Hemos hablado antes en flipada.com de asesinos en serie como Ted Bundy o Albert Fish, pero en algunos casos estos criminales psicópatas parece que han salido del mismo infierno. Lo peor de esta clase de criminales es que dada su forma de actuar, pueden pasar décadas hasta que son capturados. Si encima tienen “ayuda” del estado pues puede cometer sus atrocidades sin miedo de ser detenidos. Esto es lo que pasó con Andrei Chikatilo el carnicero de Rostov.

Este asesino en serie estuvo matando mujeres y niños en Rostov (Rusia) en desde la década de los 70 hasta los 90. Se le dieron muchos apodos dados su salvajismo y sadismo en los asesinatos, como el “destripador de Rostov”,  “La bestia”, “El asesino del bosque” o “Asesino X”. Sin embargo, el apodo por el que más le conocían era por el carnicero de Rostov.

Andrei Chikatilo fue finalmente detenido el 20 de noviembre de 1990, y se supo que había matado al menso 52 personas. La conservadora Unión Soviética había negado hasta entonces de que hubiera un asesino de este tipo. No admitían que un criminal así pudiera existir en territorio soviético. Te contamos algunas cosas de Andrei Chikatilo el carnicero de Rostov que te dejaran helado.

1 – Una infancia complicada

 yuri chikatilo

La infancia de Andrei Chikatilo el carnicero de Rostov no fue precisamente bonita, pero eso no justifica en lo que se convirtió. Mucha gente lo había pasado mal en territorio soviético en los años treinta y cuarenta durante la gran hambruna en Ucrania en el llamado Holodomor. El dictador Stalin había provocado esta hambruna para implantar su ideología de estado. No se permitía que hubiera granjas y negocios independientes, y todo el grano y productos tenían que pasar por el estado.

Cualquiera que se guardara sus cosechas sin declararlas, era enviado a prisión. En algunos casos se le confiscaba todo e incluso ejecutaba. Todo esto provocó una terrible hambruna que duró años. La gente se comía todo lo que llegaba a sus manos, incluidos perros, gatos, raíces de árboles o hierbas que encontraban en el campo. Muchas de las personas en el país recurrieron al canibalismo.

En el caso de Andrei Chikatilo, parece ser que su hermano fue secuestrado y usado como comida por los vecinos. Esto es lo que la madre de Chikatilo le dijo, aunque no se sabe si era del todo verdad. Lo que si se sabe es que vivió en unas condiciones muy duras y miserables. Muchos piensan que Chikatilo se comía a sus víctimas precisamente por el trauma de haber perdido a un hermano de esta manera. Sin embargo, los psiquiatras que le trataron después dijeron que solo eran fantasías de un loco muy peligroso, asociado a problemas de impotencia.

2 – Ejecutaron a un inocente por su culpa

andrei chikatilo resumen

A principios de los setenta Chikatilo se graduó en arte en la universidad de Rostov y se hizo profesor. Sin embargo, el trabajo le duró poco ya que hubo denuncias de padres acusándolo de abusos sexuales a los niños. No llegó a ir a prisión y solo perdió el empleo pero siguió poniendo en práctica sus instintos sexuales en personas vulnerables

Solía rondar las estaciones de trenes y autobuses buscando gente joven que acababa de llegar a Rostov en busca de una mejor vida. Buscaba sobre todo gente sin vínculos y que llegaba sola. Eran personas que no conocían a nadie y aceptaban cualquier ayuda que se les pudiera dar. Sin embargo, no llegaba a entrar en contacto con sus potenciales víctimas, y se conformaba con observarlas o en todo caso tener una conversación corta.

Sin embargo, todo formaba parte de su plan para satisfacer sus instintos. Esto no tardó en llegar y el 22 de diciembre de 1978 mató a su primera víctima. Fue una niña de 9 años llamada Lena Zakotnova, la cual llevó a un cobertizo abusando de ella y luego matándola a cuchilladas.

Aunque hubo testigos que vieron a Chikatilo hablar con la niña antes de que desapareciera, su mujer le preparó una coartada muy fuerte que convenció a la policía. En su lugar las sospechas cayeron sobre un joven llamado Alexandre Kravchenko, el cual tenía antecedentes por violación. Fue interrogado y torturado hasta sacarle una confesión. Reconoció que había matado a la niña para que pararan de torturarle, y fue ejecutado en 1984 por algo que no hizo.

Se puede decir que Alexandre Kravchenko fue otra víctima de Andrei Chikatilo el carnicero de Rostov, o puede que realmente de su mujer Fayina al protegerle.

3 – Uno de los asesinos en serie más terribles

Bosque de Rostov

Los métodos que tienen los asesinos en serie de acabar con sus víctimas son variados. En el caso de Andrei Chikatilo el carnicero de Rostov era lo más cruel y sádico posible. Aunque al final se confirmó que había matado a 52 personas, muchos estiman que la cantidad fue mucho mayor. La mayoría fueron niños o personas muy jóvenes, aunque también mató a mujeres de mediana edad.

Solía seguir casi siempre la misma pauta, y era ir a las estaciones de tren o autobuses y entablar conversación con posibles víctimas. Luego las engañaba para que le acompañaran a su casa, donde había que pasar por un bosque cercano. Precisamente en el bosque es donde cometía sus horribles crímenes. Primero las dejaba indefensas atándolas, y luego las torturaba con un cuchillo hasta que morían. En muchos casos las llenaba la boca de barro para que no pudieran gritar mientras las torturaba.

Una vez que había acabado su sesión de sadismo y la víctima había muerto, solía beber su sangre y comerse partes del cuerpo. En sus primeros asesinatos les arrancaba los ojos, porque había una creencia de que en la retina se quedaba una imagen del asesino. Luego lo dejó de hacer cuando se enteró que solo eran una leyenda urbana. Lo que siguió haciendo fue cortar los órganos genitales de sus víctimas por motivos sexuales. Luego las enterraba cuidadosamente lejos del lugar del crimen.

Aunque Andrei Chikatilo era un loco asesino, no era tonto y sabía perfectamente lo que hacía. De hecho, una vez satisfechos sus instintos era muy cuidadoso limpiando el escenario del crimen. Lo dejaba todo de forma en que no hubiera ninguna prueba que le comprometiera.

4 – Chikatilo era un ciudadano modelo

Fayina Odnacheva

Aunque suene a tópico cuando se trata de psicópatas peligrosos, Andrei Chikatilo era considerado una persona ejemplar en su entorno. Se había casado en los años sesenta con Fayina Odnacheva gracias a una cita que le había preparado su hermana. Luego se supo que Chikatilo era totalmente impotente e incapaz de mantener una erección. Aun así, tuvieron dos hijos usando métodos de fecundación manuales usando el esperma de Chikatilo.

Aparte de esta falta de vida sexual, el matrimonio era considerado de lo más normal. Se llevaban bien y tenían dos hijos que vivían en un entorno feliz. Nadie podía sospechar la verdadera naturaleza de este depredador psicópata. Tal era la confianza que tenían en el, que cuando fue arrestado por primera vez su esposa Fayina pensaba que había sido por una discusión que su marido había tenido por una garajes que se estaban construyendo en la zona. Incluso preparó una coartada para ayudarle.

Los viajes de negocios que hacía Chikatilo no levantaban sospechas, aunque luego su mujer Fayina confesó que alguna vez había encontrado sangre en sus ropas. El decía que era su propia sangre por cortes que se había hecho trabajando, y ella siempre le creyó. Sin embargo, cuando fue detenido y oficialmente acusado de los crímenes, Fayina pudo conectar muchas cosas que hasta el momento le parecían relativamente normales.

¿Cómo puede un asesino en serie sanguinario pasar desapercibo en una casa familiar? Algunas veces la gente simplemente no quiere ver la realidad y vive en su burbuja.

5 – Gracias a la investigación de Chikatilo se detuvieron muchos criminales

el destripador rojo

Cuando ya era claro que había un asesino matando a mucha gente, se inició una fuerte investigación para cazar al monstruo culpable. Se pusieron cámaras ocultas en las estaciones de trenes y otros medios de transporte público. Se pusieron agentes de policía encubiertos en las estaciones. Se disfrazaban como trabajadores de todo tipo para pasar desapercibidos.

Todos estos medios no consiguieron capturar a Chikatilo pero si ayudaron a detener a muchos criminales. Hubo cientos de detenciones gracias a esta intensiva vigilancia, donde cayeron sobre todo violadores y pederastas. Por un lado era frustrante no encontrar al asesino que estaban buscando, pero por otro estaban limpiando las estaciones de gente indeseable que campaba a sus anchas.

Lo cierto es que Andrei Chikatilo el carnicero de Rostov casi se libra de sus crímenes. Durante los años que cometió sus crímenes la policía soviético no creía que en un estado comunista perfecto pudiera existir un monstruo como Chikatilo. Pensaban que era más de la “decadente” sociedad americana, con la que había un continuo enfrentamiento. Por eso se libró en muchas ocasiones de ser capturado, algunas de ellas incluso estando detenido.

6 – La detención de Andrei Chikatilo el carnicero de Rostov

destripador de Rostov

El 19 de noviembre de 1990 un policía que estaba vigilando una estación de Rostov vio a Chikatilo salir del bosque. Salio con un maletín y se limpió las botas y el abrigo que llevaba de barro. El policía se fijó un poco más en esta persona y vio que en la barbilla tenía una mancha de sangre. También parecía que se había herido en un dedo de la mano. Aun así, aunque parezca increíble el policía no detuvo a Chikatilo en ese momento.

Al día siguiente apareció el cadáver de una chica joven en el bosque. El comisario a cargo del caso pidió un informe de todos los policías que habían estado en la zona. Cualquier persona sospechosa en las últimas horas podía ser el asesino, y el policía informó del hombre saliendo del bosque manchado de barro y sangre.

Andrei Chikatilo fue detenido el mismo día y rápidamente confesó una buena parte de sus crímenes. El 20 de noviembre confesó más de treinta asesinatos, aunque luego se pudo ver que fueron bastantes más. Dijo en ese momento que se sentía como un lobo salvaje que necesitaba matar por instinto. Sin embargo, luego se pudo saber que sus crímenes estaban asociados a su impotencia sexual, la cual le tuvo siempre acomplejado. Confesó que matar era una forma de “calmar” esa rabia que sentía por no poder tener relaciones.

7 – El juicio de un Andrei Chikatilo enjaulado

bestia de Rostov

En la Unión Soviética el juicio de Andrei Chikatilo se consideró el “juicio del siglo. Las medidas que se tomaron fueron extremas e incluso se metió a Chikatilo en una jaula de hierro como si fuera una bestia peligrosa. Sin embargo, la jaula era realmente para proteger al propio asesino de posibles familiares que se quisieran vengar.

Los asesinatos habían sido tan horribles que había cientos de familiares que pedían que les dejaran a Chikatilo para hacer justicia. El juicio fue muy rápido y en apenas un mes ya tenían un veredicto. El 15 de octubre de 1992 Andrei Chikatilo el carnicero de Rostov fue declarado culpable de 52 asesinatos y condenado a muerte. Dos años después fue ejecutado en una prisión con un tiro en la nuca, librando al mundo de un terrible asesino en serie.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here