En los años noventa hubo dos series que nos llegaron de Nueva Zelanda que arrasaron en todo el mundo, y fueron Hércules, con Kevin Sorbo y Xena, la Princesa Guerrera. La segunda fue realmente un spinoff de Hércules y en poco tiempo consiguió ser incluso más popular. La serie tuvo una duración de seis años y mezclaba varios géneros como el drama, la comedia, el musical, y todo ello alrededor de un entorno mitológico con guerreros, centauros y bellas mujeres. Aunque han pasado ya unos cuantos años desde que se dejó de emitir, hay algunos factores que posiblemente no sepas de esta exitosa serie.

foto-1

Para empezar, se suponía que Xena tenía que morir en la serie de Hércules. El personaje de Xena fue realmente una idea del productor Rob Tapert que quería a alguien que fuera todo lo contrario a Hércules. Mientras que Hércules tenía un carácter alegre, amigable y no conflictivo, Xena era lo opuesto. Pensaron que este contraste entre ambos personajes les daría una buena química a ojos de los fans de la serie. Sin embargo, el personaje de Xena solo tenía que durar tres episodios. Lo que pasó es que los productores se quedaron impresionados con este personaje femenino, y ya pensaron en hacer a Xena su propia serie.

La actriz que tenía que hacer de Xena

foto-2

La actriz Lucy Lawless ya había aparecido en Hércules dos veces en dos papeles diferentes. Cuando se estaba buscando una actriz que hiciera de Xena (la cual querían que fuera rubia), se pensaron en otros nombres como la británica Vanessa Angel. La hicieron la prueba y al final la contrataron para el papel. Sin embargo, se puso enferma antes del rodaje. Fue entonces cuando Tapert finalmente pensó en que fuera Lucy Lawless la que hiciera de Xena. Lo curioso es que Lawless es naturalmente rubia, pero se tiñó de morena para el personaje.

El actor Kevin Sorbo no quedó muy contento con el enfoque que se le estaba dando a la serie Xena. Este spinoff estaba consiguiendo tener mucho más éxito que su serie Hércules, y pensó que habían cometido un error al hacerla tan poderosa como su personaje de Hércules. Se suponía que Hércules era un medio dios y el hombre más fuerte del mundo. De repente aparece Xena la cual la muestran como si fuera si igual, y además con otras habilidades. Estas quejas de Sorbo fueron tan habituales, que el equipo de rodaje de Hércules en plan de broma escupía cada vez que escuchaban la palabra Xena.

La caída de caballo de Lucy Lawless

foto-3

La actriz llevaba haciendo de Xena apenas un año cuando realizó un segmento del programa nocturno de Jay Leno.  Algo salió mal y tuvo una caída del caballo rompiéndose la pelvis por varios sitios. La segunda temporada ya estaba en producción por lo que el accidente dificultó el rodaje. Los productores tuvieron que buscar maneras de continuar rodando las escenas mientras Lawless se recuperaba. Uno de los “trucos” que usaron fue que Xena poseyera el cuerpo de otros personajes de la serie, como a Calisto (Hudson Leick) y a Autolycus (Bruce Campbell). Aunque la caída de caballo fue grave, tuvo si lado positivo. Hizo a la actriz muy popular en los Estados Unidos y por tanto la serie recibió mucha más atención en este país.

A los hindúes no les hizo mucha gracia la serie

foto-4

El argumento de Xena está basado en la mitología griega donde se mezclan varias culturas y diferentes religiones. Algunos de los episodios tocan el tema del hinduismo, donde el dios Krishna es conjurado para salvar a Gabrielle, compañera de Xena. Dada la controvertida relación entre Xena y Gabrielle (entre la amistad y la relación sentimental), los hindúes no lo vieron con buenos ojos. Hubo una demanda para que quitaran los episodios de la televisión. Por otro lado, los fans de Xena comenzaron una campaña contra la censura.

Para calmar los ánimos, se editaron algunas partes de los episodios de la polémica. Aparte de esto, Lawless hizo una pequeña introducción diciendo que la serie trató de mostrar esa religión con todo el respeto del mundo. Parece que esto calmó un poco los ánimos.

Sobre el tema de la relación entre Xena y Gabrielle, hubo algunos problemas con los ejecutivos de la serie. Se estaba creando una gran expectación entre la comunidad de gays y lesbianas por esta relación. Esto no gustaba nada en los estudios de la Universal. Le dijeron a Rob Tapert que si la relación sentimental entre ambos personajes finalmente ocurría, había una gran subida de audiencia seguido de una caída y pérdida de interés total. Por este motivo la relación nunca quedó aclarada del todo.

Los créditos finales tenían un gran número de chistes

foto-5

Se puede decir que Xena, la princesa guerrera fue uno de los pioneros en poner bromas en los créditos finales de cada episodio. Estos chistes iban dirigidos principalmente a los fans de la serie. Parece ser que fue el ejecutivo Liz Friedman el que lo pensó después de ver un episodio de Hércules. Se le ocurrió que en los créditos al terminar el episodio, debía ponerse algo como “Ningún centauro fue dañado en el rodaje”. Comentó la idea al resto del equipo y se convirtió en algo habitual en Xena.

La mujer maravilla  tenía que haber aparecido en la serie

Hubo discusiones para que Xena y la mujer maravilla se encontraran en la serie. Se hablaron con las respectivas agencias de cómics que tenían los derechos de ambos personajes. Se llegó incluso a escribir el argumento y dibujar el cómic previo al rodaje del episodio. Sin embargo, la serie de Xena fue cancelada en el 2001 y todo se olvidó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here