En la era de la información, la privacidad es un lujo

Hace no muchos años, enterarse de las aventuras y desventuras de alguien requería de mucho arte en cuanto a estar en el momento adecuado y conocer a las personas precisas a quien preguntar.

Hoy en día no ocurre esto; con el gran auge de las redes sociales cualquiera puede tomar una foto y publicarla para que sus contactos la compartan y así sucesivamente ocurriendo lo que denomina “efecto bola de nieve”, en el que la noticia se expande hasta que todo el mundo la conoce.

Una organización uruguaya decidió lanzar un mensaje creando un video que en poco tiempo se convirtió en viral

foto-1Se trata de “Pensamiento colectivo”, y lo que busca es luchar contra el desconocimiento que tienen muchas personas que ayudan a transmitir esos contenidos a través de la red, sin importarles las personas que aparecen en los videos.

Este video le esta dando la vuelta al mundo

Con más de 7 millones de reproducciones en apenas unas semanas, el video muestra a una pareja besándose en la playa, mientras son grabados por un “amigo” que por sorpresa capta el momento con su cámara.

Acto seguido, la muchacha que está siendo grabada se levanta para dirigirse a la cámara, es decir a todos aquellos que están viendo el video y compartiéndolo. Lo que les dijo llegó a millones de personas, tal y como demuestra su número de visitas.

Es una clara reivindicación contra el morbo en las redes sociales

El video termina con un claro mensaje, “Si te llega que expone la intimidad de las personas, las humilla o las vulnera; no lo compartas. No seas cómplice. Corta la cadena”.

En ocasiones puede que simplemente parezca gracioso o curioso, pero lo cierto es que a nadie le gusta que le desnuden en público, y mucho menos lo vean miles de personas. Depende de cada uno ponerse en el lugar de los afectados e ignorar publicaciones de ese tipo.

Es un problema muy presente sobre todo en las aulas

El acoso escolar ha ido evolucionando con los tiempos, ahora ya no basta con pegar palizas, sino que estas se graban, cuelgan en YouTube/Facebook y se comparten entre todos los compañeros de clase para que puedan burlarse de las víctimas.

Tanto en el caso del video, como en los otros muchos que existen, el cyberbulling no comprende de edades ni situaciones, con la cantidad de personas atadas a sus pantallas, se exponen al riesgo de que sus datos sean usados para malos fines.

Evitar el clic para terminar con el acoso

Si nadie viese los videos, o los denunciase, se terminaría rápidamente el problema, ya que los acosadores perderían su poder, que es el de rebajar a sus víctimas humillándolas, con la libertad que supone hacerlo frente a un PC o Smartphone sin que ninguna persona pueda vigilarles. No compartir sirve para prevenir, pero si de verdad se quiere cual el problema, es necesario que los jóvenes sean conscientes del daño que hacen, y gracias a organizaciones como Pensamiento Colectivo están al menos aportando su granito de arena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here