el animal había perdido el interés en el. La policía piensa que podría ser que alguien crió a una pantera siendo pequeña y luego al hacerse adulta escapó. Aun así, no se ha vuelto a saber nada de este animal. ¿Podría ser que volvió con sus cuidadores y por eso no se han tenido más noticias? A día de hoy sigue siendo un misterio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here