Dependiendo de la generación que seas, puede que no sepas quién es Andy Kaufman. Puede que ha muchos le suene por el papel que hizo Jim Carrey en la película “Man on the Moon”, donde representaba al cómico fallecido en 1984. Lo cierto es que el Kaufman estuvo en televisión como uno de los protagonistas de la serie “Taxi”, estuvo en infinidad de shows y dio mucho que hablar debido a su peculiar sentido del humor.

Lo cierto es que si hablamos de humor irreverente y llegando al extremo, Andy Kaufman es sin duda una referencia. No solo buscaba provocar risas en el público, sino todo tipo de reacciones, aunque fueran malas y de disgusto. Algunos pensaban que Kaufman era un hombre al que le faltaba un tornillo y se había hecho cómico. ¿Realmente estaba loco o era un perfecto provocador que lo tenía todo bien planeado?

Te contamos algunas curiosidades de Andy Kaufman que te resultarán interesantes.

1 – Andy Kaufman se libró del servicio militar

Kaufman vietnam

Antes hemos comentado de si Andy Kaufman podía realmente haber tenido algún problema psicológico. No lo creemos y de hecho la mayoría piensa que solo era una persona muy peculiar con una forma de ser muy personal. Aun así, en 1967 había acabado sus estudios y el país estaba inmerso en la guerra de Vietnam. Pensaba que sería llamado a filas y tendría que ir a luchar al país asiático, pero no fue así.

El médico de Kaufman envío una carta al servicio de reclutamiento diciendo que no tenía una buena noción de la realidad. Básicamente avisaba a los militares que Kaufman tenía una mentalidad inestable y que si fuera enviado a Vietnam, podría volverse completamente loco. Los militares hicieron caso a la recomendación del médico y libraron al cómico de tener que ingresar en filas y tener que ir a la guerra.

2 – Las extrañas actuaciones de Kaufman

Por lo que más se recuerda a Kaufman es sin duda por sus actuaciones extrañas y que cogían a la gente desprevenida. Empezó a actuar en los años setenta en locales de Nueva York y Los Ángeles, y desde el principio buscaba confundir al público. Para empezar, sus actuaciones no tenían un orden lógico y algunas veces ni siquiera se presentaba como humorista.

Una de sus actuaciones preferidas para volver loca a la gente, era presentándose como un simple narrador en vivo, donde leía obras famosas frente a la gente. Una de sus obras favoritas era “El gran Gatsby” del escritor F. Scott Fitzgerald, donde empezaba a leer la novela “a su manera”. El público realmente pensaba que era un artista de la narración por lo que le escuchaban sin pensar que era un número cómico. Sin embargo, durante su “narración”. De este modo troleaba a la gente, incluso amenazando a empezar la novela desde el principio si alguien se quejaba.

Lo cierto es que durante las narraciones Kaufman se metía mucho con el público, básicamente obligando a que escucharan la narración y soltando algún que otro comentario ofensivo. Estas actuaciones fueron tan polémicas que algunas veces resultaban en agresiones físicas por parte de gente del público. Se irritaban por los comentarios del cómico y las aburridas lecturas. En algunos casos, tenía que contratar a personal de seguridad para garantizar su seguridad.

3 – El público le echó del famoso show Saturday Night Live

saturday night live

Las polémicas actuaciones de Andy Kaufman llegaron a los oídos de mucha gente, y fue invitado en 1974 a participar en el famoso programa Saturday Night Live. Esto era muy importante para cualquier artista que se dedicaba a la comedia, porque era una oportunidad de darse a conocer en el país entero.

El cómico preparó su actuación con partes de las actuaciones que había hecho anteriormente en diferentes clubs. Andy Kaufman hizo catorce actuaciones en el show Saturday Night Live hasta que en 1982 los productores decidieron hacer una votación pública para ver si el artista continuaba. La votación fue desfavorable para Kaufman, la cual decidió que el artista no se fuera definitivamente del show.

Lo cierto es que la votación no era oficial, sino que se había hecho en tono de humor. Sin embargo, Kaufman hizo caso a la opinión pública y nunca volvió a actuar en Saturday Night Live.

4 – Durante una actuación invitó a todo el mundo a leche y galletas

kaufman leche y galletas

Durante una de sus actuaciones, el cómico hizo algo que nadie había hecho hasta ese momento. En 1979 actuó en el Carnegie Hall y tenía casi tres mil personas en la audiencia que le habían ido a ver. Al terminar su actuación, Kaufman dijo que invitaba a todo el mundo a leche y galletas. Había contratado autobuses para llevar a las casi 3000 personas a una universidad cercana, donde estaba preparada la “merienda.

Todo el mundo fue subiéndose a los autobuses que había preparado Kaufman, y fueron llevados al “New York School of Printing” en Manhattan. Todo el mundo pudo disfrutar de su leche con galletas, pero la cosa no acabó ahí. Después del agasajo Kaufman les invitó a dar una vuelta en Ferry alrededor de la isla Staten.

5 – Dio su única entrevista serie en el show de Orson Welles

Andy Kaufman era muy conocido por estar siempre metido en su papel, al mejor decir, en algunos de sus muchos papeles. Siempre estaba imitando a otros artistas o representando a los que se había inventado. Esto lo mantenía siempre como una regla, incluso en las entrevistas que le hacían. Sin embargo, con Orson Welles hizo una excepción.

En 1982 fue invitado al programa “The Merv Griffin Show” donde Orson Welles estaba presentándolo. Kaufman se presentó al programa con un collarín debido a una lesión que había contraído en uno de sus actuaciones. Se le había ocurrido hacer un número de lucha libre y la cosa no salió tan bien como pensaba. Parece ser que Andy Kaufman se quedó impactado cuando Orson Welles le dijo que estaba fascinado por su trabajo y le mostró su admiración. Esto hizo que el cómico fuera el mismo y hablara de su carrera siendo el mismo y en una entrevista más seria de las que solía dar.

6 – Era un gran fan de Elvis Presley

kaufman elvis

Uno de los personajes que más imitaba era a su admirado Elvis Presley. Solía imitarle de niño durante horas en casa, y al final se convirtió en una parte de su actuación. Fue debido a un disco de Elvis que le compró su padre cuando tenía siete años, y desde entonces tuvo al rey del rock siempre muy presente.

Cuando el cómico tenía 20 años y estaba en la universidad, le escribió una carta a Elvis Presley. En la carta le contaba la admiración que sentía por el y le decía que algún día le conocería y le daría la mano. Sin embargo, nunca le llegó a conocer en persona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here