Cuando pensamos en drogas lo primero que nos viene a la cabeza es el cannabis, cocaína, heroína, pastillas y en menor medida el tabaco y el alcohol. Todas tienen algo en común y es que producen adicción. Es muy peligroso empezar a usarlas porque para muchos luego es muy difícil parar. Sin embargo, no son las únicas cosas que producen adicción. Se puede decir que casi cualquier cosa nos puede enganchar. El juego es un ejemplo y lo hace psicológicamente pero sigue siendo una adicción. Lo que no muchos saben es que hay alimentos adictivos que pueden ser iguales o peores que las drogas.

Algunos alimentos pueden ser tan adictivos que sin darnos cuenta podemos estar en un círculo sin salida. ¿Crees que exageramos? Y si te decimos que hay algunos alimentos que tienen los mismos efectos químicos que las drogas duras. Son perfectamente capaces de causarnos una adicción y tenerlos todos los días pensando cuando será la próxima “dosis”. Te contamos los más adictivos.

1 – Una “droga” llamada chocolate

chocolate

¿Quién es capaz de decir que no le gusta el chocolate? Lo ponemos el primero en nuestra lista de alimentos adictivos porque es lo más parecida a una droga que existe. El motivo es que contiene azúcar, grasas, teobromina y encefalina. Estos dos últimos son estimulantes y se pueden comparar a la cafeína que tomamos con el café. La teobromina es capaz de dilatar nuestros vasos sanguíneos y reducir la presión arterial dando una sensación de relajación. Algo parecido a lo que hacen ciertas drogas.

Por otro lado, la encefalina es algo que todavía se está probando para saber sus efectos. Aunque las personas no nos vemos demasiado afectados por esta sustancia, se ha visto que aumenta los receptores de opiaceos en el cerebro. Es algo parecido a lo que hace la morfina y la heroína. Lo que se sabe es que hace que queramos seguir comiendo chocolate, incluso si hemos comido una buena cantidad. Es como el que se fuma un cigarrillo y ya está pensando en encenderse el siguiente.

2 – Los refrescos azucarados

refrescos

Como uno de los reyes de los alimentos adictivos no podían faltar los populares refrescos que todos conocemos. Ya nos han avisado mucho sobre ellos, por lo que no es una sorpresa. Existen muchos tipos de refrescos pero seguro que la mayoría piensa en la Coca-Cola y Pepsi. Antes de empezar con el tema del azúcar hay que hablar de la cafeína. Aunque no tomes café, si te gusta beber refrescos te estás metiendo una buena dosis de cafeína. De hecho, hay estudios que muestran que la mayoría de nosotros tomamos cafeína de una manera o de otra a lo largo del día.

¿Qué hace la cafeína exactamente? Cuando nos bebemos un refresco la cafeína entre en nuestro torrente sanguíneo y llega al cerebro, donde activa los receptores de adenosina. Esto hace que las células nerviosas de nuestro cerebro se ralenticen. Al ocurrir esto nuestro cuerpo entra en estado de alerta y libera adrenalina, lo cual ocurre cuando notamos un peligro.

Por supuesto, no hay ningún peligro y nuestro cuerpo crea más adenosina para bloquear los efectos de la cafeína. Esto nos produce una sensación de bienestar y euforia. Una persona que bebe refrescos en exceso tiene que beber cada vez más para llegar a ese punto de satisfacción. Los refrescos también contienen otras cosas siropes, colorantes y por supuesto el azúcar. Una lata de Coca-Cola, Pepsi y similares contienen unas diez cucharadas de azúcar. Además de adicción nos puede causar enfermedades como la diabetes.

3 – Las patatas fritas de bolsa

patatas fritas

¿Quién nos se ha comido una bolsa de patatas fritas de bolsa de un tirón? Hay que reconocer que es un place abrir la bolsa con una cerveza o refresco e ir comiendo patatas mientras hacemos algo. Puede ser viendo una película, escuchando música o haciendo cosas con el ordenador. ¿Te has preguntado porque es tan difícil de parar de comer patatas fritas? Según algunos estudios dicen que el motivo es que son tan adictivas como las drogas duras. Cuando abres la bolsa y empiezas a comer, cuesta no acabar con todas las patatas.

Las patatas fritas de bolsa hacen que se libere dopamina en nuestro cuerpo. Esto hace que sintamos el mismo efecto que nos dan algunas drogas. Se ha podido comprobar que la sola imagen de las patatas fritas y otra comida basura, activa ciertas partes de nuestro cerebro. Estas mismas partes son las que se excitan en drogadictos cuando están tomando drogas.

4 – El queso es de los alimentos adictivos más potentes

queso adictivo

Se habla mucho del queso y el efecto que nos produce. Es de los alimentos adictivos que más nos hace “sufrir” estas adicciones y es comparable al chocolate. Se piensa que es el principal motivo por el que la gente se engancha a las pizzas. El motivo es que el queso contiene algo que se llama caseína, la cual libera moléculas opiáceas llamadas casomorfinas. Salen debido a una proteína que tiene la caseína y son tan adictivas como la morfina.

Las casomorfinas atacan directamente al cerebro como si fuera un chute de heroína, haciendo que este libere dopamina. Es exactamente el mismo efecto que tienen las drogas. Los fabricantes de quesos saben esto muy bien y les beneficia para vender más de sus productos. Por supuesto, no te convertirás en un drogadicto en el sentido literal de la palabra, aunque crea una adicción parecida a la que tienen los alcohólicos o cualquier otro adicto.

5 – ¿Es el café adictivo?

cafe

El tema del café es algo que viene desde hace mucho tiempo. El café es una de las bebidas más consumidas en el mundo y muchos de nosotros empezamos el día con el café. Pocos se conforman con tomarlo solo por la mañana y de hecho el ritual se repite durante todo el día. ¿Es por una adicción o porque simplemente está bueno? De nuevo la cafeína tiene mucho que decir sobre el tema.

Como ya se ha dicho, la cafeína es una de esas drogas que la mayoría de nosotros consume habitualmente. Ni siquiera pensamos en ello como una droga, pero lo cierto es que nos ayuda a liberar dopamina y sentirnos bien. Es otra de esas drogas legales aceptadas por la sociedad y en la que no vemos nada malo. Sin embargo, no hay que engañarnos. Si te pasas con el café hay posibilidades de que al final te genere una adicción. En el momento que lo dejes de tomar, puede haber efectos secundarios en tu cuerpo.

6 – El azúcar como droga

azucar

¿El azúcar es bueno o malo? Se habla tanto que muchos ya no saben que pensar. Hoy en día se cree que depende en como sea usada. El abuso de esta dulce sustancia puede provocar enfermedades y por supuesto una adicción. Se sabe que el azúcar provoca un efecto parecido a la cocaína ya que nos hace liberar dopamina. El problema es que cuanto más azúcar tomamos menos dopamina se libera (como la cocaína). Esto hace que se tenga que consumir más para sentirse bien.

Se sabe que la falta de dopamina cuando hay falta de azúcar puede dar lugar a depresión. Esto son los síntomas de cualquier droga, y de hecho los efectos del síndrome de abstinencia del cocaína son parecido a los de la cocaína. Hay algunos médicos que piensan que es incluso más adictivo que la cocaína. El problema es que encontramos azúcar en muchos alimentos hoy en día. Es complicado evitar esta sustancia.

Sin embargo, hay otros estudios que dicen que no es adictivo. De hecho, la universidad de Edimburgo hizo un estudio sobre esto y llegaron a la conclusión de que la gente tomaba azúcar porque le gustaba. No había adicción en ello. Aun así, la realidad es que hay más estudios que dicen lo contrario. De hecho, la hemos incluido en la lista de alimentos adictivos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here