Hace pocos días ocurrió algo en Rusia que ha pasado un poco desapercibido, a pesar de ser un hecho impactante. Fue en una aerolínea rusa (Ural Airlines), donde el piloto demostró que los héroes existen y salvan vidas. El piloto Damir Yusupov estaba a los mandos de un Airbus-321 y acababa de despegar de un aeropuerto en Moscú cuando una bandada de pájaros se interpuso en su camino. Debido a este choque con los pájaros, el avión perdió ambos motores. Muchos de los pájaros se metieron en los motores haciendo que fallaran.

En el Airbus-321 iban 233 personas por lo que la cosa no pintaba bien. En casos como este, puede ocurrir cualquier cosa y por desgracia sabemos como acaban muchos de estos incidentes. El piloto dijo después que cuando falló el segundo motor, la situación ya era desesperada. No podía volver al aeropuerto y el avión iba perdiendo potencia.

Sin embargo, Damir Yusupov hizo algo inusual ya que vio un campo de maíz que ese encontraba en las afueras de Moscú. Usó el campo cosechado como pista de aterrizaje improvisada, y lo hizo perfectamente. De todos los pasajeros, solo hubo un herido leve. Nada más aterrizar el avión, se aseguró de que todo el mundo estaba bien y que bajaran del avión. Luego llamó a su mujer para contarle lo sucedido.

Claramente, la sangre fría y la pericia del piloto hicieron que no hubiera un desastre con muchas víctimas. No es la prima vez que los rusos demuestran sus increíbles  habilidades como pilotos de aviones comerciales. Todo quedó grabado en video y te lo dejamos a continuación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here