Como muchos sabréis, El Reino Unido ha sido un país de conquista en todo el mundo. El imperio británico extendió su poder por todo el globo y tuvo que luchar por ello en infinidad de guerras. Una de las que más recuerdan fue la Batalla de Rorke’s Drift, la cual se libró en tierras africanas contra miles de guerreros Zulu,

Muchos comparan la Batalla de Rorke’s Drift con la batalla del Álamo en Estados Unidos por las circunstancias. En ambos casos los defensores de un fuerte se tenían que defender de un enemigo mucho mayor en número. Los británicos solo eran 150 personas en el fuerte, mientras que los Zulu eran entre tres o cuatro mil guerreros. Los británicos ganaron y esta batalla quedó grabada como una de las grandes victorias en la guerra británica-Zulu.

Aunque la Batalla de Rorke’s Drift realmente no fue de las más relevantes en el conflicto, fue tomada como un ejemplo de la fortaleza británica en el mundo. Te contamos algunos detalles de esta batalla ocurrida el 22 de enero de 1879.

1 – La derrota de Isandlwana

guerra entre ingleses y zulúes

La victoria de la Batalla de Rorke’s Drift llegó en el mejor momento para lavar el honor británico. Lo que muchos no recuerdan cuando hablan de este conflicto es la derrota que sufrieron anteriormente en la batalla de Isandlwana. Esta derrota fue muy recordada porque era la primera vez que un ejército de la “era moderna” perdía frente a fuerzas indígenas que se consideraban inferiores.

Toda la tecnología del ejército británico no sirvió de nada frente a los guerreros zulu. De hecho, la victoria en la batalla de Isandlwana envalentonó a los zulúes y decidieron continuar la ofensiva hasta Rorke’s Drift. En este lugar se encontraba un pequeño destacamento británico que controlaba la frontera del territorio zulu. Este asentamiento militar consistía de unos 150 soldados bajo el mando del teniente Gonville Bromhead.

2 – Las fuerzas zulúes  

batalla de ulundi
26

Al asentamiento británico llegaron más de tres mil guerreros zulúes, los cuales eran considerados guerreros duros y muy fieros. Ya habían demostrado su efectividad en cientos de conflictos bélicos contra otras tribus y los propios británicos. Tenían un arma ligera muy potente llamada iklwa, la cual era una lanza corta que podía ser lanzada o usada para el cuerpo a cuerpo. También usaban una especie de garrote llamado iwisa, más usado en las distancias cortas.

Las armas zulu también estaban provistas de un escudo que les protegía de los ataques enemigos. Después de la victoria en Isandlwana, algunos zulúes usaron las armas de fuego que habían cogido a los británicos. Sin embargo, la mayoría prefería seguir usando sus armas tradicionales para entrar en combate.

Pensaban que tras haber derrotado a los británicos en Isandlwana, un pequeño destacamento de 150 soldados sería más fácil. Puede que este fuera uno de sus errores al subestimar al enemigo y no tener en cuenta otros factores. Los zulúes tenían también otras ventajas, y era que luchaban en su terreno y estaban adaptados a una tierra tan hostil. Su resistencia y fuerza eran mucho mayores que la de cualquier británico.

3 – El asentamiento de Rorke’s Drift

amanecer zulu

Las noticias llegaron rápido al asentamiento y sabían que un ejército zulú de miles de guerreros se acercaba. El teniente Gonville Bromhead tenía una difícil decisión que tomar porque en el fondo sabía que no estaban preparados para una guerra. De hecho, el asentamiento estaba más centrado en temas logísticos sobre el terreno. Estaban haciendo un puente en la parte fronteriza en el río Búfalo, por lo que la duda era ¿quedarse o retirarse a un sitio más seguro?

La persona a cargo de construir el puente era el teniente John Chard, perteneciente al batallón de ingenieros. Chard tenía experiencia en los conflictos con los zulúes y fue el encargado de preparar la defensa, con el apoyo del teniente Bromhead y el comisario James Dalton. Fue el propio Dalton quién convenció a los demás de quedarse y proteger el asentamiento y el puente que estaban construyendo.

Gracias a los conocimientos de ingeniería de Chard, transformaron el asentamiento militar de Rorke’s Drift en una fortaleza. Su conocimiento militar y experiencia le ayudó a preparar la defensa contra el ejército que se acercaba. Levantaron muros hechos de sacos y pusieron barricadas en varios puntos. Los edificios del asentamiento fueron fortificados y tiradores estratégicamente posicionados.

4 – La Batalla de Rorke’s Drift

shaka zulu batalla

Cuando llegaron los zulúes, se encontraron con una pequeña fortaleza a la que no dieron la mayor importancia. Seguía siendo un pequeño destacamento que era fácil de vencer, aunque no se esperaban la bienvenida de los británicos. De hecho, los zulúes pensaban que la mayoría se habría retirado, ya que era lo más lógico.

La gran ventaja de los británicos era su disciplina y las armas de fuego que tenían. Por muy efectivas que fueran las armas zulúes, no eran rival para los rifles y las bayonetas británicas. Aun así, el número era la gran fuerza de los zulúes y también su determinación por arrasar el asentamiento.

La Batalla de Rorke’s Drift pronto se convirtió en un cuerpo a cuerpo. Las primeras defensas que habían preparado fueron muy efectivas al principio, pero finalmente no pudieron parar la horda de guerreros zulu. Los zulúes fueron ganando terreno a los soldados británicos y finalmente la batalla se centró en el edificio que hacía de hospital. Los soldados se habían retirado al hospital y se hicieron fuertes en su interior.

Los soldados consiguieron resistir a los ataques en el hospital, pero no sin muchas bajas. Los ataques continuaron durante todo el día y parte de la noche. Sin embargo, al amanecer los ataques zulúes de pararon. El amanecer del 23 de enero de 1879 las fuerzas británicas comprobó que el conflicto se había detenido por algún motivo. No lo entendían, sobre todo porque ya se daban por muertos al estar sitiados en el hospital.

5 – El desenlace de la batalla

batalla de isandlwana

La Batalla de Rorke’s Drift había durado algo más de un día, aunque había tenido una intensidad como la mayor de las guerras. Habían muerto 17 soldados, de los cuales cinco habían sido por armas de fuego zulúes. El resto había sido por las heridas de las lanzas y los garrotes. Hubo un gran número de heridos, aunque es increíble que hubiera tan pocos muertos teniendo en cuenta como fue la batalla.

Por el lado zulu hubo unos 350 muertos y medio millar de heridos. Las armas de fuego británicas habían sido muy efectivas en las primeras embestidas de los zulu. Una vez que pasaron las primeras barricadas, la lucha se convirtió en lanzas contra bayonetas. Hay una polémica sobre el número de muertos zulu, y es que hubo testimonios que dijeron que muchos heridos fueron rematados por las bayonetas británicas. Por eso hubo tantos muertos en el lado de los zulúes.

Los zulúes viendo la ferocidad con la que se estaban defendiendo los británicos, decidieron retirarse. Cambiaron la idea de conquistar el fuerte de Rorke’s Drift, lo cual dio la victoria a los británicos. Fue una de las grandes victorias del ejército británico que los historiadores han cubierto de gloria con los años.

Muchos no saben que la Batalla de Rorke’s Drift fue uno de los primeros conflictos donde se apreció el llamado trastorno de estrés postraumático por conflicto armado. Este trastorno luego se hizo muy conocido y estudiado en la primera guerra mundial, pero fue visto primero en la Batalla de Rorke’s Drift.

6 – La película bélica más famosa del cine

rorke's drift pelicula

Hoy en día hay muchas películas bélicas que son obras maestras y consideradas las mejores en la historia. Sin embargo, en 1964 se estrenó la película “Zulu” y fue considerada la mejor película de guerra que se había hecho. En ella podemos ver al gran actor Michael Caine en el papel de teniente Gonville Bromhead. Hoy en día está vista como un clásico del género, aunque con cierto dando con la balanza a favor de los británicos en la contienda. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here